Es noticia
Menú
Choque por la cesta de la compra: Díaz dice que los súper lo estudian, pero estos lo rechazan
  1. España
Acuerdo sobre productos básicos

Choque por la cesta de la compra: Díaz dice que los súper lo estudian, pero estos lo rechazan

La vicepresidenta segunda y el ministro de Consumo celebran las aportaciones de empresas y asociaciones de consumidores tras su primera y breve reunión sobre la propuesta, pero los supermercados se muestran muy críticos

Foto: Yolanda Díaz y Alberto Garzón.
Yolanda Díaz y Alberto Garzón.

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, y las empresas de la distribución españolas (Anged, Asedas y ACES) no se han puesto de acuerdo ni en cómo había ido la reunión que han celebrado hoy. Mientras la primera ha afirmado que las empresas van a "estudiar" su propuesta de un acuerdo que permita abaratar la cesta de la compra de productos básicos, estas han respondido con fuertes críticas a la medida.

Tras su primera reunión en el Ministerio de Trabajo, este lunes, la vicepresidenta segunda y ministra del ramo ha asegurado que ambos actores se han tomado "muy en serio" este encuentro, en el que las distribuidoras han estado representadas "al máximo nivel" y "no hicieron más que aportar". Una visión que contrasta radicalmente con la que han transmitido los gestores de los supermercados españoles: Anged ha criticado la imagen "distorsionada" que se está transmitiendo del sector, Asedas ha asegurado directamente que "no es una buena idea" y ACES ha cuestionado la legalidad de la medida.

Foto: Yolanda Díaz y Luis Planas, en el Congreso. (EFE/Mariscal)

Díaz ha comparecido junto al ministro de Consumo, Alberto Garzón, tras explicar su planteamiento a tres grandes organizaciones de distribuidores y a nueve asociaciones de consumidores, y después de recibir nuevas propuestas de sus interlocutores. Ha sido un encuentro breve, en el que no han podido abordar todos los frentes abiertos, y la vicepresidenta segunda les ha emplazado a una nueva cita tras su vuelta del G20, en los próximos días, para celebrar una reunión "larga y de trabajo", "para llegar a puntos de encuentro".

Los dos ministros han destacado, además, la "actitud constructiva" de empresarios y consumidores, y ambos han afirmado que el precio de la cesta de la compra es "el principal problema" de España. "El deber de todo Gobierno progresista es proteger el poder adquisitivo de los trabajadores", apostillaba Garzón.

Lo que Díaz y Garzón han puesto sobre la mesa, en esencia, es un pacto que permita a los consumidores resguardarse de la inflación, disponiendo de una cesta de la compra básica y de calidad con "productos frescos, carne, pescado, huevos, hortalizas y lácteos", además de productos para celiacos.

Debería estar disponible, al menos, hasta después de Navidad, y serían los propios comercios los que decidieran qué productos concretos incluir (Díaz pide entre 20 y 30), como ha explicado el ministro de Consumo. "Las ofertas comerciales y la composición de cada cesta les compete a las empresas", "nosotros lo que hacemos es presionar" en favor del acuerdo, reiteraba.

Foto: Yolanda Díaz y Alberto Garzón. (EFE/Rodrigo Jiménez)

Y, sobre la polémica generada en el propio Ejecutivo a cuenta de esta iniciativa, Díaz ha insistido en que hace una semana "todo el Gobierno" ya estaba "trabajando en estas medidas". Buena parte de las reacciones airadas de distintos ministros han estado marcadas por su rechazo a una hipotética norma que obligue a topar los precios, algo que Díaz y Garzón no contemplan hoy, como sí lo reclaman desde Unidas Podemos. Lo que hay sobre la mesa, de momento, es la voluntad de llegar a un acuerdo entre empresas y consumidores.

Además, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha abierto otro frente a ambos ministros, al advertir, el viernes, de que la ley veta los acuerdos entre operadores para establecer precios máximos. Según la CNMC, tanto la Ley de Defensa de la Competencia como el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea "prohíben expresamente los acuerdos o recomendaciones de fijación de precios u otras condiciones comerciales que restrinjan o falseen la competencia".

Foto: La ministra de Defensa, Margarita Robles. (EFE/J. Casares)

Sin embargo, Díaz ha seguido la línea mantenida hasta la fecha: a su entender, la propuesta es "legal" y, además, "hay excepciones en la ley de comercio" que permitirían hacerla realidad. Y, cuestionada sobre las críticas de la patronal del pequeño comercio sobre el impacto que podría generarles un acuerdo de este tipo, Díaz ha reclamado "no abrir una confrontación que no es real", mientras se definía como "usuaria" y "defensora a ultranza" del comercio de proximidad, y hasta recomendaba su uso.

