Es noticia
Menú
Más de 40 agresores sexuales ya han visto rebajadas sus penas con la ley del solo sí es sí
  1. España
MONTERO RECONOCE "DIFICULTADES"

Más de 40 agresores sexuales ya han visto rebajadas sus penas con la ley del solo sí es sí

La Audiencia Provincial de Vizcaya se sumó este miércoles a los tribunales de otras 12 comunidades autónomas que han acordado revisiones a la baja con la nueva normativa

Foto: Manifestación en apoyo a la menor agredida en el caso de la Arandina. (EFE)
Manifestación en apoyo a la menor agredida en el caso de la Arandina. (EFE)

La ley del solo sí es sí ya ha provocado más de 40 rebajas de penas a agresores sexuales. Tras conocerse las primeras revisiones, la estrategia de Podemos pasó por atrincherarse en el victimismo y acusar de "machismo" a la judicatura, pero el listado no deja de crecer desde entonces. El goteo está siendo constante en las últimas dos semanas y este miércoles la ministra de Igualdad, Irene Montero, terminó por reconocer en el Congreso que la nueva normativa presenta "dificultades de aplicación".

La última rebaja se conoció horas después de que pronunciara estas palabras en la Cámara Baja, cuando la Audiencia Provincial de Vizcaya rebajó la pena a un agresor de cuatro años y medio a tres. Los magistrados adoptaron esta decisión en contra del criterio de la víctima, que incidía en "la gravedad" de los hechos y en "la agresividad" que empleó contra ella. La Fiscalía también se opuso alegando que el condenado ya se encuentra en libertad condicional, pero el tribunal echó por tierra sus argumentos.

Foto: Irene Montero en la sesión de control de este miércoles en el Congreso. (EFE/J. C. Hidalgo)

Esta revisión hace referencia a una agresión que se produjo el 29 de mayo de 2016 en la localidad vizcaína de Getxo, cuando el condenado aprovechó que la víctima entraba "por la puerta del garaje comunitario" de un edificio de viviendas para entrar tras ella "sin ser visto". En el momento en que la mujer esperaba el ascensor, la atacó por la espalda y la agredió sexualmente, propinándole además "varios puñetazos en la cara" antes de abandonar el lugar. La Audiencia Provincial de Vizcaya acuerda ahora rebajarle la pena un año y medio. Según advierte, "de haber sido juzgado con la nueva regulación, la pena ya se habría cumplido y extinguido".

Con esta resolución, la Audiencia Provincial de Vizcaya se suma a los tribunales de otras 12 comunidades autónomas que ya han acordado revisiones a la baja: la Comunidad de Madrid, Cataluña, Andalucía, Islas Baleares, Murcia, Galicia, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cantabria, Asturias, Aragón y Canarias. En algunos casos, las revisiones están afectando a sentencias firmes, pero en otros, la nueva ley se ha aplicado ante los últimos recursos de las partes o incluso a la hora de dictar sentencia.

Foto: Fachada de la Audiencia Provincial de A Coruña. (EFE/Cabalar)

En este último escenario, el de aplicar la ley del solo sí es sí para dictar sentencia, destaca la Audiencia Provincial de Barcelona, que consideró "razonable" tener en cuenta la normativa el 22 de septiembre, antes incluso de que entrara en vigor. De esta manera, tras analizar las nuevas horquillas que contempla la ley, condenaron a tres años y 10 meses de prisión a un hombre que, haciendo vale su "superioridad física" como persona que se dedica al "culturismo", violó a una mujer de "más de 60 años".

Este mismo mes, la Audiencia de Girona también aplicó la ley para condenar a dos años y medio a un joven que violó a una mujer tras golpearla: "El tramo imponible entre dos años y cuatro años menos un día de prisión resulta mucho más beneficioso que el tramo anterior entre tres años y seis años menos un día de prisión". Situación similar se produjo en la Audiencia de Zaragoza, que condenó con la nueva ley a 21 años de cárcel a un pedófilo, uno menos que lo que contemplaba la anterior legislación: "Resulta más beneficiosa para el acusado la aplicación del Código Penal actual en lugar de la aplicación del Código Penal vigente cuando ocurrieron los hechos".

