Es noticia
Menú
La Audiencia Provincial confirma la eutanasia para el pistolero de Tarragona
  1. España
SIN ESPERAR A CELEBRARSE EL JUICIO

La Audiencia Provincial confirma la eutanasia para el pistolero de Tarragona

Las víctimas del pistolero habían solicitado que se paralizase la eutanasia hasta después de la celebración del juicio contra él, pero el tribunal se ha negado

Foto: El pistolero de Tarragona en una imagen de archivo. (YouTube)
El pistolero de Tarragona en una imagen de archivo. (YouTube)

En diciembre de 2021, Eugen entró en las oficinas de Securitas en Tarragona disfrazado con una peluca. Sacó un arma y disparó contra dos personas. No quiso matar a ninguna, pero sí causarles mucho daño. Después huyó. Agentes de los Mossos le persiguieron. Hirió a otros dos. Uno de ellos de gravedad, que no volverá a caminar. Eugen tampoco porque los agentes le abatieron y dejaron tetrapléjico. Cuando le pusieron las esposas ya no se podía mover. No obstante, la jueza encargada del caso le envió a prisión provisional.

Desde la cárcel, Eugen le comunicó a su abogado, Gerard Amigo, que padecía enormes dolores y que quería la eutanasia. Con su ayuda logró que la comisión, compuesta por expertos médicos, que decide o no otorgársela, inclinara la balanza a su favor.

Por su parte, los abogados de las víctimas presentaron un escrito ante la jueza de instrucción para solicitar la paralización de la eutanasia. Ella respondió que no lo contemplaba la ley. Los letrados recurrieron esta decisión ante la Audiencia Provincial. La jueza inicial se fue de vacaciones y entró un sustituto. En principio, la eutanasia se iba a practicar el pasado 28 de julio, pero el nuevo magistrado, el sustituto de verano, la paralizó. Estableció que no se le podía quitar la vida a Eugen hasta que la Audiencia Provincial de Tarragona tomara una decisión sobre el recurso presentado por las víctimas.

La decisión se acaba de conocer y El Confidencial ha tenido acceso al auto de los magistrados de la Audiencia Provincial de Tarragona que confirma que la eutanasia se puede practicar, aunque no se haya celebrado el juicio. Dice así: “Es indudable que los hechos por los que se encuentra investigado Eugen Sabau han generado un dolor y un daño físico y moral en las víctimas, y también que las mismas tendrían una expectativa razonable de enjuiciamiento de los mismos y de una posible condena penal, ahora bien y sin perjuicio de la reparación de dichos daños en otro orden jurisdiccional, nos encontramos ante un investigado que se encuentra en un estado de salud grave que tal y como establece la Ley Orgánica 3/2021 le origina sufrimientos físicos y psíquicos constantes e insoportables sin posibilidad de alivio, con un pronóstico de vida limitado, en un contexto de fragilidad progresiva, autorizando por ello la Comisión de Evaluación y Garantías la prestación de ayuda para morir”.

Y continúa el auto: “Sin duda el sometimiento del mismo al proceso judicial supondría una intolerable afectación a su dignidad y a su integridad física y moral, inherentes a la persona y que deben ser priorizados frente al aspecto concreto del derecho a la tutela judicial efectiva (relativo a la celebración del juicio y al dictado de una resolución sobre el fondo del asunto) invocado por los hoy recurrentes. Por tanto, atendiendo a los parámetros jurisprudenciales y legales ante dichos consideramos que debe preponderarse el derecho a la dignidad y a la integridad física y moral del investigado, frente al derecho a la tutela judicial efectiva de los denunciantes, compartiendo la decisión adoptada por la juzgadora de instancia, por lo que procede desestimar los motivos de los recursos de apelación interpuestos al no apreciar los gravámenes aducidos”.

De esta forma, Eugen podría recibir la eutanasia en los próximos días, aunque los abogados de las víctimas se plantean recurrir al Tribunal Constitucional. Lo que no está claro es que esta iniciativa paralice la muerte asistida del pistolero de Tarragona.

En diciembre de 2021, Eugen entró en las oficinas de Securitas en Tarragona disfrazado con una peluca. Sacó un arma y disparó contra dos personas. No quiso matar a ninguna, pero sí causarles mucho daño. Después huyó. Agentes de los Mossos le persiguieron. Hirió a otros dos. Uno de ellos de gravedad, que no volverá a caminar. Eugen tampoco porque los agentes le abatieron y dejaron tetrapléjico. Cuando le pusieron las esposas ya no se podía mover. No obstante, la jueza encargada del caso le envió a prisión provisional.

Eutanasia Tarragona