Es noticia
Menú
Argelia: el alto precio a pagar por no contar con España para apagar los incendios forestales
  1. España
Sanciones contra España y sus empresas

Argelia: el alto precio a pagar por no contar con España para apagar los incendios forestales

El balance de muertos por el fuego en Argelia asciende ya a 37 personas, de las que 13 son niños. El hidroavión ruso alquilado por las autoridades argelinas para sustituir a los aviones cisterna españoles está averiado

Foto: Unas personas inspeccionan un vehículo quemado tras un incendio forestal al noreste de Argelia. (EFE/EPA/STR)
Unas personas inspeccionan un vehículo quemado tras un incendio forestal al noreste de Argelia. (EFE/EPA/STR)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Más de una treintena de muertos y decenas de heridos, la mayoría este miércoles, en los incendios forestales que, como ya sucedió el año pasado, asolan el norte de Argelia este verano. El grueso de las víctimas mortales, que ya ascienden a 37 (13 son niños), fueron abrasadas por el fuego en la provincia de El-Tarf, en el este del país, cerca de la frontera con Túnez, según el balance provisional que proporcionó el ministro del Interior, Kamel Beldjoud, en el telediario del miércoles por la noche de la televisión pública. En total había, al cierre de esta edición, 39 incendios activos en 14 de los 48 departamentos administrativos del país.

Hace un año, el 12 de agosto, cuando los bosques argelinos eran también pasto de las llamas, fue el propio presidente de Argelia, Abdelmajid Tebboune, el que quiso anunciar en persona la llegada a su país de dos aviones cisterna españoles para luchar contra los incendios forestales.

Apenas 24 horas después de haber recibido la solicitud de ayuda argelina, Plysa, una empresa española filial de Air Nostrum, especializada en la extinción de incendios, desplegó en Argelia un primer avión Thrush 710P, con capacidad para transportar 3.000 litros de agua y equipado con cámaras de alta definición que transmiten al mando central, que coordina la lucha, imágenes en tiempo real que le son útiles. Días después, llegó el segundo aparato español.

placeholder El primer ministro argelino, Aymane Benabderrahmane (2-R), durante su visita tras un incendio forestal en El Kala. (EFE/EPA/STR)
El primer ministro argelino, Aymane Benabderrahmane (2-R), durante su visita tras un incendio forestal en El Kala. (EFE/EPA/STR)

Las autoridades argelinas quedaron tan satisfechas por la actuación de la flota de Plysa que el entonces embajador de Argelia en Madrid, Toufic Milat, quiso recibir a los directivos de la compañía para agradecerles su labor salvando vidas. La entidad, que hasta entonces había firmado contratos con el Ministerio de Transición Ecológica y con la Xunta de Galicia, suscribió en septiembre el primero de carácter internacional con el Ministerio del Interior argelino. Preveía que en el verano de este año la empresa tendría listos cuatro aviones para intervenir en Argelia y, si fuese necesario, podrían llegar hasta seis.

El 19 de marzo, Argelia se enfadó, sin embargo, con el Gobierno español después de que el presidente Pedro Sánchez se alinease en una carta, enviada días antes a Mohamed VI de Marruecos, con la solución propugnada por Rabat para poner fin al conflicto del Sáhara Occidental y rechazada por el Frente Polisario, apoyado por Argel.

Empezó entonces a tomar sanciones contra España y sus empresas, paralizando el comercio y cancelando contratos. Mena-Défense, una web argelina especializada en temas de seguridad, desveló a mediados de julio que Argel había roto el firmado con Plysa por razones políticas. Desde su sede de Valencia, la compañía confirmó que estaba entre los sancionados.

Las autoridades argelinas decidieron entonces fiarlo todo al Beriev B-200, fabricado por Beriev Aircraft Company, un hidroavión a reacción ruso con más capacidad de carga que los Thrush 710P, pero más lento en sus intervenciones. Ya había surcado los cielos de Argelia y de Turquía donde, el 14 de agosto de 2021, se estrelló uno de los 15 aparatos fabricados. Pertenecía a la Armada de Rusia.

placeholder El hidroavión ruso Beriev Be-200. (Wikipedia)
El hidroavión ruso Beriev Be-200. (Wikipedia)

Las autoridades argelinas anunciaron, justo antes de romper con Plysa, que habían fletado un aparato ruso. Miles de hectáreas ardían a mediados de agosto, pero el gran avión anfibio no aparecía descargando agua sobre las llamas. La Protección Civil argelina, que en otras ocasiones difundió vídeos de sus intervenciones antiincendios, permanecía muda.

En las redes sociales, los argelinos se preguntaban por su ausencia. Tuvieron que esperar hasta el miércoles por la noche para escuchar al ministro del Interior confesar ante las cámaras que “desgraciadamente el avión que hemos alquilado a Rusia está averiado desde hace días”. Prometió que será “reparado” de aquí al sábado. No es fácil que lleguen rápidamente las piezas de recambio de un país en guerra como Rusia.

Pese a la avería aeronáutica y al accidente en Turquía, Argelia, que es el tercer importador del mundo de armamento ruso, persiste en querer comprar productos 'made in Russia'. Su Ministerio de Defensa encargó ya el año pasado a Beriev Aircraft Company, el fabricante ruso, cuatro hidroaviones. La guerra con Ucrania alarga los plazos de entrega de la industria rusa. No estarán listos hasta dentro de uno o dos años, según fuentes europeas conocedoras de la operación.

Si los incendios persisten y se amplían, ¿rectificará Argelia su decisión de prescindir de la empresa aeronáutica Plysa y recurrirá a ella para actuar con más eficacia contra unos incendios que se cobran muertos a diario? Poco probable. Las transacciones comerciales entre los dos países no se han reanudado, señalaba, el miércoles, Smail Namane, presidente de la Asociación de Operadores Económicos Argelinos, al diario digital 'TSA', de Argel.

Más de una treintena de muertos y decenas de heridos, la mayoría este miércoles, en los incendios forestales que, como ya sucedió el año pasado, asolan el norte de Argelia este verano. El grueso de las víctimas mortales, que ya ascienden a 37 (13 son niños), fueron abrasadas por el fuego en la provincia de El-Tarf, en el este del país, cerca de la frontera con Túnez, según el balance provisional que proporcionó el ministro del Interior, Kamel Beldjoud, en el telediario del miércoles por la noche de la televisión pública. En total había, al cierre de esta edición, 39 incendios activos en 14 de los 48 departamentos administrativos del país.

Argelia Ministerio de Transición Ecológica Pedro Sánchez
El redactor recomienda