Es noticia
Menú
Condenados a seguir estudiando: "Todos se han metido a una segunda carrera o a un máster"
  1. España
El 72% realiza estudios de posgrado

Condenados a seguir estudiando: "Todos se han metido a una segunda carrera o a un máster"

El ‘boom’ de los másteres ha llevado a más de uno a tener que alargar su estancia en la universidad. En carreras como las de ciencias, es la única salida para encontrar trabajo

Foto: Pruebas de la evaluación para el acceso a la universidad de 2021. (EFE/Javier Cebollada)
Pruebas de la evaluación para el acceso a la universidad de 2021. (EFE/Javier Cebollada)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Muchos estudiantes han vuelto a su rutina de estudio este mes, y los años han demostrado que van a vivir el 'regreso al cole' unas cuantas veces más que los que terminaron hace algunos años. Cada vez alargamos más nuestro tiempo de estudio y el grado universitario o ciclo ya no parecen suficiente. Ahora, el máster es el nuevo grado, aunque no es igual para todos: la tendencia a pasarse más años hincando codos en la universidad depende de lo que estudiemos.

Si has escogido ciencias, tienes más papeletas para hacer un posgrado. Según la encuesta de inserción laboral de titulados universitarios de 2019, que realizó el Instituto Nacional de Estadística (INE), el 72% de los graduados en alguna carrera de esa rama en el curso 2013-2014 realizó un máster en los cinco años siguientes.

Ane es una de esas alumnas de ciencias que tienen claro cuál es su futuro más inmediato. Se ha graduado este año en Física en el País Vasco y, aunque no sabe qué máster hará, sabe que tendrá que hacer uno. “Te piden más especialización”, argumenta, porque los grados en ciencias, explica, son bastante generales. Es una situación que viven también los que se han graduado con ella. “Todos se han metido a una segunda carrera o a un máster”, añade.

Que se decanten por hacer un máster no significa que decidan seguir en la misma rama de estudio. De hecho, los graduados en carreras de ciencias son los que más cambian y solo la mitad de los titulados en 2013-2014 continuó en la misma área de conocimiento. Buena parte de ellos decide pasarse al ámbito de la salud. “Acabas un poco harto y rompes un poco con eso”, explica Ane.

Pero meterse en una carrera que no sea de ciencias tampoco garantiza acabar antes los estudios. Ninguna rama se escapa de prolongar más el periodo como estudiante. El ‘boom’ de los másteres comenzó hace años, pero sigue en racha. Los datos del INE indican que la cantidad de másteres realizados aumentó 20 puntos entre los graduados de 2009-2010 y 2013-2014.

Los casos de éxito no faltan gracias a la gran demanda de los estudiantes. Tres de las cinco titulaciones de máster que más han crecido en número de egresados pertenecen a la Universitat Oberta de Catalunya. Esta institución de enseñanza 'online' ha visto cómo sus alumnos se disparaban especialmente en tres posgrados en los últimos cinco años: el máster en Educación y TIC ('e-learning') (495 egresados), el de Gestión Cultural (252) y el de Bioinformática y Bioestadística (215), según las cifras del Ministerio de Universidades, que solo contemplan las titulaciones oficiales.

Que sean másteres 'online' influye en el desarrollo que han tenido durante el periodo analizado. “Aunque se pueda llegar a cursar en un año, lo pueden hacer en dos o hasta cuatro”, explica Carles Ventura, uno de los directores del programa del máster en Bioinformática y Bioestadística de la UOC. Es una de las ventajas de la modalidad en línea, la flexibilidad. Es habitual que el perfil del estudiante, según comenta el director, sea el de una persona que está a la vez trabajando o cursando otro estudio: “Les sirve para ampliar sus conocimientos”, aclara. Además, este título se oficializó en 2016, lo cual también explica su rápido crecimiento en los últimos cinco años.

No tener que ir presencialmente a las clases también rompe la barrera del espacio. El máster, que se ofrece en catalán y castellano, alcanza cada vez más a estudiantes de fuera de Cataluña. “Ha subido mucho la matrícula fuera de Cataluña, pero dentro del territorio español”, afirma Ventura. Incluso, añade, el posgrado ha cruzado el charco, y la demanda también llega desde países latinoamericanos.

"Ha subido mucho la matrícula fuera de Cataluña, pero dentro del territorio español"

Las ventajas en flexibilidad de horarios y de lugar han hecho que cursar un máster en línea sea más normal. Cuatro de los cinco primeros del 'ranking' de los que más crecen son de esta modalidad. La pandemia impulsó el número de alumnos egresados en 2020, pero en 2021 el formato 'online' ha seguido ganando terreno, siendo la opción escogida por el 27% de los que terminaron el máster ese año.

Con todo, la modalidad no es lo único que hace despuntar estos másteres. En el que dirige Ventura, la razón de que más gente se apunte es el carácter multidisciplinar que tiene. “Cada vez está cobrando más importancia y está afectando a otros campos de ámbito industrial o empresarial”, explica el director. El mercado también juega un papel en ello. El de científico de datos “es un perfil más demandado”, advierte Ventura sobre las aptitudes que adquieren los alumnos en su máster. “En vez de ser un perfil generalizado, tiene un perfil más específico, más biológico-genético”.

Foto: Dos alumnas en la Universidad Carlos III de Madrid.

Otros títulos también viven un momento dorado, como el máster de Administración y Dirección de Empresas de la Universidad Politécnica de Cataluña o el de Acceso a la Abogacía de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, que se ubican en los primeros puestos entre los que más ha subido la cantidad de alumnos que terminan en un lustro.

Pero no todos corren la misma suerte. Por ejemplo, el título de Abogacía de la Francisco de Vitoria tuvo en 2016 109 egresados, mientras que en 2021 no llegaron a los 25, según los datos que publica el ministerio. Las tablas anteriores muestran cuáles son las enseñanzas de este nivel que están en auge y cuáles están de capa caída.

Más mujeres con máster

La demanda de másteres crece tanto por parte de hombres como de mujeres, aunque no de forma equitativa. La cantidad de mujeres que se han graduado de un máster ha crecido un 54% estos últimos seis años, 11 puntos por encima que la cifra correspondiente a los hombres.

Muchos de los másteres donde los hombres graduados han sido mayoría en estos últimos cursos son del ámbito de la ingeniería y la arquitectura, como el de Mecánica de Materiales y Estructuras de la Universidad de Girona o el de Energía y Electrónica de Potencia de la Universidad de Mondragón. Visto desde el otro lado, la gran mayoría de graduados han sido mujeres en los de Atención Temprana de la Universidad Camilo José Cela, Universidad Complutense de Madrid y Universidad Francisco de Vitoria y los de Estudios de Género de las universidades de Cádiz y Huelva, Universidad de Lleida y Universidad de Oviedo, entre otros.

La presencia de mujeres es mayoritaria entre los titulados de los másteres del ámbito de la psicología y las labores sociales. También son más en los educativos. Aunque la educación Infantil no aparece en el gráfico por no llegar al mínimo de 20 egresadas en el curso 2020-2021, en los últimos años solo un hombre se ha graduado, el resto han sido mujeres.

Posgrado por privada

Los graduados que van a hacer un máster tienen que elegir entre todas las posibilidades que tienen a su alcance, empezando por el tipo de universidad. ¿Estudiarán en pública o privada? La situación en los posgrados es diferente a la de los grados, y los datos demuestran que, a diferencia de lo que sucede con estos últimos, cuando se trata de estudiar un máster es más habitual que sea en una institución privada.

En los estudios de posgrado, el porcentaje de alumnos en universidades privadas es del 46%, 30 puntos más que en los grados. Los que más se pasan a la opción privada cuando van a hacer el máster son los estudiantes de ciencias sociales y jurídicas. El curso 2020-2021, más de la mitad de esta rama se sacó el máster en este tipo de universidades, mientras que los alumnos de grado en universidades privadas son el 20%. Por el contrario, casi la totalidad de los estudiantes de ciencias que pasan al posgrado continúan sus estudios en instituciones de enseñanza públicas: un 95%, similar al de la situación de grado.

La demanda también depende de la oferta que haya. No es casualidad que en los estudios de ciencias sociales y jurídicas se recurra más a las instituciones de este tipo. Como explica el miembro del Observatorio del Sistema Universitario (OSU) Albert Corominas, las universidades privadas apuestan por las ciencias sociales y jurídicas porque el coste es menor que otras ramas como la de ciencias, al no necesitar laboratorios ni material especializado más allá de los libros.

Preferir lo privado ya no se queda en el entorno de los másteres. Aunque las universidades públicas son la elección de más de la mitad de los nuevos alumnos, las privadas cada vez ganan más terreno. Los ingresos en universidades privadas han crecido un 42% en los últimos siete años, mientras que las entradas en públicas han caído un 1%. El curso pasado, el 84% de los nuevos estudiantes se metió en instituciones públicas y el resto, en privadas.

¿Estamos eligiendo estudiar más?

Los estudios de ciencias han demostrado ser los que más años de estudio conllevan, llegando hasta el nivel de máster en muchos casos, y es precisamente la rama de conocimiento donde menos alumnos de grado empiezan, solo el 6% de todos los estudiantes universitarios.

Y casi el 20% escoge el ámbito de la salud, que además es la rama que más adeptos ha ganado en los últimos años. La situación sanitaria que vivió el mundo en 2020 generó un repunte en las inscripciones de los grados de ciencias de la salud en España ese curso. Sin embargo, como retratan los datos, fue algo puntual. En el curso 2021-2022, hubo un 1,5% de matrículas de nuevo ingreso menos que el año anterior, aunque esos datos son aún provisionales.

Hay otra rama que lleva varios años sumando alumnos, aunque el último año se ha visto un retroceso. En carreras de artes y humanidades, entró en septiembre de 2020 un 8% de alumnos más que en 2015. Pero en 2021, la caída de nuevos alumnos respecto al año anterior ha sido de casi el 9%, quedando la cifra incluso por debajo de la de seis años antes. La nueva década ha empezado bien también en carreras de ingeniería y arquitectura, con una subida del 3% en los últimos tres años.

Con sus más y sus menos, los estudios de ciencias sociales y jurídicas se han mantenido relativamente estables durante los últimos siete años, aunque esta última es la que más cantidad de matriculados suma de todas las ramas, alrededor de los 160.000. Con una diferencia de casi 100.000 nuevas inscripciones, la segunda con más alumnos es el área de ciencias de la salud, que avanza con algo más de 60.000 matriculados cada año.

Un nivel más

Aunque lo que está de moda son los másteres, la carrera académica de una persona todavía puede subir un escalón más. El siguiente nivel es el doctorado, al que llega menos gente. La cantidad de personas que completaron este nivel de estudio de los alumnos graduados en el curso escolar 2013-2014 fue del 1%, tres puntos menos que los graduados en 2009-2010.

Los estudios de ciencias son los que sumaron más titulados en doctorado. El 6% de los graduados en carreras de ciencias en 2013-2014 son doctores en alguna especialidad. Aun así, los de artes y humanidades son los que más estudiantes tienen, siendo 25.400 los alumnos matriculados en doctorados en esta modalidad el curso 2021-2022.

Estos últimos años, el número de estudiantes de doctorado ha crecido en todas las ramas, especialmente en las de ciencias de la salud y ciencias sociales y jurídicas, aumentando cerca de un 30% la cantidad de los que terminaron en 2021 respecto a 2019.

Muchos estudiantes han vuelto a su rutina de estudio este mes, y los años han demostrado que van a vivir el 'regreso al cole' unas cuantas veces más que los que terminaron hace algunos años. Cada vez alargamos más nuestro tiempo de estudio y el grado universitario o ciclo ya no parecen suficiente. Ahora, el máster es el nuevo grado, aunque no es igual para todos: la tendencia a pasarse más años hincando codos en la universidad depende de lo que estudiemos.

Universidades
El redactor recomienda