SE DISTANCIA DE IU ANTE LOS PRESUPUESTOS

El Gobierno de Díaz rectifica al número dos del PSOE-A: no habrá banca pública

El “ente”. Es la única solución a la que, de momento, han llegado en el Gobierno andaluz para referirse a la creación de un futuro instituto de crédito

Foto: La presidenta de la Junta, Susana Díaz (c), la presidenta del partido, Micaela Navarro, y el secretario de organización, Juan Cornejo. (EFE)
La presidenta de la Junta, Susana Díaz (c), la presidenta del partido, Micaela Navarro, y el secretario de organización, Juan Cornejo. (EFE)

El “ente”. Es la única solución a la que, de momento, han llegado en el Gobierno andaluz para referirse a la creación de un futuro instituto de crédito o banca pública, aún no se sabe qué será, que negocian PSOE e IU contra reloj y de forma paralela a la aprobación de los próximos Presupuestos. Los socios minoritarios han supeditado su apoyo a las cuentas públicas a que salga delante de forma inminente la ley de banca pública, incluida en el pacto que ató a ambos partidos en la Junta. Quedan quince días para sellar este acuerdo y las posiciones, lejos de acercarse, se alejan. Hasta el punto de que la posibilidad de una ruptura y de un adelanto electoral, que ambos protagonistas se habían encargado de enterrar, vuelve a estar sobre la mesa.

El problema es que aún no existe acuerdo sobre qué naturaleza jurídica o qué funciones cumplirá este nuevo organismo de crédito, que pone en pie de guerra a los grandes de la banca privada y el Ibex 35 que han pasado por el despacho de la presidenta andaluza en San Telmo. El número dos del PSOE andaluz, Juan Cornejo, ha asegurado públicamente que la negociación estaba muy avanzada y que había coincidencia al 90% entre los socios. Incluso admitió que el proyecto de ley pediría una ficha bancaria al Banco de España, lo que colma las expectativas de IU, que quiere un plazo temporal para este trámite, y dejar la puerta abierta a que el ente opere en un futuro como un banco con todas sus letras. Pero el portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, ha matizado, y mucho, estas posiciones. Ni hay acuerdo ni la presidenta Susana Díaz va a aceptar ningún organismo que vaya más allá de un ICO andaluz.

“Será un instituto de crédito, no una banca pública. Es una cuestión semántica, no son sinónimos; tienen naturaleza jurídica y objetivos distintos”, zanjó Vázquez. Desde IU se remitieron a unas declaraciones públicas de su coordinador regional, Antonio Maíllo, asegurando que la futura ley debe “fijar mecanismos y plazos para solicitar la ficha bancaria”. En esta ala del Gobierno aseguraron con sorna que Vázquez no es portavoz del Ejecutivo, sino “portavoz de Susana Díaz” y se preguntaron si el eco de la posible creación de esta banca pública no ha inundado de llamadas de “sus amigos del Ibex 35” San Telmo. La tensión es evidente. Las diferencias, también.

El coordinador general de IU en Andalucía, Antonio Maíllo. (EFE)
El coordinador general de IU en Andalucía, Antonio Maíllo. (EFE)

El problema es también de tiempos. IU quiere que la ley del ente de crédito llegue antes de que finalice octubre para tener garantías de que se pondrá en marcha en esta legislatura. La parte socialista no tiene tanta prisa. “Llegará cuando esté terminada. Si se tiene que esperar, se esperará”, aseguró Vázquez. “Debemos ser pacientes y esperar a que llegue el anteproyecto de ley a este Gobierno, hay posiciones diferentes y buscamos un punto de encuentro”, insistió el portavoz.

Fuentes próximas a Susana Díaz insistieron en que, acudan o no al Banco de España a pedir una ficha bancaria –lo que aún, recalcaron, está por ver–, en ningún caso este organismo trabajará para captar depósitos privados ni emitirá títulos. “No es ese el modelo”, subrayan. El Instituto de Crédito Oficial, el ICO, el modelo que guía a la parte socialista del Gobierno tiene ficha bancaria pero restringida. IU insiste en que el acuerdo alcanzado en el Parlamento de Andalucía dice que “el instrumento tendrá ficha bancaria y depósitos y habla de captación de recursos de cualquier mercado, incluyendo el ahorro privado”.

El Parlamento andaluz acogió desde febrero a diciembre del pasado año un grupo de trabajo para la creación del instituto público de crédito andaluz y desde entonces asesores y diputados de PSOE e IU trabajan en un borrador del  proyecto de ley. Las conclusiones aprobadas en el Parlamento andaluz hablan de trabajar “con el fin de cumplir cuantos requisitos sean necesarios para la obtención de ficha bancaria”. Se necesita un capital mínimo de 18 millones para acudir al Banco de España a pedir autorización. El futuro organismo aglutinará todos los fondos reembolsables y ayudas a las empresas andaluzas que se recogen en el Presupuesto andaluz. Serán 1.428 millones de euros en el Presupuesto de 2015. Esto sí tiene la bendición de la patronal andaluza.

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios