Es noticia
Menú
Génova sitúa a Álvarez de Toledo fuera del PP y estudia una nueva multa por desobediencia
  1. España
NUEVA INSUMISIÓN

Génova sitúa a Álvarez de Toledo fuera del PP y estudia una nueva multa por desobediencia

La dirección no cuenta con la exportavoz para el futuro en Cataluña y todo apunta a que su escaño en el Congreso lo ocupará Alejandro Fernández. El partido sopesa otro expediente por romper la disciplina en una votación

Foto: La diputada del PP Cayetana Álvarez de Toledo. (EFE/Mariscal)
La diputada del PP Cayetana Álvarez de Toledo. (EFE/Mariscal)

"Pero ¿estaba cumpliendo algún tipo de disciplina dentro del PP? ¿O era pura coincidencia?". El último acto de rebeldía de Cayetana Álvarez de Toledo no ha cogido por sorpresa a sus compañeros de filas. Este jueves, la diputada por Barcelona volvió a saltarse las órdenes del partido y se posicionó a favor de una proposición no de ley tramitada por Vox en la que solicita aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña, "con el fin de asegurar el respeto y el cumplimiento íntegro de los preceptos constitucionales que, en cualesquiera materias, están siendo objeto de sistemáticas infracciones por parte del Gobierno de la Generalidad de Cataluña". Ciudadanos se unió a los de Santiago Abascal frente al rechazo del PP... con la excepción de su diputada insumisa.

Desde hace meses, la exportavoz parlamentaria del PP ha mantenido un perfil bajo que solo se ha visto interrumpido por su última indisciplina en la Cámara Baja y por su reaparición mediática el pasado domingo en la manifestación en defensa del uso del castellano, una marcha a la que también acudió la secretaria general del PP, Cuca Gamarra, pero no Alberto Núñez Feijóo. Pero la nueva dirección de Génova no cuenta con ella para el rediseño del partido en la región, ni tampoco le reserva cuotas de poder en la arena nacional. El foco orgánico de la diputada se apaga.

Aunque no hay una decisión en firme, todo apunta a que su escaño en el Congreso lo ocupará el actual líder del PP regional, Alejandro Fernández. En Barcelona se maneja el regreso de Dolors Montserrat, aunque se valoran otros nombres para dar un impulso a la marca en Cataluña, como el de la diputada en el Parlament Lorena Roldán o el expresidente de Sociedad Civil Catalana Fernando Sánchez Costa. Pero el de Cayetana Álvarez de Toledo no está entre ellos.

El aterrizaje de Alberto Núñez Feijóo en la séptima planta de Génova 'calmó' a una diputada que durante meses se convirtió en el azote de la dirección de Pablo Casado. En verano de 2019, el expresidente del PP decidió dar más galones a la dirigente con la portavocía en el Congreso, pese a las voces que le advertían internamente de que le terminaría pasando factura. En efecto, sus continuos enfrentamientos con el ex secretario general del partido Teodoro García Egea y su afición a testar su libertad política sin seguir los dictados de la dirección terminaron colmando la paciencia de Pablo Casado, que la apartó de la primera línea en agosto de 2020.

Foto: Cayetana Álvarez de Toledo. (EFE/Enric Fontcuberta) Opinión

El 'verso libre' del PP, con permiso de Isabel Díaz Ayuso, ajustó cuentas con la anterior dirección a través de la publicación de 'Políticamente indeseable' (Ediciones B), un libro en el que despachó sobre el "mando testosterónico" de Egea y la falta de liderazgo de Casado. Eran tiempos turbulentos para el PP. El enfrentamiento con Ayuso ya comenzaba a supurar y Casado no sobrevivió al terremoto. La llegada de Feijóo amainó la tormenta, pero Álvarez de Toledo no recuperó la voz.

La diputada por Barcelona fue una de las dirigentes que exigieron públicamente a la nueva dirección que incluyese una ponencia política con la que dar "la batalla de las ideas" en el congreso extraordinario de abril, pero la petición fue desestimada. En paralelo a su actividad como diputada rasa en el Congreso, la dirigente ha puesto en marcha un foro iberoamericano en el que reivindica el "espacio liberal" en países como Argentina o Chile. Nunca ha cuestionado a Feijóo como nuevo presidente del PP, aunque sí ha alzado la voz en alguna entrevista para remachar sus "diferencias" ideológicas, por ejemplo, en lo relativo al 'catalanismo cordial' que abandera Feijóo.

¿Nueva multa para Cayetana?

Cayetana Álvarez de Toledo volvió a saltarse las órdenes del partido para posicionarse a favor de una PNL de Vox que defendía un '155 educativo', ante la negativa de la Generalitat de acatar la sentencia del Tribunal Supremo para garantizar que al menos un 25% de la enseñanza en Cataluña se imparta en castellano. El PP había decretado un voto negativo para el primer párrafo de la propuesta, que pedía al Gobierno "intervenir" la Administración autonómica, mientras que ordenó la abstención para los otros tres puntos de la iniciativa, que se votaban por separado. Pero la diputada por Barcelona votó a todo que sí.

El escenario que ahora se abre en el grupo parlamentario es similar al que se produjo el pasado mes de noviembre. Entonces, Álvarez de Toledo también se saltó la disciplina de voto de la dirección de Casado en la elección de los nuevos magistrados del Tribunal Constitucional. La dirección del PP en el Congreso, comandada por Cuca Gamarra, prevé activar ahora el mismo procedimiento que entonces: apertura de expediente, nombramiento de instructor y, si procede, aprobación de una sanción económica.

Hace unos meses, el PP decretó una multa de 500 euros contra Álvarez de Toledo, pese a que la diputada presentó alegaciones argumentando un motivo "moral" para romper la disciplina de voto. Aunque es la dirección la que debe tomar una decisión, numerosos compañeros de bancada de la dirigente creen que se optará por una sanción económica que varía en función de la gravedad de la falta o de la importancia de la votación.

"Pero ¿estaba cumpliendo algún tipo de disciplina dentro del PP? ¿O era pura coincidencia?". El último acto de rebeldía de Cayetana Álvarez de Toledo no ha cogido por sorpresa a sus compañeros de filas. Este jueves, la diputada por Barcelona volvió a saltarse las órdenes del partido y se posicionó a favor de una proposición no de ley tramitada por Vox en la que solicita aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña, "con el fin de asegurar el respeto y el cumplimiento íntegro de los preceptos constitucionales que, en cualesquiera materias, están siendo objeto de sistemáticas infracciones por parte del Gobierno de la Generalidad de Cataluña". Ciudadanos se unió a los de Santiago Abascal frente al rechazo del PP... con la excepción de su diputada insumisa.

Partido Popular (PP)
El redactor recomienda