Las distribuidoras no lo ven claro

El vicepresidente ejecutivo de la Asociación de Supermercados distribuidores (Anged), Javier Millán-Astray, valora el encuentro con ambos ministros como "un intercambio de información que ha sido útil para todos". Así, Anged ha querido trasladar a Díaz y Garzón la realidad en la que se mueve el sector de la distribución, ya que según apunta el directivo," tenemos la sensación de que se está proyectando una imagen del sector que no tiene absolutamente nada que ver con la realidad".

Astray argumenta que "no hay ningún dato que apunte a un 'comportamiento anormal' por parte de la distribución" y defiende que, en un contexto en el que puede verse una evolución al alza de precios de la industria de un 12,6%, en la distribución han crecido en torno a un 7%. Por ello, considera que el suyo es un sector "extraordinariamente responsable socialmente" y "lo han demostrado suficientemente en contextos de pandemia, en la borrasca Filomena o en la huelga de transportes". Por ello, la distribución "ya está haciendo unos esfuerzos ingentes en la contención de precios en toda la cadena alimentaria" y "entendemos que este es un tema de extraordinaria sensibilidad", cuenta Astray.

Astray explica que desde Anged han trasladado a la ministra la realidad actual de la distribución. Entre los asuntos a tratar, ha facilitado a Díaz y Garzón datos sobre los incrementos en los costes de producción: un 290% en cereales, cerca del 180% en fertilizantes y un 120% en productos que se utilizan para la fabricación de los envases. Por ello: "Es inevitable que haya un incremento de precios", argumenta el directivo.

Foto: Cesta de la compra con 33 productos por un total de 32,64 euros. (Á. C.)

Por su parte, el director general de Asedas, Ignacio García Magarzo, ha afirmado no compartir la elaboración de una cesta básica para frenar la inflación y ha señalado que no es "útil", ni "una buena idea", ya que no es coherente con la estructura de la distribución comercial española, a lo que se suma "algún problema jurídico" que puede tener ese acuerdo que plantea Díaz.

"No podemos compartir el análisis que ella hizo concretamente la semana pasada sobre un problema de márgenes y de precios en la cadena de valor", ha señalado.

Asimismo, ha afirmado que medidas similares a la planteada por Díaz no funcionaron en Francia, ya que tuvo como resultado una reacción contraria de los consumidores y un descenso importante de la venta por falta de confianza.

Foto: La vicepresidenta de Trabajo, Yolanda Díaz, y el ministro de Consumo, Alberto Garzón. (EFE/Rodrigo Jiménez)

El presidente de Aces, Aurelio del Pino, ha afirmado que el sector no puede compartir el análisis que Díaz hizo la semana pasada sobre un problema de márgenes y de precios en la cadena de valor y ha subrayado que el sector tiene un marco jurídico "muy limitativo" con la ley de la cadena alimentaria, que hace que tenga que garantizar a sus proveedores el cumplimiento de los costes de producción.

"Cada consumidor se puede hacer su cesta y puede encontrar la cesta que mejor se ajusta a sus necesidades de acuerdo con la política comercial de cada empresa; es decir, cada empresa tiene su propia política", ha señalado.

Respecto a los márgenes, ha afirmado que es "totalmente falso" que el sector pueda ser comparado con otros sectores como la banca o la energía, ya que los márgenes de la distribución comercial española son muy bajos y rondan el 1% o el 2%.

Además, las tres asociaciones (Aces, Anged y Asedas) han elaborado un comunicado conjunto en el que se muestran rotundamente contrarios al acuerdo de una cesta de la compra con precios fijos. Según dicho documento, los tres firmantes consideran "inviable y contraproducente la propuesta de elaborar una cesta de la compra básica a precios cerrados". Por ello han elaborado un listado de medidas que sí creen que beneficien tanto a los consumidores como al propio sector; por ejemplo, la bajada temporal del IVA de los alimentos o un Estatuto de Sector Esencial que apoye a las empresas ante el alza del coste de la energía.

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, y las empresas de la distribución españolas (Anged, Asedas y ACES) no se han puesto de acuerdo ni en cómo había ido la reunión que han celebrado hoy. Mientras la primera ha afirmado que las empresas van a "estudiar" su propuesta de un acuerdo que permita abaratar la cesta de la compra de productos básicos, estas han respondido con fuertes críticas a la medida.

Yolanda Díaz G20
El redactor recomienda