TRAS LA ENTREVISTA A SU SECRETARIA GENERAL

UGT-A ataca a 'El Confidencial' pero sigue ocultando su gasto en nóminas

UGT-A es opaca como un muro de plomo y no facilita cuánto dinero gasta al mes en las nóminas de sus trabajadores. En la sede trabajan 30 personas

Foto: La secretaria general de UGT-Andalucía, Carmen Castilla. (EFE)
La secretaria general de UGT-Andalucía, Carmen Castilla. (EFE)

UGT Andalucía es opaca como un muro de plomo y no facilita cuánto dinero gasta al mes en las nóminas de sus trabajadores. En la sede regional trabajan 30 personas. Este diario preguntó a Carmen Castilla, secretaria general del sindicato, en el transcurso de una entrevista que se prolongó una hora y 23 minutos, qué cantidad destinaba la organización a los salarios de sus empleados. Castilla desconocía el dato y contestó: “No lo sé. Se lo digo a mi secretario de Administración. ¿Para qué te voy a dar una cifra y te voy a equivocar? Yo no puedo controlarlo todo, lo controlo casi todo. Me lo leo todo, todo, eso sí, porque duermo tres horas al día”, declaró.

Castilla precisó: “No quiero errar ni un euro. Doy cifras reales y cosas reales. Yo no miento y no estoy aquí para mentir. No tengo nada que perder y nada que ganar”. El secretario de Comunicación, José Ginel, se comprometió a informar del dato. Eso fue el martes 10. El viernes 13, sobre las 15 horas, Ginel aún no había contestado. El Confidencial contactó por teléfono con este miembro de la Ejecutiva Regional y se excusó diciendo: “El compañero que tiene ese dato no está ya en la sede, se encuentra en Málaga y hasta el lunes no te lo puedo decir”.

Este diario publicó el lunes 16 la primera parte de la entrevista con Carmen Castilla. Ginel atendió tras varias llamadas perdidas a este diario (“estaba reunido en un Comité”, informó), pero siguió sin aportar el dato. “El compañero que lo tiene no está del todo liberado, trabaja también fuera del sindicato y todavía no tengo ese dato”, remarcó sin indicar cuándo estaría disponible dicha información para su publicación.

El secretario de Comunicación de UGT Andalucía telefoneó ayer a El Confidencial a las 10:18 horas. La llamada no era amistosa, todo lo contrario que la del lunes, en la que incluso felicitó al redactor por la entrevista. Esta vez el hombre de confianza de Carmen Castilla llamaba en nombre de su secretaria general muy molesto por el contenido de la segunda parte del encuentro de este diario con Castilla y, sobre todo, por incluir los nombres y los argumentos de Germán Domínguez, exsecretario de Formación, y Ana Pérez Luna, exsecretaria de la Mujer, en las ejecutivas de Manuel Pastrana y destacados miembros críticos de la actual dirección del sindicato.

Anunció que redactarían un comunicado de protesta tras expresar su lamento: “Ya podrías haberte limitado a publicar la parte de ayer y no la de hoy", explicó al autor de la información. En su cuenta de Twitter, Carmen Castilla escribía: “Lamentable como (sic) ha sido tratada mi entrevista en el confidencial de hoy, no se puede confiar en quién miente de una forma tendenciosa”.

El comunicado enviado a este medio era un copia y pega del comunicado titulado El Confidencial, un referente de malas prácticas periodísticas que aquí se enlaza. El texto, de seis puntos, incluidos tres párrafos (uno de preámbulo y otro de epílogo), acusa a este diario de ofrecer información “de forma tergiversada, tal y como era previsible, viniendo de un medio que se caracteriza por hacer este tipo de acciones”.

Este diario, sin embargo, se limitó a constatar que la entrevista no era un cara a cara con la secretaria general del sindicato. En ningún caso se intentó “acorralar” a Carmen Castilla. Tampoco se puso en ningún momento en duda la solvencia profesional de las periodistas de UGT Andalucía, que también ejercen de asesoras de prensa.

En el texto también queda muy claro lo que quiere decir Carmen Castilla. No hay tergiversación y se especifica que la secretaria general de UGT Andalucía aclara que la decisión de convocar primarias “no la puede tomar ‘sola’, sino vía consulta con los consejos provinciales y comités”, como se publica en la penúltima y última línea del primer párrafo de la entrevista.

El término “presunto” (en este caso utilizado en femenino, “presunta austeridad”) no es en ningún caso “deleznable”, como lo califica el comunicado de prensa de UGT. Como este diario no ha tenido acceso a las cuentas del sindicato (en principio está previsto que se publiquen en la web antes de agosto), no puede valorar la gestión económica de la Comisión Ejecutiva Regional. Cuando El Confidencial ha publicado información sobre las supuestas facturas falsas del sindicato, jamás ha condenado a UGT. Al sindicato sólo lo podrá condenar o absolver una sentencia judicial.

Este diario, que no falsea ni esta ni ninguna otra información, no se explica cómo el sindicato protesta por las propias declaraciones que formula su secretaria general sobre su negativa a que existan sobresueldos. Por último, UGT Andalucía denuncia que este medio “carece de rigor periodístico, que falta a la verdad y miente a sus lectores”. En ningún caso, como se puede comprobar en las respuestas, se ha faltado a la verdad en la entrevista a la secretaria general del sindicato en Andalucía. Eso sí, los gastos de UGT en nóminas siguen sin llegar.

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios