Es noticia
Menú
El mapa de la criminalidad en España: los delitos suben más en Vigo y San Sebastián
  1. España
Salimos peores

El mapa de la criminalidad en España: los delitos suben más en Vigo y San Sebastián

Los datos de infracciones penales cometidas en el primer semestre de este año permiten ver cómo ha cambiado la forma de delinquir después de la pandemia en más de 250 ciudades españolas

Foto: Guardia civil controla la zona para evitar más peleas tras una reyerta en Coín, en 2018. (EFE/Pérez)
Guardia civil controla la zona para evitar más peleas tras una reyerta en Coín, en 2018. (EFE/Pérez)

La operación 'Street-Rave' en Cieza (Murcia) que arrancó en marzo, una pelea en la puerta de una discoteca en Gandía (Valencia) en abril y otra en la terraza de un bar en Tarragona, en febrero, son solo algunos ejemplos de comisión de delito de "lesiones y riña tumultuaria", uno de los que más ha crecido en España, según el balance de criminalidad de los primeros seis meses publicado por el Ministerio del Interior. De media, durante los tres años previos a la pandemia, se conocían entre enero y junio unos 9.000 casos de este tipo de infracción penal, pero este año la cifra asciende a 12.359, un 43% más.

Las denuncias de violaciones han subido, más aún, un 62% respecto a la media de 2017 a 2019. Precisamente, las agresiones sexuales con penetración son uno de los pocos delitos cuya evolución no cayó durante la pandemia. En los últimos años, han ido creciendo de forma sistemática y parte de este incremento se explica por una mayor concienciación social, que fomenta que cada vez sean más víctimas las que denuncian estos delitos. Con la aprobación de la ley del "solo sí es sí", también los abusos pasarán a formar parte de estas cifras.

En este arranque de año, se han registrado hasta 158 homicidios dolosos y asesinatos consumados, un 6,5%. Hasta junio, han sido 23 las mujeres asesinadas por violencia de género, lo que supone un 15% de esas 158 víctimas mortales. También crecen los delitos por tráfico de drogas y, de forma moderada, los robos con violencia, mientras que caen los robos en casas y de vehículos.

En general, la cantidad de infracciones penales ha crecido un 9% en España respecto al periodo prepandemia y hasta un 25% si se compara con 2021. Los datos del ministerio permiten ver cómo ha variado la situación en 2022 en los municipios de más de 30.000 habitantes. Boadilla del Monte, en Madrid, es una de las localidades donde más suben los hechos denunciados, especialmente por robos con fuerza en domicilios y hurtos. En total, el municipio pasa de contabilizar menos de 600 delitos penales al año a más de 1.100, un 85% más. También sube mucho la categoría de "resto de infracciones penales", un cajón de sastre que no permite identificar si hay algún delito concreto que haya crecido más. Con todo, el municipio continúa siendo uno de los más seguros de España, ya que registra una tasa de criminalidad (infracciones por habitante) de las más bajas.

También Narón, en A Coruña, ha pasado de una media inferior a 400 delitos en los primeros seis meses del año a más de 700, un 80%. Y de forma similar se ha delinquido más en Los Palacios y Villafranca y Coria del Río, ambos en Sevilla. Pero si nos centramos en ciudades más grandes, con al menos 100.000 habitantes, Vigo y San Sebastián aparecen en los dos primeros puestos de la lista. En ambas, el número de infracciones penales cometidas ha crecido por encima del 40%. Y el top-5 lo completan A Coruña, Valencia y Torrejón de Ardoz, en Madrid.

De 253 ciudades con más de 30.000 habitantes, hasta en 200 ha habido más delitos que en el periodo de referencia establecido en este artículo. Curiosamente, la capital española es el único municipio que se mantiene exactamente igual. Entre enero y junio de 2022 se notificaron algo más de 122.000 infracciones penales, cifra casi idéntica a la de la media de 2017 a 2019.

Foto: Clips de plástico utilizados por las bandas organizadas para marcar casas en Sevilla. (Policía Nacional)

Mejores son las noticias para El Prat de Llobregat. Aunque la localidad catalana es entre las grandes ciudades la que cuenta con una mayor tasa de criminalidad, este año la delincuencia está cayendo un 12,8%. Esta cifra podría cambiar cuando se conozcan los datos del año completo, pero la tendencia para el mismo periodo en los años previos es descendente. También Tarragona, Benidorm o La Línea de la Concepción están entre los principales municipios donde la tendencia es contraria a la de la mayor parte del territorio nacional.

