MANO DERECHA DE BRAULIO MEDEL DESDE 1991

Imputado el jefe de la comisión de control de Unicaja en el ‘caso Facturas’ de Almería

Tiempos convulsos para Medel. A su imputación en el caso ERE se le une la de uno de sus hombres de máxima confianza desde 1991: Ramón Sedeño

Foto: La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y el presidente del Unicaja Voleibol Almería, Ramón Sedeño. (EFE)
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y el presidente del Unicaja Voleibol Almería, Ramón Sedeño. (EFE)

Tiempos convulsos para Braulio Medel, presidente de Unicaja. A su imputación por la juez Mercedes Alaya en el caso ERE, el aplazamiento de su declaración hasta el 5 de junio “por razones personales”, y el conocimiento de los vasos comunicantes políticos de Medel con exconsejeros implicados en escándalos, que adelantó El Confidencial, se le une también la imputación de uno de sus hombres de máxima confianza desde 1991. Ramón Sedeño, presidente de la comisión de control de Unicaja y exvicepresidente primero de la entidad, ha sido imputado en el caso Facturas de Almería.

La imputación de Sedeño, cuya proyección pública ahora se exhibe sobre todo al presidir el Club Unicaja Voleibol Almería, se amplía a otros dos directivos del equipo dentro de la investigación que desde hace un año examina la presunta malversación de más de 450.000 euros de dinero público a través de la emisión de "facturas ficticias" en Patronato Provincial de Turismo entre los años 2009 y 2011, cuando lo pilotaba el PSOE.

La imputación de Sedeño no guarda relación en principio con su puesto en Unicaja, en el que disfruta de un despacho en la sede central de la caja en Almería, aparte de ser uno de los escasos directivos que cuenta con coche oficial. El cargo de Sedeño, presidente del club de Voleibol que patrocina la caja (actual Unicaja Banco) es uno de los más relevantes de la entidad financiera, según se precisa en los artículos 81 y siguientes de la Ley 15/1999 de cajas de ahorros de Andalucía.

El presidente de Unicaja, Braulio Medel. (EFE)
El presidente de Unicaja, Braulio Medel. (EFE)

La comisión de control es relevante. Es la que controla los procesos electorales internos, tiene la competencia de organizar la comisión de auditoría de la caja, controla de legalidad de los acuerdos y vigila también que cualquier resolución se adecúe a lo aprobado en la asamblea. Esta comisión está formada por 12 miembros, aunque actualmente hay cuatro vacantes. De los ocho cubiertos, cinco son empleados de Unicaja, dos son representantes de Comisiones Obreras y de UGT y otro es Sedeño, propuesto por el PSOE en el Parlamento de Andalucía.

Policía municipal, concejal y a la caja

¿Cuál es el trabajo del presidente de la comisión de control de la entidad? Reunirse una media de una vez al mes (antes, cuando no existía Unicaja Banco, eran dos veces al mes). “En los tiempos que la profesionalidad se impone no se puede entender cómo Sedeño sigue en el cargo, sobre todo, tras su imputación. Además, preside un órgano que realiza informes que tiene que enviar a la Junta de Andalucía de modo permanente”, subrayan a El Confidencial fuentes financieras andaluzas.

Ramón Sedeño, sin conocimiento financiero ni formación especializada alguna, fue policía municipal y llegó a ser concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Almería en la década de los ochenta, cuando la corporación municipal la presidía el PSOE. Medel lo ascendió en 1991 a vicepresidente primero de Unicaja por haber sido uno de los artífices de la fusión de la Caja de Ahorros de Almería con las de Cádiz, Málaga, Antequera y Ronda. Natural de la barriada popular de la Cañada de San Urbano de Almería, entró en la caja almeriense (luego Unicaja) en el departamento de informática. De ahí a la Vicepresidencia y luego a la comisión de control.

 

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios