DURO REVÉS PARA LA JUEZ ALAYA

La Audiencia de Sevilla ‘indulta’ las comilonas en la Feria de Abril

Las comilonas de la Feria de Sevilla y un gran surtido de facturas presuntamente falsas de UGT Andalucía han recibido un inesperado 'indulto'

Foto: La juez Mercedes Alaya, ante los juzgados de Sevilla. (Efe)
La juez Mercedes Alaya, ante los juzgados de Sevilla. (Efe)

Las comilonas de la Feria de Sevilla y un gran surtido de facturas presuntamente falsas de UGT Andalucía han recibido un inesperado indulto por parte de la Audiencia Provincial de Sevilla. La gran perjudicada es la juez Mercedes Alaya, titular del Juzgado de Instrucción número 6 de la capital andaluza, quien ve cómo una parte importante del caso de la UGT se queda fuera de su jurisdicción.

La explicación aportada la Audiencia Provincial de Sevilla para arrebatarle esta pieza clave de la causa del sindicato es que no existe conexión alguna con los ERE falsos y la partida 31L, el llamado fondo de reptiles que denunció Francisco Javier Guerrero, exdirector general de Trabajo de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía. Una cena de abril de 2010 en la Feria de Abril de Sevilla, a la que acudieron 150 personas con posterior barra libre, sufragada en su integridad, por un importe de 12.716, 23 euros, es uno de los principales casos que ya no investigará Alaya por decisión de la Audiencia.

Esta factura forma parte del expediente presentado en su día ante la entonces Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía, justificativo de una subvención anual concedida al sindicato, cuyo objeto es el de "manutención y alojamiento de miembros del sindicato implicados en negociaciones colectivas”, indica la denuncia. La subvención, al amparo del VII Acuerdo de concertación social de Andalucía, firmado por la Junta, los sindicatos y la CEA (Confederación Empresarial de Andalucía), fue abonada al sindicato y asciende a 700.000 euros. Estos acuerdos de concertación han costado 128.000 millones de euros desde 1993.

Alaya llevará menos casos

Martín de la Herrán, coordinador de UPyD Andalucía, personado en esta causa, califica en declaraciones a El Confidencial como “muy extraño y sospechoso” retirar la instrucción a la juez. “En primer lugar, porque ya está muy avanzada y lo hará retrasar todo mucho. Esa medida beneficia a cualquier cosa menos a la Justicia”, señala. Y añade: “Espero que esto no implique la nulidad de actuaciones, pero desde luego me llama mucho la atención y es sorprendente la decisión”.

Marisco a cargo de la Junta

El despilfarro y el uso de los fondos públicos por parte de la UGT pilotada por Manuel Pastrana contó con episodios como el de una factura de una mariscada por valor de 2.047 euros disfrutada por ugetistas y a cargo de una subvención de la Junta de Andalucía. El convite tuvo lugar en diciembre de 2009 en el restaurante Muelle Delicias de Sevilla. ¿Cuál era el concepto? “Comida acciones difusión VII acuerdo”. Se referían al VII Acuerdo de concertación social. Estos gastos han costado 128.000 millones de euros desde 1993.

Alaya, que en principio sí seguirá con la pieza de los cursos de formación de UGT que abrió el pasado mes de septiembre y que está bajo secreto de sumario, continúa abriendo nuevos frentes judiciales en esta macrocausa que no parece tener fin y que se prolonga ya más de tres años en un juzgado enmarañado con el caso de los ERE, Mercasevilla y la venta del Real Betis. 

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
39 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios