Es noticia
Menú
El decreto “de la parte contratante”
  1. España
  2. Andalucía
DOS disposiciones CONTRARIaS EN 24 HORAS

El decreto “de la parte contratante”

Parecía irrisorio, como si fuera una película de los Marx... Si no se tratara de la (¿primera?) gran crisis del Gobierno de la Junta de Andalucía

Foto: Susana Díaz. (Reuters)
Susana Díaz. (Reuters)

Parecía irrisorio, como si fuera el remate de Una noche en la Ópera con la desternillante secuencia interpretada por Groucho Marx con… “La parte contratante de la primera parte es igual a la parte contratante de la primera parte”. Pero no, se trataba de una cosa muy seria: nada menos que la (¿primera?) gran crisis del Gobierno bipartito de la Junta de Andalucía.

Los tres decretos los ha firmado la misma presidenta: Susana Díaz. Al final el que vale es el que salió publicado ayer sábado en el BOJA, que en realidad se remite a “la parte contratante” del 9 de septiembre, cuando Díaz organizó las consejerías de su primer Ejecutivo tras suceder el 7 de septiembre a José Antonio Griñán al frente de la Junta de Andalucía.

Así decía la norma de este fin de semana: “Decreto de la Presidenta 2/2014, de 11 de abril, por el que se deroga el Decreto de la Presidenta 1/2014, de 10 de abril, por el que se modifica el Decreto de la Presidenta 4/2013, de 9 de septiembre, de la Vicepresidencia y sobre reestructuración de consejerías”.

El problema es que Susana Díaz ha firmado dos decretos, apenas con 24 horas de margen, en el que la jefe del Ejecutivo andaluz se contradecía a sí misma. En el primero quitó las competencias de vivienda a la Consejería de Fomento que pilota Elena Cortés. Se trataba de un golpe de autoridad. En el segundo, la propia presidenta reculaba e intentaba reconducir la situación, firmando la vuelta a la aparente normalidad política… y bucrocrática. Aunque de lejos parece sonar lo de “la parte contratante…".

Parecía irrisorio, como si fuera el remate de Una noche en la Ópera con la desternillante secuencia interpretada por Groucho Marx con… “La parte contratante de la primera parte es igual a la parte contratante de la primera parte”. Pero no, se trataba de una cosa muy seria: nada menos que la (¿primera?) gran crisis del Gobierno bipartito de la Junta de Andalucía.

Susana Díaz Izquierda Unida
El redactor recomienda