SÍMBOLO DE LA ‘GUERRA’ JUNTA-PP EN ANDALUCÍA

Metro de Málaga: cinco años de retraso, no llega al centro y costará 2.000 millones

Será hoy a las 12.35 horas cuando la presidenta de la Junta dé la orden al puesto de mando para poner en marcha el Metro de Málaga tras 8 años de obras

Foto: Metro Málaga.
Metro Málaga.

Primero fue febrero de 2009. Luego el 11 del 11 de 2011 a las 11.11 horas y 11 segundos. Tampoco. Finalmente será hoy a las 12.35 horas cuando la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, dé la orden al puesto de mando para poner en marcha el Metro de Málaga tras ocho años de obras. La infraestructura costará 2.000 millones de euros hasta el año 2042… y aún no llega al centro de la ciudad.

El Gobierno andaluz se empeña en ofrecer sólo los datos positivos y más optimistas del transporte: se inauguran 12 kilómetros y 17 estaciones (de las líneas 1 y 2), el 81% de la red cuya finalización está prevista para finales de 2017. Dará servicio a una población –cuando esté terminado en su totalidad– de 216.000 personas (Málaga cuenta con 560.000 habitantes). Y ya lo podrán usar 150.000 personas (123.000 de la zona de la Carretera de Cádiz), zona del Oeste de la ciudad, una de las áreas más densamente pobladas de toda Europa.

¿Y del sobrecoste del Metro? “El anteproyecto no era un proyecto constructivo de la concesionaria. Se tenía que elevar a documento definitivo. Se presupuestó en 400 millones y al final para poner en marcha el Metro ha costado 599 millones. A finales de 2017 costará 790 millones”, reconoce a El Confidencial una fuente oficial de la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta, controlada por la consejera Elena Cortés, de Izquierda Unida.

Los 790 millones se quedan muy cortos. El Consejo de Gobierno andaluz aprobó el pasado 15 de julio una “cobertura presupuestaria” a la concesionaria de Metro Málaga que incluye tanto la subvención de capital necesaria para completar los trabajos como la subvención de explotación anual durante el periodo de concesión hasta 2042. La sociedad que construye el metropolitano está formada por FCC, Sando, Comsa, Azvi y Vera, con el 76% de las acciones, y la Agencia de Obra Pública de la Junta, con el 24%. La UTE se creó con un capital social de casi 77 millones de euros y un periodo de concesión de 35 años.

El alcalde, actor principal del retraso

La Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Málaga tendrán que aportar 237 millones en los primeros cuatro años de servicio. También destinarán otros 70 anuales entre 2018 y 2042. El alcalde Francisco de la Torre, del PP, es el actor principal en el retraso del proyecto. Por razones de inconveniencia del inicio de las obras en campaña de municipales y por su guerra contra “Sevilla”, es decir, contra la Junta que le ha reportado indudable rédito político con tres mayorías absolutas desde 2004.

De la Torre impuso además un trazado soterrado en el 75% del recorrido, a pesar de que cuando era teniente de alcalde y concejal de Urbanismo de la entonces alcaldesa Celia Villalobos se mostró partidario de un recorrido en superficie en una entrevista concedida en mayo de 1998: “El tranvía es la respuesta adecuada a las necesidades del transporte de Málaga”. Hace un año Alberto Garzón, líder emergente de IU, intervino en el debate: “La derecha defiende el metro subterráneo para que los obreros vayan por túneles y los ricos por encima con sus Audis”.

Metro Málaga.
Metro Málaga.

La infraestructura ya nace deficitaria, aunque algunos expertos en este transporte como Enrique Urkijo, primer director de Metro Málaga (2004-2009), ex director general de Desarrollo Estratégico de Renfe y ex director general adjunto del Metro de Bilbao, que ya lo dan por descontado, “a no ser que haya alguna operación urbanística por medio”, señala Urkijo en declaraciones a este diario.

Entre Estrasburgo y “nuestro” Aeropuerto de Castellón

Este directivo ferroviario lamenta que Málaga podría haber tomado el ejemplo de Estrasburgo, con 40 kilómetros de red y apenas 1,4 soterrados, “sólo en los puntos más conflictivos”. “Pero el Ayuntamiento”, subraya, “se encabezonó que en la línea 1 debía construirse con tuneladora, perdimos mucho tiempo y se empezó con la línea 2. Si hubiéramos empezado por la línea 1 hubiéramos llegado ya al Centro. Hubo mucho desacuerdo institucional. El kilómetro en superficie tiene seis veces menos coste”.

En realidad el Metro de Málaga empezó a desarrollarse en una época de pujante bonanza económica en la capital de la Costa del Sol, en pleno boom de la construcción y con enormes atascos en la ciudad, la sexta de España en población y que también será la sexta urbe del país en contar con esta infraestructura. El arquitecto Salvador Moreno Peralta, Premio Nacional de Urbanismo por el PGOU de Málaga de 1983, ha calificado en este diario la infraestructura como “nuestro Aeropuerto de Castellón”.

Punto negro de tráfico y billete subvencionado

La infraestructura, que no tiene previsto llegar a medio plazo ni al Parque Tecnológico de Andalucía ni a la zona Este de la ciudad, se inaugura con un importante punto negro de tráfico en la entrada al Hospital Clínico de Málaga, en la mitad del campus universitario de Teatinos, que obliga a parar el tráfico de vehículos. La Junta prevé que 4.000 coches dejen de circular durante el primer año de funcionamiento.

Cada billete del Metro de Málaga costará 4,20 euros. Como ese precio era inasumible, la concesionaria ha decidido subvencionar 2,85 euros el billete, que costará 1,35 euros. El objetivo sería llegar a 2018 --fecha en la que se prevé que esté funcionando con normalidad toda la red-- con 20,7 millones de usuarios al año.

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios