Es noticia
Menú
José Antonio Rodríguez: el alcalde 3.0 de España
  1. España
  2. Andalucía
EL PRIMER EDIL DE JUN ARRASTRA A 31.000 SEGUIDORES

José Antonio Rodríguez: el alcalde 3.0 de España

Su timeline de Twitter es un hervidero de ideas. No es el político que atosiga con tuits de rifirrafe con el enemigo del otro partido. Lo

Foto: José Antonio Rodríguez: el alcalde 3.0 de España
José Antonio Rodríguez: el alcalde 3.0 de España

Su timeline de Twitter es un hervidero de ideas. No es el político que atosiga con tuits de rifirrafe con el enemigo del otro partido. Lo mismo pregunta a sus 31.000 seguidores qué van a cenar y él exhibe su menú: “Me estoy haciendo un salmón en la barbacoa y unos tomatillos con sal georgiana”, que cuelga unas fotos de principios de los noventa delante de las Torres Gemelas o remarca que los asesores políticos, “la mayoría de las veces son culpables de que los gobiernos caigan en picado”. “¿Qué opináis?”. Y ahí empieza un intenso debate a la 1 de la madrugada…

José Antonio Rodríguez es el alcalde 3.0 de España. Envía y responde una media de 700 tuits al día. @alcaldedejun es el quinto político español con más seguidores, a 2.000 de su jefe Rubalcaba y con 7.000 más que Gaspar Llamazares. Rodríguez es primer edil de Jun, un pueblo granadino de 3.500 habitantes, a tan sólo dos kilómetros de la capital. “Cuando tiramos un cohete en las fiestas no sabemos si caerá en Jun o Granada”, bromea.

Rodríguez lleva casi dos décadas siendo un gurú de las nuevas tecnologías. Hoy lo volverá a demostrar en la Conferencia Política que el PSOE organiza en Madrid, pero no se quedará tras su intervención a hacer lobby, pasillos, se volverá rápido a su pueblo porque a las 20 horas casa a una pareja. Cuando se le pregunta si aspira a más en política, quizá competir contra José Torres Hurtado, alcalde popular de Granada, se lo piensa unos segundos. “Pues no, Jun me llena mucho”.

El Ayuntamiento de Jun ha sido esta semana noticia nacional al firmar un decreto para que todos los empleados públicos cuenten con un twitter de atención al público. “En las redes hay que preguntar y dejar que la gente opine; no podemos utilizar la red como si fuera un teletipo manido y luego soltar un discurso, hay que escuchar y debatir. La gente está hoy cansada de los políticos”, explica Rodríguez, quien desvela en su timeline que fue en una entrevista con Andreu Buenafuente el 24 de febrero de este año cuando se enamoró de Twitter. “Hasta ese momento yo era más de Facebook”, aclara.

En Jun, con 308 desempleados, “una tasa de paro alta” tras cerrar dos fábricas de cerámicas de ladrillo, el acceso a Internet es un "derecho universal", según consta en la Declaración de Helsinki suscrita por el Ayuntamiento. Por eso no sorprendió cuando hace ya más de una década María Isabel Jiménez, entonces con 78 años, se hiciera pasar por una chica de 25 años en un chateo con un piloto de Iberia, como contó el periodista de El País Manuel Cuéllar. “En el pueblo es difícil encontrar a un tecnófobo”, sostiene el político que pregunta cuál es la película de la cartelera favorita de sus seguidores. “La que no te aconsejo, es El árbol de la vida (es mala, mala). La boda de mi mejor amiga es divertida y se pasa bien”, respondió @mailoteca.

Detenido en Estados Unidos

El alcalde, que fue ocho años locutor de radio nocturno pinchando música de los 50, 60 y 70, es funcionario en excedencia de la Fundación García Lorca de Granada y no desvela su edad. “Los de la Generación del 27 jugaban a no decirla y yo he seguido el mismo criterio”, cuenta a El Confidencial. “¿Entre 40 y 45 años?”. “Pudiera ser”, contesta este viajero incansable que muestra en su blog, Facebook y Twitter fotografías con Rafael Alberti, recordando un viaje a Cuba localizando una primera edición de Poeta en Nueva York o posando con unos policías tras su detención en Estados Unidos por dormir en un Chevrolet de alquiler con la calefacción encendida. “Viajé a la toma de posesión de Bill Clinton y al final hasta me regalaron una placa de sheriff del condado”.

José Antonio Rodríguez llegó a la Alcaldía el 16 de marzo de 2005 tras suceder a su padre, que perdió varias elecciones. Tiene seis hermanos, uno de ellos fallecido con 22 años en accidente. No tiene pareja. “En la política puedes ser diputado y dedicarte a sólo a pulsar el botón, pero si le quieres dedicar a esto el 100% es imposible estar casado y con pareja. He elegido este tipo de vida”.

“@alcaldedejun tiene un replicante del tipo Blade Runner, que por las noches tuitea por él mientras descansa”, escribe en su timeline. Escribe él mismo, nadie de su equipo le ayuda. Y ahora, viernes por la noche, está a punto de tuitear sobre Felipe González, el político que más admira. “Tiene una mente muy clara, afronta los problemas de una forma global y actúa con contundencia; el único fallo es que no está en las redes sociales. Felipe en Twitter sería muy potente, podría dar muy buenos mensajes”.

¿Y Obama? “Aquí lo llaman el síndrome de la Moncloa; allí será el síndrome de la Casa Blanca. Cuando le quitaron la Blackberry fue como si lo encerraran en una vivienda. Se notó en una bajada importante del número de seguidores”. El alcalde no gasta BB, sí Iphone4, con el que escribe el 98% de los tuits de este edil 3.0., dispuesto a reducir los gastos en papel: "¿Qué tipo de propaganda electoral eliminarías si pudieras decidir?”, pregunta. Y empieza un torrente de opiniones.

Su timeline de Twitter es un hervidero de ideas. No es el político que atosiga con tuits de rifirrafe con el enemigo del otro partido. Lo mismo pregunta a sus 31.000 seguidores qué van a cenar y él exhibe su menú: “Me estoy haciendo un salmón en la barbacoa y unos tomatillos con sal georgiana”, que cuelga unas fotos de principios de los noventa delante de las Torres Gemelas o remarca que los asesores políticos, “la mayoría de las veces son culpables de que los gobiernos caigan en picado”. “¿Qué opináis?”. Y ahí empieza un intenso debate a la 1 de la madrugada…