Foto: La ministra de Igualdad, Irene Montero, el pasado sábado durante el acto "Con todas, por todas" organizado por Podemos. (EFE/Borja Sánchez Trillo)

La mayoría de audiencias provinciales está siguiendo este razonamiento, pero otras aún tienen pendiente unificar criterios. La Audiencia de Navarra se erige a día de hoy como principal excepción y defiende que si la pena impuesta conforme a la ley derogada puede también imponerse con arreglo a la nueva regulación, no debe revisarse. La Fiscalía comparte esta idea y así se ha reflejado en las alegaciones que distintos fiscales han ido presentando ante las últimas revisiones, pero en el caso de la Audiencia de Navarra, su postura final dependerá del Tribunal Supremo, que este martes ya aplicó la ley del solo sí es sí a dos condenados por ser "más beneficiosa" para ellos.

De las más de 40 rebajas de penas, la del caso Arandina es precisamente la más relevante por ese motivo: la dicta el Supremo y lo hace en contra del criterio de la Fiscalía. En lugar de los 10 años de prisión que les hubiese correspondido a los dos exfutbolistas con la anterior legislación por agredir a una menor, el alto tribunal deja su condena en nueve años al aplicarles la ley del solo sí es sí. Los magistrados todavía no han notificado la resolución completa, pero sí dejan caer un aviso sobre la normativa: "Podrá aplicarse en beneficio del reo cuando se fije ahora pena inferior en aquellos supuestos en los que así proceda, pero analizando caso por caso, y no de forma global".

Foto: El presidente de Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. (EFE/Chema Moya)

A falta de que el Supremo fije doctrina con nuevas resoluciones, destacan otras dos rebajas. La primera la dictó la Audiencia Provincial de Madrid, que desde la entrada en vigor de la ley ya ha acordado 20 revisiones a la baja. Entre ellas, la de reducir en cinco años y medio la pena a un hombre que inicialmente fue condenado a seis años y nueve meses de cárcel por abusar de menores. El tribunal consideró que la nueva ley implica una relajación en lo que se refiere al "consentimiento prestado por personas mayores de 16 años", criterio sobre el que el Supremo todavía no se ha pronunciado y que, en el caso de este agresor, conllevó su puesta en libertad.

Hasta este mismo lunes, esa era la rebaja más abultada de la ley del solo sí es sí, pero entonces llegó una resolución de la Audiencia Provincial de Cantabria que reduce en siete años la pena a dos hombres que inicialmente fueron condenados a 18 años por violar de forma simultánea a una joven: "Uno de ellos la tiró sobre la cama y la obligó a realizarle una felación, al tiempo que el otro la penetraba. Después, intercambiaron las posturas, penetrándola ambos vaginal y oralmente, pese a la negativa de la mujer".

Este caso se diferencia además del resto porque la sentencia inicial aplicaba la directriz marcada por el Supremo sobre cómo condenar las agresiones grupales cometidas por las llamadas manadas: no solo les condenaba por agresión sexual, sino también por ser cooperadores necesarios en la cometida por el otro. La rebaja afectaba a ambos conceptos, lo que supuso restar un mayor número de años y refleja hasta qué punto pueden llegar los efectos de la nueva normativa con las violaciones grupales.

La ley del solo sí es sí ya ha provocado más de 40 rebajas de penas a agresores sexuales. Tras conocerse las primeras revisiones, la estrategia de Podemos pasó por atrincherarse en el victimismo y acusar de "machismo" a la judicatura, pero el listado no deja de crecer desde entonces. El goteo está siendo constante en las últimas dos semanas y este miércoles la ministra de Igualdad, Irene Montero, terminó por reconocer en el Congreso que la nueva normativa presenta "dificultades de aplicación".

Violaciones Tribunal Supremo
El redactor recomienda