Es noticia
Menú
Un imán detenido en Melilla captaba "soldados de Alá" en la mezquita de La Cañada
  1. España
Terrorismo islamista

Un imán detenido en Melilla captaba "soldados de Alá" en la mezquita de La Cañada

El líder religioso lanzaba mensajes yihadistas en el sermón de los viernes y está acusado de encabezar una célula desarticulada entre España y Marruecos

Foto:
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

“Últimamente, parece que solo se radicalizaban en internet y no hay que perder de vista las reuniones físicas en lugares como la mezquita”. El aviso es de uno de los mandos de la Policía Nacional que ha participado en la última operación antiyihadista llevada a cabo en España, una de las más numerosas en detenciones de los últimos años. Se saldó con 11 arrestos y a la cabeza del grupo figura un imán que predicaba los viernes en la mezquita blanca de La Cañada de Melilla. Este individuo usaba los sermones (‘jutba’) para difundir mensajes contra occidente, los judíos o los homosexuales, según informan a El Confidencial fuentes de la lucha antiterrorista.

Estos trabajos, coordinados por dos Juzgados de la Audiencia Nacional, pone de relieve dos aspectos que preocupan a los expertos en el combate contra el radicalismo yihadista. Uno de ellos es el mensajes que se difunde en ciertas mezquitas y el otro tiene que ver con la situación en las prisiones. Dos de los detenidos en esta batería de arrestos son individuos reincidentes que ya pasaron seis años en la cárcel por reclutar voluntarios para enrolarse en movimientos yihadistas en lugares de conflicto. Los centros penitenciarios son ámbitos controlados por funcionarios y las fuerzas de seguridad, pero eso no evita que muchas veces faciliten la radicalización islamista.

Las pesquisas han corrido a cargo de la Comisaría General de Información y han contado con el apoyo de las brigadas provinciales de Melilla, Granada y Málaga. Para practicar las detenciones fue necesaria la intervención de los GEO y uno de ellos resultó herido leve en el operativo. Fuentes policiales aclaran que no fue por la resistencia de ninguno de los arrestados. El cabecilla, detenido en la ciudad autónoma, tiene 59 años. El resto del grupo son de mediana edad, aunque entre sus objetivos de captación había menores de edad. La célula no tenía un nombre específico, pero el líder hacía constantes alusiones a ser “soldados de Alá”, indican fuentes de la investigación.

Entre los arrestados hay dos mujeres, que pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, del que es titular Santiago Pedraz. El resto lo hizo en el número 2 que dirige Ismael Moreno. Ocho de los once arrestados han ingresado en prisión por orden de los jueces. Todos ellos estaban en paro o desempeñaban trabajos precarios y poco estables. Están acusados de captar a jóvenes de Melilla mediante contenido pro-Daesh difundido en redes sociales. No tenían una vinculación directa con Estado Islámico, sino que usaban este grupo como inspiración. También se fijaban en contenido o discursos de líderes de Al Qaeda u otros grupos yihadistas, según las fuentes consultadas.

Marzu y Talikodos

No hay constancia de que hubiesen tenido tiempo de enviar a ningún radical a combatir en el extranjero. Los investigadores creen que se dedicaban a la edición y difusión de contenidos audiovisuales de carácter radical en las redes sociales, material que era visualizado por un gran número de personas. Estas detenciones son el resultados de dos operaciones que tuvieron el mismo origen, Marzu y Talikodos. Todos los investigados empezaron con el consumo digital de material violento, pero los implicados en la segunda trama dieron el paso de reunirse físicamente, incluida la mezquita.

Foto: Detención de un presunto integrante de una célula yihadista en Melilla, el 6 de septiembre de 2017. (Reuters)

Además, durante la operación se han registrado 13 domicilios, 12 en la ciudad de Melilla y uno en Granada, lo que ha permitido la incautación de numeroso material documental e informático, así como equipos videográficos utilizados para la producción de material audiovisual. Las fuentes consultadas añaden que también han hallado dinero, aunque no una cantidad significativa.

placeholder

En los trabajos ha intervenido también la DGST marroquí —hay otros dos detenidos en Nador— y ha contado con la colaboración del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y la Agencia policial Europol. El dispositivo contó con un despliegue policial de más de 100 agentes en las ciudades de Melilla y Granada. Por otra parte, el titular del Juzgado Central número 2, Ismael Moreno, también ha enviado a prisión provisional este jueves a otro detenido en Zaragoza, en este caso por el Servicio de Información de la Guardia Civil.

Se trata de un ciudadano español residente en la localidad de El Pont de Suert (Lleida) que desarrollaba presuntamente una intensa actividad proyihadista a través de internet. Contaba con experiencia en el uso de armas y explosivos y, al ser detenido, ha mostrado una conducta violenta y agresiva con los agentes. El arrestado en Zaragoza tenía intención, según los investigadores, de desplazarse a zona de conflicto para integrarse en la estructura todavía activa de Daesh.

“Últimamente, parece que solo se radicalizaban en internet y no hay que perder de vista las reuniones físicas en lugares como la mezquita”. El aviso es de uno de los mandos de la Policía Nacional que ha participado en la última operación antiyihadista llevada a cabo en España, una de las más numerosas en detenciones de los últimos años. Se saldó con 11 arrestos y a la cabeza del grupo figura un imán que predicaba los viernes en la mezquita blanca de La Cañada de Melilla. Este individuo usaba los sermones (‘jutba’) para difundir mensajes contra occidente, los judíos o los homosexuales, según informan a El Confidencial fuentes de la lucha antiterrorista.

Melilla Audiencia Nacional Terrorismo Al Qaeda
El redactor recomienda