UGT-A creó un programa informático diseñado para pagar ‘mordidas’
  1. España
  2. Andalucía
ASÍ SE FINANCIABA EL SINDICATO DE PASTRANA

UGT-A creó un programa informático diseñado para pagar ‘mordidas’

Se trataba del programa contable SPYRO, puesto en funcionamiento desde 2010, que consistía en un “control de las diferencias entre las facturas emitidas por una serie de proveedores y lo verdaderamente servido”

Foto: Manuel Pastrana (i) y Francisco Fernández. (Efe)
Manuel Pastrana (i) y Francisco Fernández. (Efe)

La UGT de Andalucía capitaneada por Manuel Pastrana creó un software específico diseñado para defraudar. Se trataba del programa contable SPYRO, puesto en funcionamiento desde 2010, que consistía en un “control de las diferencias entre las facturas emitidas por una serie de proveedores y lo verdaderamente servido”, según consta en el sumario del caso que instruye el Juzgado de Instrucción número 9 de Sevilla al que ha tenido acceso El Confidencial.

Este “bote” era gestionado porFederico Fresneda, exsecretario de Administración con Pastrana, y que fue detenido, yMaría Charpín, exsecretaria de Gestión Económica, que designaban también los proveedores, “todos ellos de confianza, para justificar las ayudas”. La emisión de las facturas generaba un saldo a favor del sindicato que debía ser “gestionado adecuadamente”. Para ello, se llevaban las hojas de cálculo y a partir de 2010 desarrollaron este software que sustituyó el saldo de proveedores por el de “gestión de botes”.

El 100% de los gastos de estructura del sindicato y casi el 100% de los gastos de personal quedaban cargados a distintos programas por los que la organización recibía subvenciones.Era el secretario de Administración quien fijaba los porcentajes. A saber: el 40% de los gastos de mantenimiento de la estructura (agua y luz) y el 40% de los gastos de personal, se cargaban a programas de Formación Ocupacional.

El departamento de Compras era el responsable de recibir las facturas de los proveedores.José Miguel Galdeano, un trabajador del departamento de Administración, declaró ante la Guardia Civil que cuando recibía una factura cuyo concepto no era válido para justificar el gasto la devolvía al departamento de Compras. Esta situación provocó un desajuste entre el departamento de compras y justificación, con el de contabilidad, que condujo a la creación del programa contable SPYRO.

Comisiones de constructores y promotores

Fue Charpín la que trasladó a la empresa que creó el software las indicaciones dadas por los empleados para dar continuidad a los sistemas de financiación descritos en el nuevo programa “por lo que era valedora y conocedora, como responsable del área Económica de la utilización de estos sistemas”, según el informe de la Guardia Civil, que también explica que todos losproveedores que querían trabajar para UGT Andalucíadebían entregar a ésta un porcentaje que oscila entre el 3% y el 20% de todo lo servido. Los principales proveedores de confianza fueron las empresas Canon, Viajes Macarena, Asesores de Viajes, Lireco, Publicar, Imprenta Pineda, Lienzo Gráfico, Chavsa, Siosa y Karonte.

placeholder La exsecretaria ejecutiva de UGT-A, María Charpín. (Efe)

Existían otros ingresos muy importantes de comisión, que eran los pagados por constructores o promotores inmobiliarios que trabajan para el sindicato. Estas comisiones no eran controladas desde el departamento de Compras, ya que eran gestionadas directamente por el departamento de Contabilidad que dirigíaFrancisco Mateos. A principios de 2012, Mateos avisó por correo electrónico a Compras de que un carpintero que trabajaba para UGT llamado José Labrador iba a hacer un ingreso en efectivo.

En sobres de 500 euros

“Al día siguiente se presentaron Labrador y otra persona llamadaFrancisco Fuentes Cachinero. Ese día hicieron un ingreso de 16.000 euros en billetes de 500 euros que se correspondía con una factura emitida por el propio Cachinero bajo el concepto de mantenimiento de aulas”, explica el Instituto Armado en el sumario del caso. Las mismas personas se presentaron para realizar otro ingreso metálico de 50.000 euros correspondiente a otra factura emitida por la empresa Construcciones Reina. Estos fondos fueron utilizados, los primeros 16.000, "para pagar las cantidades asignadas a los miembros de la Ejecutiva Regional que alcanzaban los 900 euros".

Se trataban de asignaciones que eran justificadas por todos los miembros de la Ejecutiva, siempre por los mismos kilómetros y las mismas cantidades en comidas y otros gastos. Además, eran posteriormente cargadas a una subvención que, en concepto, de Subvención a Organización Sindical, concedida por la Junta de Andalucía. ¿Qué pasó con los restantes 50.000 euros? Se ingresaron en varios sobres de 2.800 euros cada uno en cuentas bancarias tituladas por UGT-A. De este modo se lograba “evitar que se comunicase al Banco de España el ingreso por el total”.

UGT Software Subvenciones Manuel Pastrana Estafa de la formación
El redactor recomienda