Es noticia
Menú
Marta García Aller: "El 'boom' del pódcast en España no ha hecho más que empezar"
  1. España
lanzamiento

Marta García Aller: "El 'boom' del pódcast en España no ha hecho más que empezar"

Desde esta semana, Marta García Aller presenta y dirige Pausa, el nuevo pódcast semanal de El Confidencial. Ya puedes escucharlo en Ivoox, Spotify y Apple Podcast

Foto: Marta García Aller en la redacción de El Confidencial. (Isabel Blanco)
Marta García Aller en la redacción de El Confidencial. (Isabel Blanco)

España es un país de pódcast. Ya lo era de radio y, claro, la evolución natural de los consumidores era enfocarse en la superpersonalización. Según un informe de Hootsuite y de We Are Social, más de un 21% de los españoles ya escuchan este tipo de contenidos. No es un fenómeno aislado. "La pandemia fue un punto de inflexión para los pódcast", explica Marta García Aller (Madrid, 1980), directora y presentadora de Pausa, el nuevo pódcast de El Confidencial.

Los estudios nos dicen que los españoles escuchamos cosas para desconectar o mientras hacemos otras cosas. Pero también para mantenernos al día. Por eso nace Pausa, cuyo primer episodio se puede escuchar ya en Spotify, Ivoox y Apple Podcast.

PREGUNTA. ¿Por qué Pausa? ¿Por qué un pódcast semanal y no uno diario como tienen otros medios?

RESPUESTA. Pausa no es diario, sino semanal, pensado precisamente en huir de las prisas y el último tema de la actualidad del día. Queremos hacer algo con la tranquilidad y perspectiva que requiere un buen análisis. Por eso se llama Pausa. Un pódcast pensado para escuchar en esos ratos en los que apetece un poco de tranquilidad. Ese momento de pararse y decir, espera, que de esto me quiero enterar bien y no he tenido tiempo en toda la semana. Tendremos expertos a los que apetezca escuchar, con enfoques diferentes y temas relevantes de los que a todos nos gustaría tener criterio más allá de lo obvio.

Los episodios de Pausa duran unos 25 minutos, el tiempo de una buena conversación, pero también de un trayecto en coche, de recoger la cocina o dar un paseo. Un estudio reciente de Spotify dice que la mayoría de españoles escuchan pódcast para desconectar y entretenerse, pero también para mantenerse al día mientras hacen otras cosas. Una de las razones de por qué cada vez escuchamos pódcast, cuyo consumo se ha duplicado en el último año y sigue subiendo, es para separarnos de las pantallas y poder hacer otras cosas a la vez. El audio ofrece esa vía de escape al mismo tiempo que da las ventajas de elegir el contenido digital a la carta que a cada uno le apetezca.

Foto: Marta García Aller. (Isabel Blanco)

P. Es tu primer pódcast, pero no eres nueva en esto de la radio. Además de como columnista en El Confidencial, muchos lectores te conocerán también de escucharte cada mañana en 'Más de Uno', el programa de Carlos Alsina en Onda Cero, en el que además de en las tertulias acabas de estrenar sección esta temporada sustituyendo a Fernando Ónega en el comentario diario.

R. Sí, esta temporada empieza llena de grandes retos. Y es un privilegio que Carlos Alsina confíe en mí para hacer el primer comentario de la mañana. Empecé en Onda Cero con Alsina en la tertulia de 'La Brújula de la Economía' hace ya 10 años y mira cómo pasa el tiempo. Puede sonar raro ahora que estamos lanzando un pódcast, pero hacer radio en directo tiene una magia especial. Aunque no parece tan buena idea cuando suena el despertador a las 5 de la mañana... Pausa saldrá los jueves para que cada uno lo escuche cuando mejor le venga.

placeholder Foto: I. B.
Foto: I. B.

P. Y además de no tener que madrugar… ¿Qué diferencia hay entre los pódcast y a la radio convencional?

R. La radio tradicional se basa en la experiencia de escuchar en directo. El pódcast es digital y a la carta, por lo que permite dirigirse a un nicho mucho más especifico, como pasa con las series en las plataformas de 'streaming', es el oyente el que busca en cada momento lo que le apetece. Aunque la diferenciación tiene trampa, porque la radio tradicional también empaqueta su contenido en pódcast para que cualquiera lo pueda escuchar en diferido y también hay programas que nacieron como pódcast que han pasado a estar en emisión en cadenas de radio nacional. Los límites se diluyen. El acceso a los contenidos es cada vez más digital y el audio un formato en auge, de eso no hay duda, pero seguramente las discusiones de cómo llamamos a cada cosa es algo que solo nos preocupa a los periodistas. El caso es que como oyentes, igual que como lectores y espectadores, nos estamos acostumbrando a elegir qué y cuándo escuchamos cada cosa.

La pandemia fue un punto de inflexión en el consumo de podcast, muchos se engancharon

P. ¿No hay ya muchos pódcast? ¿Quién escucha pódcast en España?

R. No sé si llegaremos a que haya más pódcast que oyentes, pero de momento la demanda sigue subiendo y la oferta cada vez es más completa. Están saliendo muchos contenidos nuevos y de calidad. Los datos del futuro del pódcast en España son muy prometedores. El consumo de audio digital se ha duplicado en el último año, según el Observatorio iVoox.

