pasó de verse con el ayuntamiento

Tortuoso día de Susana Díaz en Marbella con un policía herido por evitar los abucheos

Susana Díaz no llegó ayer con buen pie a Marbella en su primera visita como presidenta de la Junta a la ciudad costasoleña. Y un policía acabó pagando los cristales rotos

Foto: La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz (EFE)
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz (EFE)

Susana Díaz no llegó ayer con buen pie a Marbella en su primera visita como presidenta de la Junta a la ciudad costasoleña. Nadie de su entorno le dijo que esa mañana no se pusiera tacón porque nadie sabía que la presidenta tendría que andar por un auténtico sendero de cristales rotos tras una sucesión de protestas a su paso.

Todo parecía normal hasta su aparición a las 12:30 h de negro y rojo. La visita era puro protocolo, un simple discurso de inauguración en las jornadas sobre ordenación urbanística, y, luego, a preparar su maleta para su viaje a Bruselas...

Sin embargo, la mandataria andaluza llegó con muchas prisas. Para evitar en las puertas del centro Andalucía LAB a un grupo de miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) que lanzaba “pestes” sobre ella, ordenó cambiar de puerta de acceso. Los policías que vigilaban la entrada trasera tuvieron que obrar a toda prisa para garantizar su seguridad y uno de los miembros de la Unidad Avanzada de la Policía Nacional acabó atravesando una de las lunas rompiendo la puerta, y tuvo que ser evacuado a toda prisa a un centro hospitalario. Susana Díaz apretó el paso y franqueó los cristales rotos que había dejado el agente.

Más sorpresas en el interior

Tras el incidente con la puerta la presidenta de la Junta se encontró una nueva protesta en el interior de la recepción: una veintena de monitores de los colegios públicos (@monitoresenlucha) que vestían camisetas con lemas de protesta por su despido la rodearon para exigirle una respuesta. La mandataria no se achicó y les regaló buenas palabras para tranquilizarlos. Sin quitarse la sonrisa de la boca garantizó a este colectivo, formado por 840 trabajadores en toda Andalucía, que fijará una reunión en los próximos días al objeto de estudiar su situación y su posible incorporación a la convocatoria que la Junta va a llevar a cabo a través del Servicio Andaluz de Empleo (SAE).

Foto: @angelesrodrigu
Foto: @angelesrodrigu
Con tanto ajetreo, la presidenta veía inacabables los pasillos que circundaban la sala de conferencias, en la que tenía que pronunciar su alocución en las jornadas "La Costa del Sol: Hacia un nuevo modelo territorial", impulsadas por la Cátedra Rafael Escuredo de Estudios sobre Andalucía. Allí, ya arropada por los suyos, se sosegó y anunció que el Gobierno andaluz ultima un decreto sobre las competencias de ordenación del territorio y urbanismo, que estará listo en febrero y cuyo objetivo es facilitar a los ayuntamientos andaluces la obtención de sus planes generales, reduciendo así el papeleo y el tiempo necesario para ello. En este sentido, la presidenta se comprometió además a reactivar el sector de la construcción, puesto que "600.000 andaluces que han perdido su empleo vienen de aquí", al igual que muchas pequeñas y medianas empresas, que "se han visto abocadas al cierre".

Marbella no tendrá rascacielos

Díaz no quiso atender a la prensa, pero El Confidencial le mostró la fotografía del díptico que representa a estas jornadas (rascacielos y mar) y le preguntó sobre su postura con los rascacielos en Marbella. "¿Rascacielos? Sólo vamos a impulsar la identidad de cada municipio, creo que está bastante clara mi postura ¿no?". Después, tras una breve reunión con algunos miembros de su partido, salió corriendo del edificio y –también por la puerta de atrás– dio plantón a medio centenar de medios de comunicación.

Algún parlamentario marbellí de su partido echó de menos que la presidenta se posicionara de una manera más clara sobre el nuevo modelo territorial de Marbella. En su visita, ningún político del Ayuntamiento apareció por el LAB. La alcaldesa le había solicitado una reunión institucional aprovechando su visita a la ciudad, pero Díaz dio calabazas a una carta en la que Ángeles Muñoz le decía que "espero que aproveche esa visita para que nos permita poder abordar asuntos pendientes y tener un encuentro institucional, ya que Marbella tiene la importancia y un peso económico y turístico en la región como para que una visita institucional a su ayuntamiento entre en los planes de la presidenta del Gobierno andaluz. Marbella es la quinta ciudad de Andalucía en cuanto a actividad económica, y una de las ciudades más importantes turísticamente hablando y económicamente hablando, y eso debe tener reflejo en la agenda de la propia presidenta".

El caso es que la mandataria autonómica no quiso cruzar el arco marbellí, se subió en su coche oficial de cristales tintados y puso rumbo a Europa. Destino, Bruselas.

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios