Es noticia
Menú
10 días y un vocal: Lesmes ultima su dimisión en plena contrarreloj por el TC
  1. España
Crisis del poder judicial

10 días y un vocal: Lesmes ultima su dimisión en plena contrarreloj por el TC

El presidente del Supremo ha comunicado a Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo que se marchará la primera semana de octubre, mientras acelera para captar un voto clave para el Constitucional

Foto: Carlos Lesmes, presidente del CGPJ. (EFE)
Carlos Lesmes, presidente del CGPJ. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La crisis del poder judicial está repleta de plazos y cuentas atrás. Para el presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, acaba de activarse una más. La primera semana de octubre ha quedado marcada con una 'X' en el calendario de la institución. Será la última para tratar de sacar adelante los nombramientos del Tribunal Constitucional que ha activado el Gobierno. También será la última del mandato de Lesmes. Fuentes jurídicas aseguran a El Confidencial que el presidente del Supremo ya ha comunicado a Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo que se marchará entre los días 4 y 7 si, como todo apunta, no se producen avances en la renovación del órgano de gobierno de los jueces.

Este mismo viernes, el CGPJ ha informado, además, de que Lesmes ya ha recabado un dictamen sobre su eventual dimisión. Según explica el gabinete técnico en el mismo, la presidencia tanto del Supremo como del órgano de gobierno de los jueces recaería sobre el vicepresidente en funciones del alto tribunal, Francisco Marín. El propio Lesmes dará cuenta la próxima semana a los miembros de la Sala de Gobierno del Supremo y al pleno del CGPJ sobre el contenido de este informe, lo que implica llevar un paso más allá su amenaza de dimisión.

Foto: El presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes (i), ante el rey Felipe. (EFE/Pool/J.J Guillén)

Después de las últimas reuniones fallidas entre los dos sectores del Consejo y con una parte considerable del mismo decidida a dilatar el proceso sobre el TC lo máximo posible, sacar adelante las designaciones se ha convertido casi en un empeño personal del presidente Lesmes. Roza el éxito. Las fuentes consultadas aseguran que las cuentas están a punto de salir y que solo necesitaría el empujón final que proporcionaría el apoyo de un solo vocal para obtener la mayoría suficiente para sacar adelante los nombramientos.

El número necesario de apoyos es de 12 vocales. Lesmes ya cuenta con el voto de todos los que forman el sector progresista, un total de ocho. A ellos se suma su propio voto y el de dos de los considerados conservadores, Wenceslao Olea y Vicente Guilarte, que estarían dispuestos a votar si los candidatos que se propongan recaban su confianza. Quedaría, por tanto, con 11, a solo un apoyo de la decisión definitiva.

Foto: Carlos Lesmes, en la apertura del año judicial. (EFE)

Para conseguirlo, el presidente cuenta con dos días clave. El próximo jueves 29 se celebra, como es habitual en el último jueves de mes, un pleno que en este caso se centrará de forma inevitable en el Constitucional. Para esa jornada, las perspectivas no son todo lo buenas que Lesmes desearía. Como en la famosa aldea gala de Astérix, un grupo de 'irreductibles', ocho descontentos con las formas del Gobierno en este terreno, se resiste. Esta misma semana se produjo un último contacto entre sectores y el más cercano a la derecha dejó muy claro que no está en disposición de presentar un candidato de consenso en esa fecha.

A pesar de todo, el presidente no pierde la esperanza y está dispuesto a convocar un segundo pleno, para el día 3 de octubre, en el que confía convencer a alguno de los conservadores de que se sume a aquellos que quieren nombrar ya. Las fuentes consultadas aseguran que es posible que lo logre con alguno de los que dudan de la conveniencia de alargar "la resistencia". Juan Martínez Moya y Nuria Abad son las opciones más probables para alcanzar esa cifra de 12 votos, precisan.

Ese empujón definitivo será la última acción de Lesmes al frente del Consejo. Pero salgan o no salgan adelante los nombramientos, su dimisión se da por hecha, ya que no ha quedado condicionada a la renovación del TC, sino a la del CGPJ, en la que no se ha producido ningún avance en los últimos días. Solo el anuncio de la visita del comisario de Justicia de la UE, Didier Reynders, permite esperar que se produzca un cambio que disponga a los líderes del PSOE y el PP a reunirse al fin y acabar con el retraso de casi cuatro años.

Los efectos de la llegada de Reynders

Sin embargo, no todos los efectos de la llegada de Reynders son pacificadores. El comisario europeo tiene previsto reunirse el mismo día 29, en el que está convocado el primer pleno citado, con las asociaciones de jueces, muy críticas con la actual situación y muy favorables a un cambio de modelo de elección del Consejo que permita a los jueces elegir a sus representantes y saque la renovación de las Cortes. Un día más tarde, Reynders verá al propio Lesmes. La cara visible de Bruselas en el terreno de la Justicia ya ha anticipado que tratará de mediar entre todas las partes y lograr una solución.

Foto: Carlos Lesmes, ante el rey Felipe VI. (EFE/J.J Guillén)

No obstante, para la Moncloa la visita supone una nueva presión. Desde el Gobierno, quieren al menos ofrecer al comisario la visión de que uno de los dos problemas de caducidad, el del Constitucional y el del Consejo, está ya resuelto o al menos bien encaminado. Ha arreciado la presión en los últimos días y da a entender que su paciencia no se prolongará más allá del mes de septiembre, del que queda poco más de una semana.

La crisis del poder judicial está repleta de plazos y cuentas atrás. Para el presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, acaba de activarse una más. La primera semana de octubre ha quedado marcada con una 'X' en el calendario de la institución. Será la última para tratar de sacar adelante los nombramientos del Tribunal Constitucional que ha activado el Gobierno. También será la última del mandato de Lesmes. Fuentes jurídicas aseguran a El Confidencial que el presidente del Supremo ya ha comunicado a Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo que se marchará entre los días 4 y 7 si, como todo apunta, no se producen avances en la renovación del órgano de gobierno de los jueces.

CGPJ Tribunal Constitucional
El redactor recomienda