Más robos en Gandía y hurtos en Burjassot

Como se comentaba al principio de este artículo, después de las agresiones sexuales, los delitos conocidos que más han crecido son los de lesiones y riña tumultuaria, pero algunas ciudades han visto incrementos por encima de la media nacional. Roquetas de Mar, en Almería, destaca entre aquellas donde ha habido al menos 50 hechos de este tipo, más que duplicando la cifra habitual de peleas allí. Le siguen San Sebastián (Guipúzcoa) y Cartagena (Murcia), donde también se han duplicado las tasas. Sin embargo, no son estas las ciudades donde la tasa de hurtos por habitante es más alta. Ese 'ranking' lo encabeza, de nuevo, El Prat, y le siguen Adeje, Barcelona y Arroyomolinos, todas ellas con una evolución favorable en 2022.

De la clasificación que ofrece Interior, el delito más común es el hurto, que en 2022 ha quedado un 10% por debajo del periodo marcado. En Burjassot (Valencia), Espluges de Llobregat (Barcelona), Coria del Río (Sevilla) y Granadilla de Abona (Tenerife) hay más ahora, mientras que Madrid está entre las ciudades donde este tipo de delito se está denunciando menos. Pulse los botones de la tabla anterior y use el buscador para ver cómo son las tasas de distintos tipos de delitos en su municipio.

Los robos con fuerza en hogares también han caído de forma general en España en lo que va de año: ahora son cerca de un 20% menos que los niveles prepandemia. Ciudades como Gandía y Torrent en Valencia, Salamanca o Badalona (Barcelona) han ido a la contra de la tendencia nacional, con un incremento de robos violentos en casas cercano al 40% en todas ellas. En el otro lado de la balanza, Sant Cugat del Vallès (Barcelona), Tarragona o Mijas (Málaga), aparecen entre las que más están reduciendo estos asaltos.

Los datos muestran que cada ciudad cuenta asimismo con su configuración concreta de los delitos. En las más pobladas de España, se observan también diferencias. Por ejemplo, en Barcelona, más de la mitad de las infracciones cometidas son hurtos (46,5%) o robos con violencia (7,8%). Aunque el hurto aparece siempre en el puesto número 1 del 'ranking' y a mucha distancia del resto hay otras cosas que cambian entre unas capitales y otras, como que en Madrid o Sevilla ha habido más sustracciones de coches que robos con fuerza en domicilios, a diferencia de Barcelona, Valencia o Zaragoza.

Para 2021 y 2022 el Ministerio cuenta también con datos para todos los municipios de más de 20.000 habitantes. Para los de menos de 30.000, sin embargo, no se ha podido calcular cómo ha cambiado la cifra de infracciones respecto a antes de la pandemia, pero sí se puede ver cuál ha sido la tasa de criminalidad en lo que va de año y su evolución respecto al año anterior.

La ciudad con más infracciones registradas por habitante es El Prat de Llobregat, y entre las ciudades más pequeñas con tasas más altas de criminalidad están Salou, Sant Josep de sa Talaia o Alfafar. Los sitios con proporciones más bajas de hechos conocidos hasta junio son Manlleu y Castellar de Vallès en Barcelona e Icod de los Vinos en Santa Cruz de Tenerife.

La operación 'Street-Rave' en Cieza (Murcia) que arrancó en marzo, una pelea en la puerta de una discoteca en Gandía (Valencia) en abril y otra en la terraza de un bar en Tarragona, en febrero, son solo algunos ejemplos de comisión de delito de "lesiones y riña tumultuaria", uno de los que más ha crecido en España, según el balance de criminalidad de los primeros seis meses publicado por el Ministerio del Interior. De media, durante los tres años previos a la pandemia, se conocían entre enero y junio unos 9.000 casos de este tipo de infracción penal, pero este año la cifra asciende a 12.359, un 43% más.

Robos Delincuencia Pandemia
El redactor recomienda