Es noticia
Menú
Podemos tensiona el Gobierno por el gesto del Rey en plena polémica por el decreto energético
  1. España
Espada de Bolívar

Podemos tensiona el Gobierno por el gesto del Rey en plena polémica por el decreto energético

Mientras el PSOE considera las críticas asuntos "totalmente menores" y defiende a Felipe VI, UP pide explicaciones. La polémica llega poco después de que Pedro Sánchez y Yolanda Díaz se reunieran para "fortalecer" la coalición

Foto: Felipe VI, junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE/Ballesteros)
Felipe VI, junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE/Ballesteros)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El gesto de Felipe VI durante la toma de posesión del nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro, ha crispado a la cúpula de Podemos, pero también al resto de fuerzas que integran Unidas Podemos. Este martes, cerraron filas para responder de forma unánime a la polémica sobre la espada de Simón Bolívar, ante la que el Rey no se levantó, mientras desde el ala socialista del Gobierno consideran "intrascendente" este asunto, obviando también su petición de explicaciones a los ministros socialistas y su exigencia de disculpas al jefe del Estado.

Las quejas de los morados se producen cuando el Ejecutivo encara un nuevo frente a cuenta del decreto de ahorro energético, que debe aplicarse en su totalidad desde este miércoles, con el PP en plena ofensiva y valiéndose de estas diferencias para tratar de desgastar a la coalición. Todo, poco más de una semana después de que Pedro Sánchez y Yolanda Díaz escenificasen una reunión para "fortalecer la coalición". Que Felipe VI no se levantara al paso de la espada de Bolívar ha llevado a Unidas Podemos a tensionar la coalición, de momento, sin conseguir sus objetivos.

Podemos pide explicaciones por el gesto del Rey en Colombia

De hecho, si bien las críticas partieron de Podemos o de Izquierda Unida, la propia Díaz, vicepresidenta segunda y líder de Unidas Podemos en el Gobierno, no ve con malos ojos esta reacción, aunque no se haya pronunciado públicamente.

Fuerzas como En Comú Podem y Galicia en Común, dentro de Unidas Podemos, también avalan la respuesta dada por la formación morada. Un dirigente del llamado espacio confederal niega que se les pueda culpar del "ruido" generado en las últimas horas. "El ruido lo genera quien actúa así", defiende. Mantiene que el Rey "no guardó las mínimas formas de respeto" y le afea que faltase al respeto "al Estado colombiano", desde su cargo como jefe del Estado español, de forma "vergonzosa". "Eso lo puede hacer Feijóo, no el Rey", apunta.

Foto: El rey Felipe VI al paso de la espada de Bolívar. (EFE/Mauricio Dueñas Castañeda)

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, reclamó explicaciones al PSOE durante las últimas horas. Concretamente, al ministro de Exteriores, José Manuel Albares, afirmando que Felipe VI "no puede tomar la decisión personal de insultar al pueblo colombiano" sin consultarlo al "ministro competente". También recordaba el artículo 64 de la Constitución, que establece que los actos del monarca deben estar refrendados por el Gobierno, y durante la tarde del martes se servía de su perfil en Twitter para defender estas tesis. Incluso respondió al presidente de Aragón, el socialista Javier Lambán, que había asegurado que el Rey "estuvo a la altura e hizo lo correcto".

De hecho, Lambán es uno de los pocos dirigentes socialistas que contestaron a las críticas de sus socios, similares a las planteadas también por ERC o Junts per Catalunya. Dos ministros, Félix Bolaños y Miquel Iceta, se apresuraron a restar importancia a este elemento de fricción: lo encuadraron dentro de "detalles sin trascendencia" y "totalmente menores" y lo calificaron como una "polémica veraniega". Explicaron que la exhibición del arma fue un detalle sobrevenido, no previsto, y que la mejor prueba del respeto de España a Gustavo Petro fue que encabezara esta delegación. De hecho, Felipe VI fue el único jefe de Estado europeo que acudió a la cita y dirigentes latinoamericanos como Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, también se ausentaron. Él envió en su lugar a su esposa.

"Yo siempre digo que lo que no estamos a tiempo es de decirle a Colón que se dé la vuelta", llegaba a ironizar Iceta. También apuntó a la influencia de las "elevadas temperaturas" en la reacción de sus socios y llamó a no “desmadrar lo que pueden ser pequeños gestos que no tienen esa trascendencia”.

Foto: La espada de Simón Bolívar durante la investidura de Gustavo Petro como presidente de Colombia. (Reuters/Cesar Carrión)

Más allá de la retórica, Iceta apuntaba a una posible sobreactuación por parte de Unidas Podemos en su respuesta, al sugerir que estas polémicas sirven para que "algunos marquen alguna posición política". En cualquier caso, las diferencias de ambos socios a cuenta del jefe del Estado son de sobra conocidas y están perfectamente asumidas. Hasta la fecha, ambos han hecho malabarismos para evitar que les generaran nuevos incendios, no siempre con éxito.

Desde el ala socialista, en mitad de la polémica generada por el real decreto-ley de ahorro energético aprobado hace una semana, y con el PP en plena ofensiva contra la norma, representada fundamentalmente por Isabel Díaz Ayuso, trataban de desinflar el globo antes de que les supusiera la apertura de un nuevo frente.

El plan ha cosechado críticas en Cataluña y el País Vasco, vertidas por socios parlamentarios capitales para el Ejecutivo, a lo que se suman problemas como la inflación en el 10,8% o los previsibles roces que deberán afrontar al negociar el plan de contingencia que deben elevar a Bruselas, para el que el Gobierno ha reclamado a todas las comunidades que aporten propuestas.

Aumenta la tensión política con el decreto energético del Gobierno

Lo que menos les interesaba era abrir nuevos frentes en un momento en el que trataban de utilizar la gestión de la presidenta de la Comunidad de Madrid frente al nuevo decreto de ahorro, que prevé recurrir ante el Tribunal Constitucional, para desgastar la imagen del líder del PP a nivel nacional. Pero ese escenario cobraba realidad durante el martes: el portavoz adjunto del PP en el Congreso, Jaime de Olano, consideraba "inadmisible" que el presidente del Gobierno "consienta" que medio Ejecutivo "insulte" al jefe del Estado.

Foto: Alberto Núñez Feijóo e Isabel Díaz Ayuso, en el congreso del PP de Madrid. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

Y Ciudadanos, a través de su perfil de Twitter, afirmaba que "basta con ver la reacción de los enemigos de España" para saber que "Felipe VI vuelve a hacer lo correcto en su defensa de España". "Los enfados de los socios del Gobierno, que no mueven un dedo contra los homenajes a los asesinos de ETA, son los aciertos del jefe del Estado", apuntaban. Mientras tanto, desde Unidas Podemos se mostraban convencidos de su posición e insistían: "Si quiere ser como Zapatero, que se presente a las elecciones".

Se referían así al gesto de José Luis Rodríguez Zapatero en 2003, cuando permaneció sentado ante la bandera de EEUU como protesta ante la decisión del Ejecutivo español de José María Aznar de participar en la guerra de Irak. No se levantó y no aplaudió durante el acto celebrado en el paseo de la Castellana de Madrid.

Y esta era precisamente la imagen evocada por el exlíder de Unidas Podemos y exvicepresidente segundo Pablo Iglesias durante el martes. Iglesias, que dejó su cargo en Podemos en mayo de 2021, pero que aún ostenta una notable influencia en la formación que cofundó y lideró desde 2014, criticaba la "cobardía indigna" de Bolaños e Iceta, y reclamaba a Sánchez que llamara "al orden" al Rey, para exigirle "respeto institucional".

Foto: Ceremonia de investidura de Gustavo Petro como presidente de Colombia. (EFE/Mauricio Dueñas Castañeda)

Por el momento, en Podemos nadie ha querido aclarar si estos pronunciamientos se traducirán en acciones concretas, como la presentación de iniciativas parlamentarias, pero a pesar del ninguneo de sus socios mantienen que es necesario saber más sobre por qué el Rey no se levantó al paso de la espada de Bolívar, un símbolo vinculado a la denominada izquierda bolivariana.

El gesto de Felipe VI durante la toma de posesión del nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro, ha crispado a la cúpula de Podemos, pero también al resto de fuerzas que integran Unidas Podemos. Este martes, cerraron filas para responder de forma unánime a la polémica sobre la espada de Simón Bolívar, ante la que el Rey no se levantó, mientras desde el ala socialista del Gobierno consideran "intrascendente" este asunto, obviando también su petición de explicaciones a los ministros socialistas y su exigencia de disculpas al jefe del Estado.

Rey Felipe VI
El redactor recomienda