Es noticia
Menú
Sánchez aprieta a Garamendi para alcanzar un pacto salarial tras su reelección
  1. España
INTERNACIONAL SOCIALISTA

Sánchez aprieta a Garamendi para alcanzar un pacto salarial tras su reelección

El presidente ha aprovechado su intervención en la clausura de la Internacional Socialista para redoblar la presión sobre la CEOE

Foto: Pedro Sánchez, durante su discurso de clausura del Congreso de la Internacional Socialista en Madrid. (EFE/Chema Moya)
Pedro Sánchez, durante su discurso de clausura del Congreso de la Internacional Socialista en Madrid. (EFE/Chema Moya)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha aprovechado su discurso de cierre de la Internacional Socialista para volver a presionar a Garamendi y a la CEOE para alcanzar un pacto salarial antes de final de año. Se trata de una reivindicación del Gobierno desde hace meses, que Sánchez ha decidido hacer visible tras ser elegido como presidente de la IS.

La petición llega pocos días después de la reelección de Antonio Garamendi como líder de los empresarios y a poco más de un mes de que finalice el año sin un acuerdo para mejorar los salarios de los trabajadores, golpeados por una inflación que supera el 7%: "Pido a la CEOE que se siente con los sindicatos para alcanzar un pacto salarial que dé estabilidad a los trabajadores". De momento, las posiciones siguen alejadas, por la negativa en rotundo de la patronal de vincular los salarios a la subida del IPC, aunque la victoria de Garamendi y la amenaza del Gobierno de volver a subir el salario mínimo puede propiciar que la CEOE se siente a negociar con los sindicatos para intentar alcanzar un acuerdo.

Foto: Trabajador en una fábrica de automóviles. (EFE/Francisco Guasco)

Sánchez ha estructurado su discurso ante la Internacional Socialista alrededor de tres grandes ejes: la lucha contra el cambio climático, el feminismo, y la defensa de la igualdad social.

El presidente ha comenzado prometiendo que, bajo su mandato, se fomentará que cada vez más mujeres formen parte de los órganos directivos de la IS, "una organización que abraza la igualdad de género de puertas hacia fuera, pero también, de puertas adentro, garantizando la igualdad en los que integran la Internacional Socialista".

Además, ha querido agradecer a sus antecesores en el Gobierno de España, Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, a los que considera los principales impulsores del progreso en nuestro país: "Los gobiernos de Felipe González y Zapatero protagonizaron los mayores avances sociales en España. Los que pusieron los cimientos del estado del bienestar que disfrutamos. Todas las grandes conquistas y los derechos que se han alcanzado en democracia han llevado siempre el sello del PSOE".

placeholder Pedro Sánchez, durante su participación  en la clausura del XXVI Congreso de la Internacional Socialista. (EFE/Chema Moya)
Pedro Sánchez, durante su participación en la clausura del XXVI Congreso de la Internacional Socialista. (EFE/Chema Moya)

Un instante para la nostalgia en el que también ha habido palabras para líderes históricos de la socialdemocracia europea como el sueco Olof Palme o el alemán Willy Brandt: "Esto fue posible porque también hubo compañeros y compañeras de otras latitudes que nos ayudaron. Grandes líderes de partidos socialistas del mundo creyeron en aquella democracia joven. Gigantes como Olof Palme o Willy Brandt, que, en 1980, celebraron el congreso de la Internacional Socialista en España". También ha habido menciones para la Revolución de los Claveles de Portugal y para el líder chileno asesinado Salvador Allende.

Frente a la guerra en Ucrania, que Sánchez nunca olvida nombrar como la "guerra de Putin", los socialistas apuestan por el multilateralismo en el marco de la ONU: "Tenemos que ser activistas de un pacifismo basado en la legalidad internacional. La invasión de Ucrania nos demuestra la importancia de aceptar un orden internacional basado en la integridad territorial. Hemos constituido instituciones para dirimir los conflictos sin guerra. Toda guerra es un crimen contra la humanidad. Ha llegado la hora del fin de la guerra en Ucrania. Vamos a luchar por el fin de la invasión de Putin en Ucrania, y por el fin de todos los conflictos en el mundo". Una intervención que ha desatado los aplausos de la delegación ucraniana.

Foto: Irene Montero, en el debate de presupuestos. (EFE/Chema Moya)

El presidente ha utilizado su reivindicación de la lucha contra el cambio climático para lanzar un ataque velado a Vox: "Resulta inconcebible que, ante las evidencias científicas, haya movimientos políticos que elijan negar y perecer. La codicia de unos pocos puede llevar a la humanidad a la destrucción. La lucha contra la emergencia climática es la única inversión posible en el futuro".

Una crítica al partido de Abascal que se ha convertido en explícita al hablar sobre la violencia de género: "En España, hemos construido un gran pacto contra la violencia de género. Y solo hay un partido que se ha salido, que es la ultraderecha. Vergüenza para ellos y orgullo para nosotros".

El presidente ha finalizado su intervención recordando que las conquistas sociales no son irreversibles, con mención a la situación del aborto en EEUU y a los derechos de las mujeres en Afganistán, y con un mensaje hacia los jóvenes. No son "la generación de cristal", ha dicho, sino "la generación de la esperanza, que acabará con la pobreza en el mundo".

Zapatero ha leído un poema de Gloria Fuertes "contra los insultos de la ultraderecha"

Antes de Sánchez, ha intervenido el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero. Un día después de mostrar su apoyo a Irene Montero en el acto de Podemos en Madrid, Zapatero ha lanzado su particular receta contra los insultos de la ultraderecha: "Cuantos más insultos, más cultura. Cuanto más machismo, más feminismo. Un poema cada vez que insulten. Cada vez que generen odio. Cada vez que oigamos a la derecha extrema, reaccionaria, regalémosles un poema". Acto seguido, ha procedido a leer una poesía de Gloria Fuertes.

La Internacional Socialista ha finalizado su Congreso de Madrid con un acto fuertemente protagonizado por el PSOE, que ha aprovechado para proyectar la imagen de Pedro Sánchez y para vender ante el mundo lo que considera grandes avances sociales del Gobierno de coalición, especialmente centrados en los derechos de las mujeres y la lucha contra la desigualdad y el cambio climático.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha aprovechado su discurso de cierre de la Internacional Socialista para volver a presionar a Garamendi y a la CEOE para alcanzar un pacto salarial antes de final de año. Se trata de una reivindicación del Gobierno desde hace meses, que Sánchez ha decidido hacer visible tras ser elegido como presidente de la IS.

Pedro Sánchez Antonio Garamendi PSOE
El redactor recomienda