COLAPSO INFORMÁTICO Y BAJAS DE FUNCIONARIOS

La juez Alaya y la Junta abren un nuevo pulso por la sobrecarga de su juzgado

Alaya ha enviado un escrito a la delegación de la Junta en Sevilla y al TSJA en el que reclama tres funcionarios más por bajas y alerta de la carga de trabajo

Foto: Fotografía de archivo de la juez de los ERE, Mercedes Alaya (EFE)
Fotografía de archivo de la juez de los ERE, Mercedes Alaya (EFE)

La juez Mercedes Alaya, instructora del caso ERE y del fraude de los cursos de formación, y la Junta de Andalucía mantienen abierto un nuevo pulso por la falta de personal y el colapso informático en los juzgados de Sevilla. La magistrada ha enviado un escrito a la delegación de la Junta en Sevilla y al Tribunal de Justicia de Andalucía (TSJA) en el que reclama tres funcionarios más por bajas y alerta de la carga de trabajo en su sección. La respuesta oficial de la Consejería de Justicia es que estudiarán su petición, pero con un aviso: ya dispone de un 50% más de personal que otros juzgados. El choque de trenes está servido.

El consejero de Justicia, Emilio de Llera, advirtió de que el juzgado de Alaya “no es el único con sobrecarga” y que su obligación es ayudar a todos los órganos con medios “finitos”. El Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, donde se instruyen las principales macrocausas por corrupción de Andalucía, cuenta con 15 funcionarios, frente a los 10 habituales en el resto, alegó. De Llera, fiscal en excedencia, se lamentó de que sólo se pregunte por la juez Alaya y recordó el colapso de los juzgados de lo Social o lo Mercantil, “donde ya no pueden soportar más los pobres”.

Fuentes judiciales trasladaron ayer que afrontan un problema informático grave que mantiene colapsado el sistema e imposibilita grabar nuevos documentos, lo que frena la investigación de Alaya sobre los cursos de formación. La instructora ha reclamado ya a la Junta los expedientes de los cursos desde 2001 a 2007, que custodia en una habitación precintada de la antigua Consejería de Empleo a la espera de su digitalización y traslado a los juzgados. También tiene en su poder los expedientes desde esa fecha hasta 2011, cuando se frenaron estas ayudas.

El consejero de Justicia e Interior, Emilio de Llera Suárez. (EFE)
El consejero de Justicia e Interior, Emilio de Llera Suárez. (EFE)

Asimismo ha reclamado los informes de la Intervención General de la Junta sobre los cursos de formación y los certificados expedidos a los alumnos desde la antigua fundación pública Faffe, adscrita a Empleo, ante la sospecha de cursos fantasmas que nunca llegaron a realizarse. La documentación supera los cinco millones de folios. Los técnicos informáticos han trasladado que los archivos informáticos no tienen más capacidad y que habría que borrar archivos para seguir digitalizando documentos.

La jueza, que no cesa de pedir documentación a la Junta, ha asumido esta nueva macrocausa conectándola con la de los ERE, aunque las investigaciones sobre los cursos de formación se mantienen abiertas en paralelo en cinco juzgados andaluces. Un juez de Cádiz ya se ha inhibido a su favor, lo que ha sido recurrido por uno de los principales imputados, el exconsejero de Hacienda Ángel Ojeda, detenido en la trama, acusado de acaparar hasta 50 millones de euros de estos fondos. La red investigada alcanza los 3.000 millones de fondos públicos.

La Consejería de Justicia difundió en un comunicado que el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla está dotado con una plantilla tipo compuesta por diez funcionarios, tres gestores, cinco tramitadores y dos funcionarios del cuerpo de auxilio, que es la misma que tienen los demás juzgados de Instrucción de Sevilla. A esta plantilla tipo, añade la consejería, se suman otros cinco funcionarios más de refuerzo nombrados por la Junta en 2010 y 2013 para "gestionar la ingente documentación" del juzgado. La consejería subraya que este aumento "pone de relieve el esfuerzo de la Junta por dotar a este juzgado del personal y medios que necesita para afrontar la instrucción de sus macrocausas".

El exconsejero andaluz de Hacienda Ángel Ojeda. (EFE)
El exconsejero andaluz de Hacienda Ángel Ojeda. (EFE)

Entre los medios técnicos aportados al juzgado de Alaya, la consejería precisa que recientemente han enviado dos escáneres y dos discos duros de alta capacidad, una fotocopiadora en color, una máquina destructora de papeles, una torre duplicadora, diversas multigrabadoras de DVD, innumerables discos y pendrives de alta capacidad y otros elementos informáticos diversos. Además, la consejería afirma que instaló en ese juzgado, con carácter preferente y alterando la planificación prevista, el nuevo sistema Lexnet de comunicaciones judiciales por vía telemática con el objetivo de agilizar las numerosas citaciones y notificaciones.

No es la primera vez que la juez Alaya libra un pulso ante la sobrecarga de su juzgado. Tras una baja por enfermedad renunció a un magistrado de refuerzo que le fue brindado por el TSJA y siguió personalmente al frente de las grandes macrocausas de corrupción que investiga.

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios