Es noticia
Menú
La vicepresidenta de Ceuta, ante la jueza: "Me guie por los servicios jurídicos del Gobierno"
  1. España
Vídeo de su declaración

La vicepresidenta de Ceuta, ante la jueza: "Me guie por los servicios jurídicos del Gobierno"

María Isabel Deu, imputada por prevaricación por la devolución de menores a Marruecos, puso su móvil a disposición del caso para cotejar sus wasaps con Interior o la vicepresidencia de Carmen Calvo

Foto: Momento de la declaración de María Isabel Deu ante la jueza de Ceuta. (EC)
Momento de la declaración de María Isabel Deu ante la jueza de Ceuta. (EC)

La vicepresidenta del Gobierno de Ceuta, María Isabel Deu, prestó declaración el miércoles como imputada por la devolución de menores a Marruecos en el verano de 2021. Acusada de un delito de prevaricación, estuvo durante una hora y 39 minutos dando explicaciones en una comparecencia a la que ha tenido acceso íntegro El Confidencial. La dirigente del PP basó toda su defensa alegando que ella confió en el Ejecutivo de Pedro Sánchez, con el que mantenía contacto diario. "Me guie por los servicios jurídicos del Gobierno". Se mostró dispuesta a enseñar el WhatsApp de su móvil para acreditar sus conversaciones con el Ministerio del Interior o la vicepresidencia de Carmen Calvo.

“Las comunicaciones que tengo de verdad frecuentemente a diario, también de noche a horas intempestivas, y ahí está mi móvil para cotejarlas a través del WhatsApp, es con la Vicepresidencia primera del Gobierno, con el Ministerio del Interior, el Ministerio de Derechos Sociales y alguna con el Ministerio de Asuntos Exteriores”, declaró. Según ha avanzado este periódico, Deu ya ha solicitado al juzgado la citación como testigo del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, el secretario de Estado de Seguridad y la jefa de gabinete de la exvicepresidenta del Ejecutivo.

Al inicio de su intervención, Deu se quejó de que hay cosas que no aparecen en el acta de su declaración ante Fiscalía prestada en diciembre: “Durante el transcurso de las declaraciones, me sentí un poco mal porque yo iba sin asistencia jurídica. La Abogacía del Estado [que se hace cargo de su defensa] intervino diciendo que parecía que estaban coaccionando a la testigo. Eso no aparece en el acta”. A su juicio, el interrogatorio de los fiscales fue “bastante largo” y se derivan unas conclusiones con las que no está de acuerdo y que le han costado esta imputación. “No conocía que pudiera ser ningún ilícito penal. Yo no actuaba aquí trajinando una confabulación fantástica”, se defendió.

Deu, sobre la reacción de los menores: "Vi aplausos y alguna lagrimilla como cuando alguien se va de un campamento"

Según datos policiales, cifró en 1.280 los menores que accedieron a la ciudad autónoma en mayo de 2021, cuando entraron más de 12.000 personas por la frontera de El Tarajal ante la pasividad de las autoridades marroquíes. De esos menores, había 87 eran chicas y estiman que había otros 500 niños sin censar. “Estimamos 1.600 porque ha habido muchos más asentamientos ilegales y otros que estaban desaparecidos. Hubo un miedo terrible por parte de la población, que dejó de llevar a sus niños al colegio”, recordó.

Foto: Menores en la frontera entre Marruecos y Ceuta. (EFE)

Contrataron de “emergencia” a plataformas como SUMA, Engloba y Save The Children para atender a los menores y detectar vulnerabilidades. La jueza del caso le preguntó si se incoaron procedimientos para cada uno de los menores, pero Deu contestó que no lo sabe porque no le han remitido esa documentación. Entre sus funciones como vicepresidenta, se incluye el ámbito de Menores, pero dimitió de estas labores concretas tras ser imputada en esta causa, que se sigue en el Juzgado de Instrucción número 2 de Ceuta.

“Hubo menores que encontraron en el mar”

“Nosotros nos pusimos a disposición del Gobierno de la nación para hacer controles de los 500 jóvenes sobre los que se tenían dudas de que fuesen menores de edad. Muchísimos de esos menores corrían riesgo de perder incluso la vida, hubo menores desaparecidos que fueron encontrados en el mar”, destacó Deu para defender el acuerdo de 2007 entre España y Marruecos que usaron para agilizar las repatriaciones desde el viernes 13 de agosto de 2021. La Justicia contencioso-administrativa ya ha determinado que esa vía puso en riesgo a los niños. “Era una situación excepcional y extraordinaria”, insistió Deu.

“Tenemos una coordinación con el Gobierno de España, donde diferentes ministerios tienen unos servicios jurídicos pertinentes y a través de estudio y trabajo en equipo y conversaciones con Marruecos se llega a decir que se puede realizar este procedimiento”, añadió para sacudirse la responsabilidad de la decisión de las repatriaciones. “Yo no arbitro nada, yo estoy a disposición del Gobierno de España. Es el Gobierno de España quien, analizando los adjuntos y en relaciones diplomáticas, no olvidemos que había una crisis entre España y Marruecos, retoma las conversaciones, y son los dos países los que adoptan que ese acuerdo se puede realizar”, explicó.

Foto:

El 10 de agosto de 2021, la Secretaría de Estado de Seguridad dio luz verde para activar la repatriación de menores. La jueza se interesó por los reparos que manifestó la jefa del Área de Menores del gobierno autonómico ante el procedimiento que iban a emplear. Esta funcionaria avisó de que se incumplía la Ley de Extranjería. “El Gobierno de España, con sus servicios jurídicos en donde existen magistrados, si nos dicen que se pone en marcha el acuerdo marco, las disquisiciones jurídicas que puede tener mi jefa de Área, con todos mis respetos, son absolutamente únicas con respecto al resto de servicios jurídicos. Recordó que tanto el ministro del Interior como su número dos son magistrados y conocen la Ley de Extranjería.

El día 11 de agosto, autoridades de Ceuta y Marruecos mantuvieron una reunión en la frontera para ultimar los detalles de las devoluciones. “Era un hecho histórico”, dijo Deu a la jueza. Recordó que para Marruecos, la ciudad autónoma es un lugar ocupado por España. Entendió que su presencia era una garantía de que se estaba haciendo todo de acuerdo a los protocolos. No obstante, la vicepresidenta ceutí admitió que ni siquiera sabía quiénes eran esas personalidades marroquíes. “No apunte los nombres”, le dijo a la jueza. En esa reunión también estuvo la jefa del Área de Menores que se opuso al plan. Esta mujer, Antonia Palomo, también mantuvo un enfrentamiento con el jefe de gabinete de la Delegación de Gobierno. “Creo que no tiene formación jurídica”, zanjó Deu sobre su subordinada.

Admitió también que había jóvenes a los que se les aplicaron edades que no eran reales [se entregó a seis chicos pensando que eran menores]. En sus explicaciones incurrió varias veces en expresiones como “yo entendía que…”, “no soy nadie para poner en duda…” o cuestiones que se daban por hecho aquellos días. Un ejemplo fue el ‘modus operandi’ de las deportaciones. Agentes marroquíes entraron en suelo español para hacer los trámites. Eso llamó la atención de la jueza, quien preguntó a Deu si le pareció algo normal. La imputada dijo no ser la autoridad competente. “Es la vicepresidenta”, replicó la magistrada.

La interrogada sostuvo que interrumpieron las deportaciones “por prudencia”. Organizaciones no gubernamentales acudieron a la Justicia para solicitar la paralización. La jueza le preguntó si a día de hoy, más de un año después, ha hecho alguna gestión para interesarse por el paradero de los menores devueltos. “He tenido conocimiento por medios de comunicación y he solicitado informes a las autoridades marroquíes, estamos a la espera. Sé que han informado de 70 menores, pero a mí no me ha llegado de momento”, contestó.

La fiscal, Silvia Rojas, abundó en sus preguntas respecto a quién decidió el modo de retornar a los niños y con quién se asesoraba concretamente. Deu dijo no recordarlo, pero declaró que ya en el pasado se habían hecho reagrupaciones familiares similares antes de la entrada masiva de mayo. “Diga qué persona le dijo que esa forma de actuar era la adecuada”, insistió la fiscal. La investigada aseguró que cuando la secretaría de Estado les dijo que se procediese a activar el acuerdo marco, les remitió un escrito donde expresamente preguntó qué cronograma y procedimiento iban a tener. “A partir de esa remisión nos formalizan un encuentro en Marruecos con las autoridades pertinentes para poder hacerlo”, detalló.

La fiscal le preguntó por un escrito elaborado por la fundación SUMA, contratada por Ceuta para velar por los niños que estaban ubicados en los pabellones desde la entrada masiva. En ese documento, se advertía de que muchos lloraron o se autolesionaron cuando se enteraron de que les iban a repatriar. Deu dijo que lo que ella vio "aplausos y alguna lagrimilla como cuando alguien se va de un campamento". Terminó sus respuestas lanzando un dardo contra los trabajadores de esta plataforma solidaria. Dijo en el juzgado que les escuchó lamentar las deportaciones porque eso suponía volver a su casa en Jerez y Cádiz.

Deus se negó a contestar las preguntas de la acusación popular que ejerce La Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado. Por estos hechos también está imputada por prevaricación la delegada del Gobierno de Ceuta, Salvadora Mateos. Declarará en el Juzgado previsiblemente este jueves. Estaba citada el mismo día que la vicepresidenta, pero la juez aceptó aplazar su declaración por motivos de salud.

La vicepresidenta del Gobierno de Ceuta, María Isabel Deu, prestó declaración el miércoles como imputada por la devolución de menores a Marruecos en el verano de 2021. Acusada de un delito de prevaricación, estuvo durante una hora y 39 minutos dando explicaciones en una comparecencia a la que ha tenido acceso íntegro El Confidencial. La dirigente del PP basó toda su defensa alegando que ella confió en el Ejecutivo de Pedro Sánchez, con el que mantenía contacto diario. "Me guie por los servicios jurídicos del Gobierno". Se mostró dispuesta a enseñar el WhatsApp de su móvil para acreditar sus conversaciones con el Ministerio del Interior o la vicepresidencia de Carmen Calvo.

Fernando Grande-Marlaska Ministerio del Interior
El redactor recomienda