La pandemia fue un punto de inflexión en el consumo de pódcast, mucha gente se enganchó durante el confinamiento y se han acostumbrado a este formato de audio. Los milennials, entre los veintimuchos y los 40, son los que más pódcast escuchan en España, seguidos de la generación Z, los más jóvenes; pero también entre la Generación X, los que rondan los 50, su consumo está creciendo.

Los oyentes, igual que los lectores, da igual la edad que tengan, todos buscan contenidos interesantes y, cada vez más, desde el móvil. Y luego cada uno que escuche en cada momento lo que más le apetezca, radio en directo o en diferido, o un pódcast de nicho acorde con los intereses de cada uno. Lo bueno del pódcast es que permite más experimentación, más trabajo sonoro y más elaboración. Aunque las fronteras no siempre están claras. La clave está en el contenido, pero también en la conexión con los oyentes. Esperamos lograr esa complicidad con Pausa, tanto de los lectores de El Confidencial como oyentes que puedan descubrirnos por otro canal y les interese este espacio de análisis y reflexión, con buen rollo.

P. ¿Y como oyente eres más de pódcast o de radio en directo? ¿Cuáles son tus pódcast de referencia?

R. Siempre tengo que estar escuchando algo. Creo que eso me viene de familia. Desde que tengo uso de razón recuerdo siempre la radio puesta en casa. Empiezo el día con el pódcast de la BBC, que ya está colgado cuando me levanto, porque a esa hora no han puesto las aceras ni los informativos. Y luego, a lo largo del día, da tiempo a escuchar un poco de todo. Alguna ventaja tenían que tener los atascos. Me gusta mucho el Daily de 'The New York Times' y el Show de Ezra Klein. Pero en España cada vez hay mejores contenidos, precisamente porque cada vez hay más demanda. El Confidencial apuesta por un pódcast semanal con Pausa, pero también con series documentales de periodismo de investigación en casos como el Pundonor Rubiales y otras sorpresas que habrá para esta temporada.

placeholder Foto: I. B.
Foto: I. B.

P. Te van a acompañar además las mejores firmas de la redacción de El Confidencial.

R. Además de invitar cada semana a expertos de referencia en la economía, la tecnología o la educación, la verdadera diferencia de Pausa es precisamente tener algo con lo que nadie más cuenta: los grandes profesionales de la redacción de El Confidencial. Los periodistas que están en el día a día de la noticia son los que mejor las pueden explicar lo que está pasando. Ellos son los que tienen ese punto de vista único que da moverse en los entresijos de una noticia y haberla vivido entre bambalinas. Pausa permite acercarse a ellos de un modo más desenfadado y más allá del titular. Hay muchas firmas de El Confidencial que los lectores leen a diario, pero que no conocen, y van a tener la oportunidad de escucharlos de una manera más desenfadada. De las cosas más interesantes que pasan en una redacción son las conversaciones entre los periodistas que conocen a fondo los temas, cuando discuten matices y enfoques. Y ahí va a estar Pausa, un espacio para el análisis y la escucha.

P. El primer episodio gira alrededor de la polarización. Y dices, además, que tienes buenas noticias.

R. Sí, hay buenas noticias sobre polarización. Aunque España está entre los países más polarizados políticamente, hay esperanza. La polarización está deteriorando la confianza en la democracia y las instituciones, pero una cosa es la polarización de los partidos y otra que esa polarización haya calado en la sociedad hasta el punto de que no te puedas tomar una cerveza con alguien que vote a otro partido. Lo analizamos con la politóloga Sandra León, a partir de un estudio muy interesante de EsadeEcPol e ICIP del que merece la pena fijarse en la letra pequeña. El enfrentamiento constante entre derechas e izquierdas tiene mucho de escenificación política y mediática. ¿Estamos tan polarizados como parece en Twitter? O tanto conflicto es un efecto impostado del que bebemos los medios. Con Ángel Villarino, director adjunto de El Confidencial, que ha sido además corresponsal muchos años, charlamos de la particularidad del caso español y la responsabilidad de los medios en todo esto. Y de los periodistas, por supuesto.

P. ¿Qué nos vamos a encontrar en los siguientes episodios de Pausa?

R. Discusiones interesantes que se vayan saliendo del carril. Hay muchas preguntas a las que vemos a buscar respuesta en las próximas semanas. Algunas urgentes, como qué hacer para bajar la factura de la luz en casa. Otros son debates de fondo en los que creemos que hace falta pararse un poquito a pensar: ¿tiene sentido subir las pensiones máximas de los jubilados?, ¿cómo consiguen las empresas que aplican la semana de cuatro días ser más productivas?, ¿por qué pensamos que el nivel educativo está empeorando aunque los datos digan lo contrario? Y si los lectores y oyentes tienen alguna pregunta más que nos quieran hacer llegar para que hagamos una Pausa, no tienen más que sugerírnoslo. Estamos escuchando.

España es un país de pódcast. Ya lo era de radio y, claro, la evolución natural de los consumidores era enfocarse en la superpersonalización. Según un informe de Hootsuite y de We Are Social, más de un 21% de los españoles ya escuchan este tipo de contenidos. No es un fenómeno aislado. "La pandemia fue un punto de inflexión para los pódcast", explica Marta García Aller (Madrid, 1980), directora y presentadora de Pausa, el nuevo pódcast de El Confidencial.

Podcast Podcast El Confidencial El Confidencial
El redactor recomienda