Es noticia
Menú
Sánchez y la alfombra roja de salida para su núcleo duro: Hipódromo, Paradores o Correos
  1. España
Salida de la DIRCOM de Ferraz

Sánchez y la alfombra roja de salida para su núcleo duro: Hipódromo, Paradores o Correos

El Gobierno premia a Maritcha Ruiz Mateos con la presidencia del Hipódromo de la Zarzuela, en línea con anteriores nombramientos de personas cercanas al presidente en puestos muy lucrativos

Foto: Maritcha Ruiz Mateos, exjefa de prensa de Sánchez. (PSOE)
Maritcha Ruiz Mateos, exjefa de prensa de Sánchez. (PSOE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Maritcha Ruiz Mateos ha sido una pieza clave en el engranaje comunicativo del PSOE desde 2015, pero además conoce al presidente del Gobierno desde los años 90, cuando ambos formaban parte de las Juventudes Socialistas en el barrio de Tetuán (Madrid). Nada permitía anticipar entonces que ella y Pedro Sánchez forjarían una relación de confianza que se prolongaría hasta cuatro años después de su desembarco en Moncloa. Tampoco que el propio Sánchez firmaría su cese hace apenas unos días.

El presidente del Gobierno le arrebató las llaves de la comunicación de Ferraz el 24 de julio, menos de una semana después de la renuncia de Adriana Lastra como vicesecretaria del PSOE. Ruiz Mateos era muy cercana a la ya ex número dos del partido, pero también a Sánchez. Y ha encontrado acomodo laboral en 10 días, como nueva presidenta del Hipódromo de la Zarzuela, en Madrid capital, una institución del Estado dedicada a la celebración de carreras de caballos, apuestas y otros eventos relacionados con el ocio o la restauración.

Foto: El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños. (EFE/Emilio Naranjo)

Ruiz Mateos, ya reemplazada en Ferraz por Ion Antonín, hasta la fecha director del departamento de Coordinación Informativa de la Secretaría de Estado de Comunicación (SEC), se va al puesto que antes ocupó Francisco Salazar, recién nombrado secretario general de Planificación Política en el Gabinete del presidente del Gobierno. Según el portal de Transparencia, como presidenta del Hipódromo de la Zarzuela cobrará más de 110.000 euros brutos anuales (83.500 de retribución fija y 29.500 de variable), toda vez que la junta directiva del Hipódromo acaba de avalar su nombramiento.

Sánchez, como le reprochan desde la oposición, extiende así una alfombra roja hacia un puesto bien remunerado para una exintegrante de su núcleo duro, similar a las que ya había tendido en su día a otros cargos socialistas que le fueron muy cercanos. Es el caso de Óscar López, hoy jefe de Gabinete del jefe del Ejecutivo, y anteriormente presidente de Paradores, uno de los destinos más codiciados y "cómodos" —como remarca un veterano político— que puede nombrar el Gobierno, además de lucrativo: el salario ronda los 180.000 euros anuales.

Hace un año, tras la última crisis de Gobierno, López dejó la presidencia de Paradores en manos de Pedro Saura, antes secretario de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana durante la etapa de José Luis Ábalos al frente del Ministerio, y aún antes portavoz económico del PSOE en el Congreso de los Diputados. En 2021, Paradores registró un beneficio neto de 3 millones, frente a las pérdidas de 10.6 millones registradas en 2020.

Foto: Pedro Saura, presidente de Paradores. (EFE/Carlos Almeida)

También destaca el polémico nombramiento de Juan Manuel Serrano como presidente de Correos, con un sueldo de alrededor de 200.000 euros al año. Serrano estuvo entre los más cercanos al presidente cuando se presentó a la reelección como líder de los socialistas, en 2017, y hasta le acompañó durante el viaje en coche por toda España que le llevó, de nuevo, a la Secretaría General. Fue su jefe de Gabinete y se le consideró su mano derecha hasta su desembarco en Moncloa.

Mención especial merece la actual presidenta del Grupo Red Eléctrica, Beatriz Corredor, también cercana al presidente, y entre sus firmes apoyos en sus primarias contra Susana Díaz. En 2021 se embolsó un sueldo de 546.000 euros en este cargo, que hasta mediados de 2020 desempeñó el también exministro socialista Jordi Sevilla. O la exdiputada de UPyD Irene Lozano, rescatada por Sánchez entre las críticas de su grupo y hoy directora general de Casa Árabe. Antes fue secretaria de Estado de la España Global y presidenta del Consejo Superior de Deportes. En este último cargo fue sustituida por José Manuel Franco, delegado del Gobierno en Madrid entre febrero de 2020 y marzo de 2021 y exlíder del PSOE en la región.

Sánchez no ha dejado de premiar a varios de sus exministros. El caso más cuestionado fue el de Dolores Delgado, hasta hace escasas semanas fiscal general del Estado, que renunció por motivos de salud. Delgado fue ministra de Justicia durante el Gobierno del PSOE en solitario, tras la moción de censura a Mariano Rajoy, y su nominación para fiscal general generó una reacción de protesta en la oposición que nunca ha llegado a remitir. Las críticas han sido constantes durante su mandato, empañado (entre otras razones) por la sombra de parcialidad.

Foto: Destacados en color los ministros nombrados en el último año. (EC)
Un Gobierno sin rostro: ¿quién conoce a los nuevos ministros un año después?
Alejandro López de Miguel Iván Gil Datos: Darío Ojeda

Por su parte, Isabel Celaá, extitular de Educación y exportavoz del Gobierno, fue designada embajadora de España ante la Santa Sede; y el exministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, fue nombrado embajador ante la UNESCO. Carmen Montón Giménez, exministra de Sanidad dimitida al arranque del primer Gobierno de Sánchez, es además la actual embajadora observadora ante la Organización de los Estados Americanos.

Pero ni en lo que toca a los nombramientos-premio para puestos diplomáticos, ni para las empresas públicas, se puede afirmar que Pedro Sánchez haya descubierto la pólvora. El anterior Gobierno del PP ya colocó como embajador a exministros tan polémicos como José Ignacio Wert (ante la OCDE), o Federico Trillo (en Reino Unido). Es una práctica habitual que los partidos con poder institucional premien con otros puestos a quienes han desempeñado altas responsabilidades en estas estructuras. El actual inquilino de la Moncloa, eso sí, se ha asegurado de que quienes integraron su núcleo de confianza no pongan un pie fuera de esta alfombra.

Maritcha Ruiz Mateos ha sido una pieza clave en el engranaje comunicativo del PSOE desde 2015, pero además conoce al presidente del Gobierno desde los años 90, cuando ambos formaban parte de las Juventudes Socialistas en el barrio de Tetuán (Madrid). Nada permitía anticipar entonces que ella y Pedro Sánchez forjarían una relación de confianza que se prolongaría hasta cuatro años después de su desembarco en Moncloa. Tampoco que el propio Sánchez firmaría su cese hace apenas unos días.

Pedro Sánchez PSOE Moncloa
El redactor recomienda