Es noticia
Menú
Vicente Belda y su hijo, investigados en una red de dopaje que servía a "deportistas de primer nivel"
  1. España
Investigación

Vicente Belda y su hijo, investigados en una red de dopaje que servía a "deportistas de primer nivel"

En el centro de la trama se ubica un médico que usaba las instalaciones de la universidad de Extremadura para hacer sus compuestos. La UCO detectó un envío al masajista del Astana

Foto: JUICIO DE LA OPERACIÓN PUERTO
JUICIO DE LA OPERACIÓN PUERTO

Nuevo golpe al dopaje por parte de la Guardia Civil. La Unidad Central Operativa (UCO) ha llevado a cabo la operación ILEX y ha conseguido identificar a todos los componentes de un supuesto grupo criminal afincado en la provincia de Cáceres que se dedicaba a la distribución ilícita de sustancias medicamentosas dentro y fuera de España. También fabricaban sus propias sustancias prohibidas en el deporte y entre los destinatarios había “deportistas de primer nivel”, según informa la Guardia Civil. Por el momento están investigados el que fuera director del equipo Kelme Vicente Belda y su hijo, actualmente masajista del equipo ciclista Astana. Belda ya fue investigado y absuelto en la 'operación Puerto'.

Según informan a El Confidencial fuentes de la investigación, en el epicentro de la trama se encuentra un médico llamado Marcos Maynar que fue detenido en mayo. También un ayudante que colaboraba con él en la fabricación y la distribución. Maynar es un médico titulado que da clases en la Universidad de Extremadura y, según los investigadores, usaba las instalaciones del centro universitario para realizar sus compuestos. En las pesquisas consta al menos un envío de sustancias al hijo de Belda, trabajador del equipo Astana. Se trata de un equipo kazajo del máximo nível en el que corren ciclistas conocidos como el colombiano Miguel Ángel ‘Superman’ López.

El equipo Astana decidió este verano apartar momentáneamente al corredor colombiano por su presunta implicación en el tráfico de medicamentos. Según informó ya entonces este periódico, la supuesta vinculación sería con Marcos Maynar Mariño, conocido en el mundo del deporte por haber estado relacionado con varios casos de dopaje.

Entre los clientes de esta trama también hay algún futbolista de categorías muy inferiores o un nadador menor de edad. Las fuentes consultadas aseguran que se fijaban en futuras promesas del deporte para optimizar sus resultados. La investigación ha corrido a cargo de la sección de Salud Pública y Dopaje. Otro de los clientes investigados es Vázquez Iglesias, quien corrió como ciclista a nivel profesional y ya cuenta con antecedentes por dopaje. En los últimos años, seguía compitiendo y destacando en carreras amateurs. Las pesquisas las dirige el Juzgado de Instrucción número 4 de Cáceres.

placeholder El ciclista colombiano del equipo Astana, Miguel Ángel López 'Supermán López'. EFE Javier Lizón
El ciclista colombiano del equipo Astana, Miguel Ángel López 'Supermán López'. EFE Javier Lizón

La operación se inició a principios de 2021, cuando agentes de la UCO tuvieron conocimiento de la posible distribución ilícita de medicamentos por parte del médico Maynar. Una vez identificados los supuestos miembros de citado grupo, y tras más de un año de seguimiento a las actividades de los mismos relacionadas con la investigación, también se consiguió identificar en Portugal, Guipúzcoa y Castellón a otras tres personas relacionadas con la misma trama, los cuales hacían de intermediarios entre los fabricantes y distribuidores iniciales de estas sustancias y los consumidores finales de las mismas.

Los deportistas eran captados por varias personas íntimamente relacionadas con el mundo del deporte profesional, ofreciéndoles los servicios de un conocido médico deportivo. Estos servicios consistían en la preparación de los entrenamientos, complementación nutricional, incluyéndose en los mismos el consumo de medicamentos y sustancias prohibidas en el deporte.

