Es noticia
Menú
El PP acusa a Montero de copiar una bajada fiscal que "se queda corta"
  1. España
ACUERDO FISCAL

El PP acusa a Montero de copiar una bajada fiscal que "se queda corta"

Juan Bravo duda de la efectividad del impuesto a las grandes fortunas y cree que las medidas anunciadas por el Gobierno llegan tarde y ya fueron propuestas por Feijóo en abril

Foto: El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo (EFE/Chema Moya)
El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo (EFE/Chema Moya)

Una rebaja fiscal que "se queda corta", pero que copia parte de las propuestas que el PP propuso en abril para atajar el alza de la inflación. Aunque Alberto Núñez Feijóo ha tildado la propuesta de María Jesús Montero de "decepcionante y escasa", su responsable económico, Juan Bravo, considera "positivas" algunas medidas como la reducción del IRPF para las rentas inferiores a los 21.000 euros. El vicesecretario popular considera las reducciones fiscales incluidas en el plan de la ministra de Hacienda se inspiran en los posicionamientos populares, pero son poco ambiciosas y no sirven para compensar la subida de precios ni devuelve el exceso de recaudación que genera.

"Cuando rectifican aciertan", ha defendido Juan Bravo, que cree que Montero se ha inspirado en las ideas de su partido en un gesto electoralista por la cercanía de los comicios locales y autonómicos de mayo. Esto no es incompatible con criticar la falta de ambición, ya que considera que "tienen margen para ayudar a empresas y familias". El dirigente popular ha cifrado en 3.100 el impacto de la rebaja, muy lejos de los 22.000 euros de exceso de recaudación que ha generado la inflación en las arcas del Estado, por lo que considera que el Gobierno debe hacer un mayor esfuerzo "en devolver a los ciudadanos" el resultado de la inlación.

Foto: La ministra de Economía y Hacienda, María Jesús Montero. (EFE/Fernando Alvarado)

Los populares también creen que la medida llegará tarde, ya que entrará en vigor el 1 de enero de 2023. La intención del Ejecutivo central es aprobar esta reforma en dentro del proyecto de Presupuestos que ya está en proceso de redacción. Bravo incluso ha abierto la puerta a apoyar la rebaja fiscal si fuera en un decreto ley de forma independiente, algo que no parece probable.

El rechazo de los populares está directamente relacionado con el impuesto de 'solidaridad' a los grandes patrimonios, una maniobra de "recentralización", según ha dicho el dirigente popular. Bravo además ha mostrado sus dudas sobre la efectividad de este nuevo tributo y lo ha comparado con los gravámenes a los servicios digitales (la conocida como Tasa Google) o a los intercambios financieros. Según el responsable económico del PP, la previsión de recaudar 1.800 millones de euros y "ronda los 400 millones".

Las explicaciones de Juan Bravo chocan, en parte, con la posición que defendía en paralelo Alberto Núñez Feijóo, que lamentó que el paquete fiscal del Gobierno "no tiene la más mínima sensibilidad con las rentas medias y bajas" por la negativa del Ejecutivo a tocar el IVA de los productos básicos de la cesta de la compra, a excepción de los de higiene femenina. El PP defiende desde hace meses una deflactación del IRPF para rentas de hasta 40.000 euros, mientras que la rebaja fiscal del Gobierno sólo bonificará a rentas bajas, de hasta 21.000 euros.

Críticas de Juanma Moreno

El responsable de elevar el debate fiscal en los últimos días, Juanma Moreno, aprovechó la sesión de control en el Parlamento andaluz para acusar a Montero de "imitar" su rebaja fiscal. El presidente de la Junta ha obviado el nuevo tributo a las grandes fortunas, que anula parte de su bonificación del impuesto al Patrimonio, para centrarse en las bajadas del IRPF del paquete fiscal del Gobierno central, que sí coinciden en parte con su apuesta por deflactar este impuesto para rentas inferiores a 35.200 euros. "Tanta crítica para que hoy salga Montero a bajar los impuestos tras ver que las medidas del PP son razonables y sensatas", le ha dicho Moreno al líder socialista, Juan Espadas.

Además, el político malagueño considera que la ministra de Hacienda genera "incertidumbre e inseguridad jurídica" con el gravamen para los patrimonios superiores a 3 millones de euros, pero sobre todo le ha afeado que tome esta medida justo cuando Andalucía hace lo contrario. "¿Por qué no lo hizo con Madrid?", se ha preguntado Moreno, que cree que la "virulencia" del Gobierno contra su reducción fiscal es un intento por "condenara Andalucía a ser una periferia silente y sin ambición".

Foto: Juanma Moreno y Ximo Puig en una imagen de archivo. (EFE/Raúl Caro)

El Gobierno ha aprobado este jueves un paquete fiscal que, finalmente, incluirá rebajas impositivas selectivas a las rentas más bajas, así como un tributo "de solidaridad" a las grandes fortunas para incentivar la recaudación y acabar con el "dumping fiscal" en algunas comunidades autónomas. En concreto, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha comunicado que el Ejecutivo subirá los impuestos a los patrimonios de tres millones de euros, y bonificará a las rentas de menos de 21.000 euros. La dirigente ha desgranado los detalles de los cambios fiscales tras negociar 'in extremis' estas medidas con el socio minoritario del Gobierno de coalición, Unidas Podemos. De hecho, no hubo pacto hasta los minutos previos a que Montero tomase la palabra en la sede del Ministerio de Hacienda.

El Ejecutivo bajará los impuestos a aquellos que ingresen menos de 21.000 euros anuales, pero compensará esa reducción elevando el IRPF a las rentas cuyo capital supera los 200.000 euros, porque "tienen que pagar más quienes más tienen". PSOE y Podemos rebajarán del 25% al 23% el impuesto de sociedades para pymes con hasta un millón de euros de cifra de negocio, y rebajarán el IVA a los productos de higiene femenina, que pasarán del 10% al 4%.

Una rebaja fiscal que "se queda corta", pero que copia parte de las propuestas que el PP propuso en abril para atajar el alza de la inflación. Aunque Alberto Núñez Feijóo ha tildado la propuesta de María Jesús Montero de "decepcionante y escasa", su responsable económico, Juan Bravo, considera "positivas" algunas medidas como la reducción del IRPF para las rentas inferiores a los 21.000 euros. El vicesecretario popular considera las reducciones fiscales incluidas en el plan de la ministra de Hacienda se inspiran en los posicionamientos populares, pero son poco ambiciosas y no sirven para compensar la subida de precios ni devuelve el exceso de recaudación que genera.

María Jesús Montero Rebajas Alberto Núñez Feijóo