Es noticia
Menú
Patxi López se estrena como portavoz del PSOE y aviva el debate sobre la reforma fiscal
  1. España
NUEVOS TRIBUTOS A LA BANCA Y ENERGÉTICAS

Patxi López se estrena como portavoz del PSOE y aviva el debate sobre la reforma fiscal

El exlehendakari asocia el pacto de rentas a una fiscalidad progresiva y deja entrever en su primera rueda de prensa, tras asumir el cargo, que no esconderá sus propias opiniones o matices al argumentario del partido

Foto: El nuevo portavoz del PSOE en el Congreso, Patxi López, durante su primera rueda de prensa tras asumir el cargo, este jueves en el Congreso. (EFE/Rodrigo Jimenez)
El nuevo portavoz del PSOE en el Congreso, Patxi López, durante su primera rueda de prensa tras asumir el cargo, este jueves en el Congreso. (EFE/Rodrigo Jimenez)

El nuevo portavoz del PSOE en el Congreso, Patxi López, se ha estrenado en el cargo con el registro de las proposiciones de ley para crear dos nuevos impuestos a la banca y a las energéticas. Todavía en funciones, a la espera de que se reúna la dirección del grupo parlamentario para ratificar el nombramiento decidido en el último Comité Federal del PSOE, el exlehendakari ha dejado entrever en su primera rueda de prensa que no esconderá sus propias opiniones o matices al argumentario del partido. Sin mencionar la necesidad de una reforma fiscal, que Hacienda rechaza para esta legislatura frente a las demandas de sus socios, López se ha mostrado a favor de avanzar hacia una "fiscalidad progresiva para conseguir el país que queremos". Más allá de los dos nuevos tributos presentados este mediodía, hasta el punto de asociar la negociación sobre el pacto de rentas con una mayor "justicia fiscal".

"Para conseguir el objetivo del pacto de rentas, uno de los instrumentos es la fiscalidad", ha explicado en el Congreso para defender que "no hay justicia social si no hay justicia fiscal". El departamento de Hacienda que dirige María Jesús Montero ha decidido congelar la reforma fiscal, pactada con Bruselas y prevista para este año, precisamente por la escalada inflacionista.

En opinión de López, sin embargo, "para luchar contra la inflación, el Gobierno no debe ser un mero espectador y facilitador del diálogo", sino que debe "intervenir y adoptar medidas económicas para conseguir este objetivo del pacto de rentas", insistiendo en que uno de los principales mecanismos pasa por la tributación. "En las últimas décadas, la tributación del capital se ha ido reduciendo cada vez más" para que su pesa sea "soportado en las rentas del trabajo". Con todo, ha rematado esta observación reconociendo que "ese es otro debate" ajeno al motivo de su primera rueda de prensa como portavoz. Eso sí, reconociéndose "fan del debate fiscal", que desvincula del binomio de subir o bajar impuestos para enfocarlo a un proyecto de país y a las políticas progresistas.

Preguntado concretamente sobre la reforma fiscal, a la que se resiste la parte socialista del Gobierno y reclaman desde Unidas Podemos, López ha recordado que "es verdad que hay un estudio de este Gobierno para avanzar en una fiscalidad progresiva, para conseguir el país que queremos". En este punto, ha evitado pronunciarse si estaría a favor de retomar estos trabajos para implantar una reforma fiscal, pero sí ha reavivado el debate con sus palabras. Tanto es así que ha defendido que sin una mayor recaudación "no se puede ayudar a la gente" para combatir la crisis y la inflación.

Sobre su nuevo rol en el Congreso, el veterano socialista ha apostado por profundizar en el diálogo, "la mejor herramienta de la política", y centrarse en "buscar acuerdos". Con un ejecutivo en minoría y con el reto de sacar adelante los próximos presupuestos, los grupos parlamentarios que sostienen al Ejecutivo encaran un final de legislatura en el que la aprobación de leyes se hará todavía más complejo por el contexto electoral.

Relación con Unidas Podemos

El objetivo de buscar acuerdos lo ha hecho extensivo a sus propios socios, después de que en los últimos meses se han multiplicado las diferencias con votaciones en las que no han coincidido e iniciativas no pactadas previamente. Como carta de deseos, ha apuntado que "me gustaría que en este Gobierno y con los socios, en lugar de trasladar las discrepancias, que luego acaban siempre en acuerdo, esperemos a tener el acuerdo y trasladar ese acuerdo. Eso nos beneficiaría a los socios del Gobierno", concluyó López. De hecho, las tensiones entre los socios se han vinculado a una mayor desmovilización electoral del electorado progresista, como se visualizó en las últimas elecciones andaluzas.

El diagnóstico que comparten tanto en el entorno del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como el de la vicepresidenta segunda y líder de Unidas Podemos, Yolanda Díaz, es que una de las principales causas de la desmovilización tiene que ver con el ánimo de visibilizar las divisiones en el seno de la coalición. El propio Sánchez así se lo afeó al portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, durante una comparecencia en el Congreso el pasado mes de junio. "Si me pregunta qué es lo que desmoviliza a la izquierda, creo que es que nos afanemos en ocasiones más de lo debido en subrayar las diferencias y no las alianzas en favor de las conquistas", le espetó desde la tribuna del Congreso.

El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, ha puesto en valor que la mayoría de los problemas que se desencallan en el ámbito parlamentario no salen a la luz, y ha mostrado su deseo de que la relación con su nuevo homólogo socialista sea franca, como con sus predecesores Adriana Lastra y Héctor Gómez. Una franqueza, dijo, que habría permitido acabar llegando a acuerdo. Con todo, ha recordado que "no tenemos mayoría absoluta", por lo que "Patxi [López] y yo vamos a tener que trabajar mucho" para seguir sacando las normas adelante.

El nuevo portavoz del PSOE en el Congreso, Patxi López, se ha estrenado en el cargo con el registro de las proposiciones de ley para crear dos nuevos impuestos a la banca y a las energéticas. Todavía en funciones, a la espera de que se reúna la dirección del grupo parlamentario para ratificar el nombramiento decidido en el último Comité Federal del PSOE, el exlehendakari ha dejado entrever en su primera rueda de prensa que no esconderá sus propias opiniones o matices al argumentario del partido. Sin mencionar la necesidad de una reforma fiscal, que Hacienda rechaza para esta legislatura frente a las demandas de sus socios, López se ha mostrado a favor de avanzar hacia una "fiscalidad progresiva para conseguir el país que queremos". Más allá de los dos nuevos tributos presentados este mediodía, hasta el punto de asociar la negociación sobre el pacto de rentas con una mayor "justicia fiscal".

PSOE Reforma fiscal Patxi López