Foto: Laura Barquero y Marco Zadron compitieron como pareja en Pekín. (EFE/EPA/How Hwee Young)

A lo largo de la investigación se ha podido corroborar como estos deportistas, una vez puestos en contacto con el citado médico y su ayudante, doctor en Fisiología del Ejercicio, eran sometidos a un estudio previo mediante analíticas y pruebas de esfuerzo. Estas pruebas eran realizadas en las instalaciones de la Facultad de Ciencias del Deporte de Extremadura, al igual que la fabricación, recepción y almacenamiento de ciertos medicamentos.

Posteriormente, se les preparaba un plan de entrenamiento a los deportistas, en el que se incluía el consumo de medicamentos no autorizados en España, así como de otros incluidos en la lista de sustancias prohibidas de la Agencia Mundial Antidopaje, contando estos planes con un detallado calendario de consumo de estas sustancias, previo a la participación en distintas competiciones oficiales.

Hasta 3.000 euros

Por estas actividades los investigados cobraban a los deportistas, que dependiendo del nivel y de la posibilidad de obtención de premios, podrían llegar a pagar hasta 3.000 euros por deportista y temporada. Los medicamentos y sustancias prohibidas llegaban a los deportistas por canales seguros, interponiendo a terceras personas para ocultar la relación médico-deportista y, en algunos casos, se entregaban directamente en mano cuando se trataba de deportistas de primer nivel.

Foto: La Operación Puerto desvela otro nombre: Bjarne Riis se escondía tras el código 'Mr. 60%'

Las comunicaciones entre médico y deportista se llevaban a cabo por medio de aplicaciones de mensajería seguras y, en algún caso, se ha detectado cómo los investigados hacían uso de aplicaciones que dificultan la lectura de los mensajes como medida de seguridad extra. Los dos detenidos están acusados por delitos de tráfico de medicamentos y dopaje en el deporte, pertenencia a grupo criminal y blanqueo de capitales y ascienden a seis las personas investigadas. Los registros han tenido lugar en Plasencia (Cáceres) y otro en la Facultad de Ciencias del Deporte de la UNEX.

En estos registros se han intervenido distintos medicamentos no autorizados en España, como Actovegin®, Ácido Dicloroacético (DCA) y Teofilina, así como sustancias prohibidas en el deporte como la Hormona Menotropina, además de otros facilitados a los deportistas como cafeína en presentación inyectable o supositorio y gran cantidad de cápsulas vacías preparadas para su relleno con alguno de estos medicamentos para su posterior distribución. La operación continúa abierta, estando actualmente en fase de estudio la información contenida en diversos dispositivos electrónicos intervenidos, como ordenadores, discos duros y otros soportes de memoria y teléfonos móviles, no descartándose nuevas detenciones o investigaciones.

La UCO ha contado con la colaboración de la Agencia Estatal Comisión Española para la Lucha Antidopaje en el Deporte (CELAD), Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS), International Testing Agency (ITA) y la Universidad Católica de Murcia (UCAM), que han prestado tanto apoyo técnico, para la realización de análisis, como aportando información y asesoramiento de vital importancia durante el desarrollo de la investigación y la práctica de los registros.

Nuevo golpe al dopaje por parte de la Guardia Civil. La Unidad Central Operativa (UCO) ha llevado a cabo la operación ILEX y ha conseguido identificar a todos los componentes de un supuesto grupo criminal afincado en la provincia de Cáceres que se dedicaba a la distribución ilícita de sustancias medicamentosas dentro y fuera de España. También fabricaban sus propias sustancias prohibidas en el deporte y entre los destinatarios había “deportistas de primer nivel”, según informa la Guardia Civil. Por el momento están investigados el que fuera director del equipo Kelme Vicente Belda y su hijo, actualmente masajista del equipo ciclista Astana. Belda ya fue investigado y absuelto en la 'operación Puerto'.

Audiencia Nacional