mañana en jaén y por la debilidad de zoido

Cospedal reúne a los líderes provinciales del PP andaluz para sofocar la crisis

La secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, se reunirá mañana en Jaén con los ocho presidentes provinciales del PP-A

Foto: Cospedal con Arenas y Zoido en el Congreso del PP andaluz de 2012. (EFE)
Cospedal con Arenas y Zoido en el Congreso del PP andaluz de 2012. (EFE)

La secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, se reunirá mañana en Jaén con los ocho presidentes provinciales del PP en Andalucía para intentar apaciguar la crisis interna de este partido en la región y las pugnas entre 'barones' surgidas por la debilidad del liderazgo del actual presidente regional, Juan Ignacio Zoido, y por la rivalidad desatada ante la designación del candidato de este partido a la Presidencia de la Junta de Andalucía.

La reunión de Cospedal con los dirigentes provinciales, que para disimular el alcance de la crisis interna se ha adornado con la celebración de una 'interparlamentaria' de los populares andaluces, tiene como única misión, según fuentes de este partido, pedir a todos esos dirigentes "tiempo y silencio" para que se puedan resolver los problemas internos. Lo que ha precipitado los acontecimientos en las últimas semanas, desde la vuelta de las vacaciones de agosto, ha sido la pugna ya abierta en el seno de este partido por ganar posiciones en la carrera hacia la próxima candidatura a la presidencia de la Junta de Andalucía. Cuando, en marzo del año pasado, Javier Arenas abandonó la presidencia regional, tras fracasar en su cuarto intento por desbancar al PSOE del Gobierno andaluz, se improvisó un modelo de transición que ha acabado naufragando estrepitosamente. La elección del alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, como presidente regional degeneró, primero, en un enfrentamiento político con su antiguo mentor, Javier Arenas, y posteriormente en una crisis de liderazgo en el partido, por la imposibilidad material y física de compatibilizar el gobierno de la Alcaldía hispalense y la oposición en la Junta de Andalucía.

Reunión comité del pp en sevilla
Reunión comité del pp en sevilla
Como quiera que el propio Zoido se ha ido descartando, progresivamente, como posible candidato del PP andaluz a la Junta de Andalucía, lo que ha ocurrido es que quienes sí aspiran a ese puesto hayan comenzado a fijar posiciones, recabar apoyos internos y, en algunos casos, a intentar deteriorar a los posibles rivales con diversas filtraciones de prensa. Desde septiembre, esa tensión interna ha evolucionado de soterrada a pública, de forma que ya no existe presidente provincial que no tenga diseñada su propia estrategia en función del candidato al que podrían apoyar. Todo ello, con el denominador común de críticas generalizadas a la actual dirección, encabezada por Zoido, por la deriva política en la que se encuentra este partido desde las últimas elecciones andaluzas. Ni cohesión interna, ni discurso unificado ni estrategia política. El deterioro ha llegado al punto de que los presidentes provinciales hace meses que no se reúnen con la cúpula regional del partido. Ni la dimisión de Griñán ni la elección posterior de Susana Díaz como presidenta andaluza ha merecido una reunión de todos los dirigentes provinciales con la cúpula regional del partido para analizar la situación y consensuar estrategias. Un destacado alcalde andaluz lo resumía con una frase demoledora: "Que no nos recibiera Griñán como presidente de la Junta, es algo que nos podíamos esperar, pero que no nos reciba Zoido como presidente del partido es, sencillamente, inconcebible".

Lo lógico es que, en ese ambiente de crisis interna y falta de liderazgo, las que hayan proliferado sean otras pugnas por conquistar el espacio que hoy se ve vacío e intentar ocuparlo. Y la candidatura a la Presidencia de la Junta de Andalucía es el primero paso. Las opciones que han comenzado a surgir son diversas, pero ha sido la rivalidad entre dos estructuras provinciales, las de Málaga y Sevilla, la que ha llegado más lejos y la que más preocupa. En esa pugna, se sitúa por un lado, en el del sector de Sevilla, el propio secretario general del PP andaluz, José Luis Sanz, que no suele ocultar sus ambiciones en este sentido y que ya ha comenzado a promocionar su candidatura por las diversas provincias. En el otro lado, en el de la potente organización de Málaga, está el secretario de Estado de Servicios Sociales, Juan Manuel Moreno, apoyado, también de forma indisimulada, por los dirigentes de aquella provincia para que lidere el partido en el futuro y se enfrente en las próximas elecciones a la nueva presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. Entre ambos, también existen otras opciones, aunque con menos fuelle, como la actual delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, o el alcalde de Córdoba, Juan Antonio Nieto.

Reunión del comité ejecutivo regional del pp andaluz
Reunión del comité ejecutivo regional del pp andaluz
Ese es el panorama interno y lo que se olvida, o en la dirección nacional del PP consideran que se olvida, es que quien tiene la última palabra en el proceso de elección del candidato a la Junta es el presidente del partido, Mariano Rajoy, y que con toda probabilidad será él quien decida, cuando lo considere oportuno y después de oír a varias personas de su entorno. Es decir, que la situación actual sólo puede provocar desgaste interno y externo. Pero nada más. De ahí que la secretaria general del Partido Popular baje este martes hasta Jaén, ante la debilidad del liderazgo de Zoido para imponer su autoridad, para pedirle a los presidentes provinciales "tiempo y silencio" a la espera de que Rajoy se decida a despejar la candidatura. ¿Y cuándo se producirá la designación? "Desde luego, no en este momento", se afirma en el seno del Partido Popular. Como todo en el PP, los plazos para la elección del candidato a la Junta de Andalucía están pendientes de la evolución del caso Bárcenas. "El presidente Rajoy -afirman- no va a mover ni un dedo hasta que no se despeje la vertiente política del caso Bárcenas, y esa cuestión no se va a despejar antes de enero. Una vez que eso suceda, Rajoy actuará como le gusta actuar, de una sola vez para encajar al mismo tiempo todas las piezas del puzle".

Las 'piezas del puzle' son diversas y, además, están relacionadas entre sí porque la resolución de algunas determina a las otras. Por ejemplo, la elección de los candidatos al Parlamento Europeo y a la Junta de Andalucía puede afectar al Gobierno, si alguno de los actuales ministros va en esas listas. (El nombre de Arias Cañete, por cierto, se sigue manejando como posible candidato en el caso de que Rajoy se decida por él). En ese caso, la salida de ministros provocaría la primera crisis de Gobierno, la entrada de otros dirigentes y, en consecuencia, cambios también en la propia estructura orgánica del PP. Elecciones, gobierno y partido. Ese es el puzle completo, y cualquier precipitación que pueda alterar los tiempos de Rajoy, como la creciente crisis andaluza, se intenta cortar de raíz. Cospedal lo intentará el martes. No se reunirá con los presidentes provinciales ni para decantarse por algún candidato ni para desacreditar a algún otro. Sólo tiene una misión: apagar el fuego.

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios