Es noticia
Menú
Sánchez se presenta como el "aliado" definitivo de los Balcanes para su entrada en la UE
  1. España
El presidente, en Serbia

Sánchez se presenta como el "aliado" definitivo de los Balcanes para su entrada en la UE

El presidente del Gobierno reclamó este viernes a Serbia, desde Belgrado, que acometa las reformas que aún tiene pendientes. El fin de semana viajará a Bosnia, Montenegro y Macedonia del Norte

Foto: Pedro Sánchez, junto al presidente serbio, Aleksandar Vučić. (EFE/Andrej Cukic)
Pedro Sánchez, junto al presidente serbio, Aleksandar Vučić. (EFE/Andrej Cukic)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Banderas de España y flores dispuestas a lo largo de kilómetros, recibimiento de la Guardia de Honor y muchas alabanzas y agradecimientos del presidente serbio, Aleksandar Vučić. Pedro Sánchez aterrizó el viernes en Belgrado, la primera parada de su gira por los Balcanes Occidentales, para ofrecer el total respaldo de España a estos países, de cara a su posible integración en la UE.

"Siempre vais a encontrar un aliado [en España] para poder integraros en la UE (...) Sois parte de Europa", prometía el jefe del Ejecutivo, tras reunirse con su homólogo serbio. Sánchez se empleará a fondo estos días en una gira vertiginosa (cinco países en apenas cuatro días) para respaldar a estos países, a los que también reclama que acometan las reformas que les reclama Bruselas para entrar en la Unión cuanto antes.

Foto: Pedro Sánchez, en su recibimiento en Belgrado. (EFE/EPA/Andrej Cukic)

Más allá de los lazos con estos países, de sus esfuerzos para desarrollar reformas, o de la voluntad de hacer crecer el club de los 27, hay varias claves para explicar este interés. La primera obedece a su "reflexión" tras el estallido de la guerra de Ucrania, el 24 de febrero. Solo un día antes, en Madrid, recibió la visita del presidente serbio y entre conversaciones sobre sus lazos comerciales y empresariales, sobre baloncesto (los dos son grandes aficionados) y la UE, Vučić le trasladó su temor a un inminente ataque ruso a Ucrania.

Un día después, su miedo cobró cuerpo. Pasados varios meses, Sánchez ha asegurado que la guerra "ha abierto una reflexión sobre qué es Europa y qué son los europeos". Y aquí entran los serbios, pero también los bosnios y el resto de ciudadanos de los Balcanes Occidentales. Deberían ser "miembros de pleno derecho" de la UE y necesariamente tendrían que "compartir" su "prosperidad y futuro".

En segundo lugar, Sánchez tiene muy presente la futura presidencia del Consejo de la UE, que a España le corresponde en el segundo semestre del 2023. Ha jugado fuerte en Europa con iniciativas como la denominada excepción ibérica y hasta en sus anuncios del viernes ha anticipado que llevará nuevas iniciativas a Bruselas para marcar la iniciativa. Y esto explica también el momento escogido para visitar los Balcanes, convirtiéndose en el primer líder de la UE en hacerlo después de que Bruselas retomase las negociaciones con Macedonia del Norte y Albania.

Foto: Los líderes de Macedonia del Norte, Albania y la Comisión Europea (EFE/Stéphanie Lecocq)

Bosnia-Herzegovina, el más rezagado en esta carrera, será el país al que vuele este sábado y al que quiere ayudar a avanzar pantallas cuanto antes. De hecho, en conversación informal con la prensa, Sánchez reconoció este viernes que desearía que Bosnia logre el estatus de candidato a ingresar en la UE durante la presidencia española. "O antes", afirmó.

Entre tanto, se centrará en fomentar una mejora de las relaciones económicas y comerciales. Sánchez anunció que firmarán un acuerdo bilateral para desarrollar toda su "potencialidad". Además, Belgrado acogerá en otoño una cumbre entre empresas españolas y serbias, para estrechar lazos empresariales y comerciales.

Foto: Pedro Sánchez, bajando del avión presidencial. (EFE)

En paralelo, consciente de la sensibilidad de esta materia (y de los paralelismos que trataron de trasladar desde Cataluña), Sánchez reiteró su apoyo a Serbia en lo que toca a su "integridad territorial" y a la defensa del "derecho internacional", en referencia al rechazo de España a reconocer la independencia de Kosovo, pero también abogó por mantener abiertos los canales de diálogo entre Pristina y Belgrado.

Sánchez es el primer presidente del Gobierno español en visitar Serbia. Su gira por los Balcanes Occidentales también le llevará a recorrer Bosnia-Herzegovina, Macedonia del Norte, Montenegro y Albania. Cuatro de estos cinco países, con la excepción de Bosnia, nunca habían sido visitados por un jefe del Ejecutivo español. La parada de este sábado, en Sarajevo y en Mostar, es la que más le apetece al presidente del Gobierno.

Banderas de España y flores dispuestas a lo largo de kilómetros, recibimiento de la Guardia de Honor y muchas alabanzas y agradecimientos del presidente serbio, Aleksandar Vučić. Pedro Sánchez aterrizó el viernes en Belgrado, la primera parada de su gira por los Balcanes Occidentales, para ofrecer el total respaldo de España a estos países, de cara a su posible integración en la UE.

Pedro Sánchez Serbia Unión Europea
El redactor recomienda