Susana Díaz pasa al ataque contra Rajoy frente al acoso del PP por la corrupción
  1. España
  2. Andalucía
LLEVARÁ AL GOBIERNO A LOS TRIBUNALES

Susana Díaz pasa al ataque contra Rajoy frente al acoso del PP por la corrupción

Andalucía llevará al Gobierno a los tribunales por incumplir el acuerdo de reformar la financiación autonómica y por “atropellar” el Estatuto de Autonomía

placeholder Foto: La presidenta de la Junta, Susana Díaz, durante su intervención en el debate (EFE)
La presidenta de la Junta, Susana Díaz, durante su intervención en el debate (EFE)

Debate de la comunidad en el Parlamento ¿de Andalucía? La presidenta de la Junta, Susana Díaz, se ha apuntado a la máxima de que la mejor defensa es un buen ataque y ha dejado claro que quiere estar en el foco nacional, pero no por los casos de corrupción de los ERE o el fraude de la formación que lastran a su Gobierno, sino por asumir en primera persona la oposición al Gobierno de Mariano Rajoy. Esa fue la hoja de ruta política que enseñó. Fue su principal argumento en su primer debate tras un año en la Presidencia.

Mientras que el secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, entraba en directo en el programa Sálvame de Telecinco para desconcierto de muchos diputados socialistas andaluces, Susana Díaz se empleaba a fondo en una dura ofensiva contra el presidente del Gobierno. La dirigente del PSOE va a recuperar la confrontación, el discurso del agravio y el castigo a Andalucía que tan buen rédito le ha dado a los socialistas en esta comunidad y que, hasta ahora, el PP andaluz no ha sabido cómo conjurar durante sus tres décadas en la oposición.

La estrategia del Gobierno andaluz tendrá dos pasos inmediatos. Un recurso al Tribunal Constitucional contra el modelo de financiación autonómica y la petición de una convocatoria urgente de un foro bilateral entre Andalucía y el Estado ante acuerdos “de trastienda” de Rajoy con el presidente de Cataluña, Artur Mas, o el de Valencia, Alberto Fabra, con la sugerencia de que hay prebendas económicas para estas comunidades.

Díaz sostuvo que el Gobierno ha acallado a aquellos de sus barones que reclamaban la reforma de la financiación con un reparto arbitrario de los fondos de convergencia que maneja el Estado. Las cifras: Cataluña, 700 millones; Valencia, 1.057; Andalucía, -426 millones de euros con datos del anteproyecto de ley de los Presupuestos del Estado difundidos por el gabinete de Díaz. El Gobierno andaluz va a resucitar el largo conflicto judicial que mantuvo con José María Aznar por la financiación autonómica a cuenta de 400.000 andaluces que no aparecían en el censo. Aquellas proclamas de que la derecha castiga y maltrata a Andalucía vuelven a la palestra.

Andalucía llevará al Gobierno a los tribunales por incumplir el acuerdo de reformar la financiación autonómica y por “atropellar” el Estatuto de Autonomía. Díaz elevará un nuevo recurso al Tribunal Constitucional acusando al Gobierno de incumplir la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (Lofca) y ha cuantificado en 8.000 millones de euros el dinero que Andalucía ha dejado de percibir desde 2009.

En su dura andanada contra el PP, la dirigente socialista ha recuperado el tono más duro de la confrontación contra el Gobierno central. “Agresión”, “castigo”, “agravio”, “desprecio” son algunas de las palabras elegidas por Díaz para calificar la actuación de Rajoy frente a Andalucía en un momento político con “amenazas muy serias” para el país, como ha quedado de manifiesto tras la celebración de la Diada de Cataluña y ante el “descrédito palpable” de la clase política.

Un posible adelanto electoral

El debate de la comunidad en Andalucía se celebra en mitad del ruido por un posible adelanto electoral en esta tierra que los socios de Izquierda Unida quieren zanjar de una vez. Antonio Maíllo, líder de IU en Andalucía, ha asegurado públicamente que tenía el compromiso político de Susana Díaz de que iba a anunciar durante el debate su intención de agotar la legislatura. Si existía, no se ha cumplido.

De momento, la socialista guarda silencio y se sigue moviendo en el terreno de la ambigüedad, pese a la evidencia de que se le agotan los tiempos para llamar a las urnas si Artur Mas adelanta sus elecciones y con las municipales de la próxima primavera. No piensa, aseguran en su círculo político más directo, aclarar cuál es su calendario político para nerviosismo de sus socios. Pero sí tuvo un gesto: dio por seguro que habrá Presupuesto andaluz para 2015, con lo que se deshace del principal argumento que ha manejado hasta la fecha para anticipar las andaluzas.

El PP, que ensayó con su secretaria general, Dolores López Gabarro, debutando en la portavocía, hizo el retrato que se esperaba sobre “la corrupción, el fraude y el descontrol” de los fondos públicos en Andalucía. Su líder, Juan Manuel Moreno Bonilla, sin escaño en el Parlamento, seguía atento el debate desde la tribuna de invitados, sin opción a palabra o réplica. Frente al “roja y decente” que entona Díaz cada vez que puede, el PP aseguró que “algunos se han puesto ‘moraos’ y usted los está amparando”.

Entre los anuncios más impactantes de la presidenta figura un nuevo cambio de rumbo en la política urbanística, con el anuncio de que habrá amnistía y se regularizarán miles de viviendas que están en el limbo en Andalucía. El Gobierno andaluz no ofreció más datos. Díaz, que arrancó hablando de corrupción, se ha comprometido a poner en marcha un portal en internet donde se publicarán todas las ayudas y subvenciones concedidas por la Junta y ha anunciado tres nuevos planes públicos para reflotar el empleo en una comunidad con un millón de parados. Eso sí, no ha situado ninguno de sus compromisos políticos más allá de final de año o el primer trimestre de 2015.

Susana Díaz Artur Mas Mariano Rajoy Juanma Moreno Junta de Andalucía
El redactor recomienda