Es noticia
Menú
Detenido un menor que denunció un pinchazo para simular un robo y cobrar el seguro
  1. España
En Palma de Mallorca

Detenido un menor que denunció un pinchazo para simular un robo y cobrar el seguro

Acudió a la Policía para denunciar un robo con violencia a través de ese método en una discoteca, pero confesó que era mentira cuando los agentes vieron sus contradicciones

Foto: Las discotecas y los lugares de ocio es donde más se producen los pinchazos. (Getty/Zowy Voeten)
Las discotecas y los lugares de ocio es donde más se producen los pinchazos. (Getty/Zowy Voeten)

Un menor de edad quiso aprovechar la ola de pinchazos en discotecas de este verano para lucrarse y terminó detenido. En plena crisis en toda España por un fenómeno que parece guardar relación con la sumisión química con fines de abuso sexual, el protagonista de esta historia se presentó en comisaría para denunciar haber sido víctima de uno de estos pinchazos. Su versión incluía una pérdida de conocimiento y la desaparición de todas sus pertenencias, incluido un teléfono móvil de alta gama.

En su relato ante la Policía Nacional de Palma de Mallorca, contó que le habían inoculado algún tipo de sustancia mientras estaba en la discoteca y que eso le provocó una pérdida del conocimiento. Detalló a los agentes incluso el lugar en el que había notado el pinchazo, concretamente en su muslo. Decía no poder recordar nada después de este incidente salvo que apareció horas más tarde en otro municipio diferente, lejos de la discoteca.

Cuando despertó, ya no tenía sus pertenencias, les dijo a los uniformados. La Policía comenzó a hacer sus averiguaciones ante una historia que desde el principio les generó desconfianza. Tras analizar la denuncia, los agentes apreciaron diversas incongruencias y, varias gestiones mediante, constataron que los hechos eran falsos. Ante las sucesivas preguntas, el menor de edad terminó derrumbándose y reconoció su mentira.

Foto: La Guardia Civil ha incrementado la vigilancia tras las últimas denuncias por pinchazos en fiestas y festivales. (EFE/Doménech Castelló)

Según ha informado la Policía Nacional por medio de un comunicado, el joven confesó que su denuncia tenía el único fin de cobrar el siniestro de la póliza de seguro contratada. Tras los trámites policiales, el menor quedó a disposición de la Fiscalía de Menores debido a su edad.

Los pinchazos en discotecas han obligado a las autoridades de toda España a activar las alertas y protocolos de actuación este verano. Se trata de una ola todavía envuelta en muchos interrogantes, puesto que, a pesar de las decenas de denuncias que se acumulan en prácticamente todas las comunidades autónomas, no se han registrado casos significativos de inoculación de sustancias sedantes o denuncias de abusos sexuales. Tampoco la transmisión de enfermedades contagiosas. Este fenómeno ya se dio antes en otros países de Europa provocando una preocupación generalizada, pero sin llegar a dar con los motivos de los pinchazos.

Un menor de edad quiso aprovechar la ola de pinchazos en discotecas de este verano para lucrarse y terminó detenido. En plena crisis en toda España por un fenómeno que parece guardar relación con la sumisión química con fines de abuso sexual, el protagonista de esta historia se presentó en comisaría para denunciar haber sido víctima de uno de estos pinchazos. Su versión incluía una pérdida de conocimiento y la desaparición de todas sus pertenencias, incluido un teléfono móvil de alta gama.

Historia Palma de Mallorca