Es noticia
Menú
Sánchez prioriza a ERC en los presupuestos con más margen de déficit y la mesa de diálogo
  1. España
EL TECHO DE GASTO ACERCA A PODEMOS

Sánchez prioriza a ERC en los presupuestos con más margen de déficit y la mesa de diálogo

Desde el entorno de la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, aseguran que la nueva cifra del techo de gasto es un positivo punto de partida que encarrila la negociación presupuestaria en el seno de la coalición

Foto: El Gobierno y la Generalitat celebran la tercera reunión de la mesa de diálogo sobre el conflicto en Cataluña. (EFE/Pool/J.J. Guillen)
El Gobierno y la Generalitat celebran la tercera reunión de la mesa de diálogo sobre el conflicto en Cataluña. (EFE/Pool/J.J. Guillen)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El aumento del techo de gasto despeja la primera piedra en el camino para la negociación de los últimos presupuestos de la legislatura. De su aprobación depende que Pedro Sánchez cuente con las suficientes garantías para completar su mandato y no adelantar las elecciones generales, previstas para finales de 2023. La aprobación este martes en el Consejo de Ministros de un techo de gasto récord, aumentándolo en un 1,1%, hasta los 198.221 millones de euros, encarrila el acuerdo con los socios de coalición, que han celebrado la cifra tras acordarla con Hacienda. La prioridad ahora es atraer a ERC para asegurar su aprobación y, según reconocen fuentes de Hacienda, el aumento del margen de déficit de las CCAA, pasando del 0,1% inicial al 0,3%, fue una concesión al Govern. Además, de forma paralela a las cuentas, el Gobierno confía en acercar a Esquerra a través de acuerdos en la mesa de diálogo, que arrancó a las 10.00 y se ha prolongado durante una hora y cuarenta y cinco minutos en el Ministerio de la Presidencia.

Coincidiendo con el arranque oficial de las negociaciones, desde el Departamento de Hacienda, que dirige María Jesús Montero, apuntan a que con los republicanos se han producido "pasos adelante". Nada definitivo, añaden, pero sí avances. Tanto como para ser optimistas, al señalar que las opciones de sacar adelante los últimos presupuestos de la legislatura son las mismas que el pasado año, pese al contexto electoral. A la espera de cómo evolucione la relación con ERC, empedrada ya en el encuentro que mantuvieron en la Moncloa, a mediados de este mes, Pedro Sánchez y Pere Aragonès para dejar atrás la crisis por el caso Pegasus, el techo de gasto ya ha acercado a Unidas Podemos. Un manifiesto cambio de postura, tras poner en duda su apoyo y abrir una crisis interna en la coalición por el aumento del gasto militar pactado con la OTAN.

Foto: Pedro Sánchez y Pere Aragonès reunidos en la Moncloa. (EFE/Emilio Naranjo)

Desde el entorno de la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, aseguran que la cifra acordada es un positivo punto de partida que encarrila la negociación. El techo de gasto fue negociado con Hacienda por Josep Vendrell, jefe de gabinete de la ministra de Trabajo. "Es un paso decisivo para tener unos presupuestos que cubran las necesidades de la gente", valoraba públicamente Díaz. Fuentes de Podemos abundan en esta misma posición al destacar que "la cifra récord de este techo de gasto permitirá invertir en medidas que estén a la altura de lo que nuestro país necesita y mejoren la vida de la ciudadanía", entre las que enumeran "ayudas a las familias, luchar contra los efectos de la inflación o fortalecer los servicios públicos".

Para los morados, este primer hito en los presupuestos de 2023 "permitirá llevar a cabo políticas valientes y ambiciosas como había pedido Podemos". Con todo, el aumento del 1,1% se traduce en 2.079 millones más con respecto a las cuentas actuales. Al menos, la mitad correspondería al aumento del gasto militar para cumplir los objetivos acordados con la OTAN. De hecho, a principios de este mes de julio ya se aprobó una ampliación de crédito de casi 1.000 millones para el Ministerio de Defensa.

Foto: La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE/Mariscal)

Sin contar con los recursos que consumirá Defensa, la cifra sigue estando lejos de comprometer las exigencias que había puesto sobre la mesa Podemos para compensar con gasto social el incremento del presupuesto en Defensa. Principalmente, un fondo de 10.000 millones para invertir en sanidad y en educación pública, una renta crianza de 100 euros al mes, otros 600 millones para ayuda a la dependencia y 200 millones más para el Plan Corresponsables, con el objetivo de doblar el número de beneficiados, además de aumentar en un 15% el Iprem, que es el índice que marca la cuantía de muchas prestaciones sociales en España. También hacer lo propio con el salario mínimo interprofesional, las pensiones y los sueldos de los empleados públicos de acuerdo con la inflación.

Tampoco está en los planes de Hacienda promover una reforma fiscal esta legislatura, como exigía Unidas Podemos, más allá de crear dos nuevos tributos excepcionales para gravar los beneficios de las energéticas y de la banca. Pese a no cumplir con las reivindicaciones en que los morados fijaron su discurso de cara a la negociación, la voluntad de Podemos pasa por pactar las cuentas y se aplaude el cambio de rumbo.

Foto: Ana Botín, presidenta de Santander, y José Ignacio Goirigolzarri, presidente de CaixaBank, en Madrid a finales de junio. (EFE/Mariscal)

El Govern también ha celebrado públicamente el aumento del margen de déficit de las comunidades autónomas, algo que desde el Ejecutivo reconocen haber acordado previamente. La portavoz de la Generalitat, Patrícia Plaja, aseguró "haber arrancado recursos extra" al Ejecutivo central tras explicar que llevaban meses demandando esta flexibilización. Un asunto que, explicó, habría llevado el propio Aragonès a la reunión que mantuvo con Sánchez el pasado 15 de julio.

Gasto extra en año electoral

Con el aumento del gasto gracias a la flexibilización del déficit, se calcula que el Govern podrá contar con 500 millones más, según las previsiones del PIB en Cataluña para el próximo año. Este aumento del margen del déficit, sin embargo, es una reivindicación extensible al resto de comunidades autónomas. Máxime en año electoral, lo que supone también un balón de oxígeno extra para los presidentes de las 12 CCAA que se someten a las urnas el próximo mes de mayo (de los cuales nueve son socialistas).

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, y la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz. (EFE/Kiko Huesca)

Más allá de estas concesiones, la mesa de diálogo es el principal marco para facilitar el apoyo de ERC a los presupuestos. Hoy se celebrará el tercer encuentro y ya existe el compromiso entre las partes de que antes de final de año se vuelva a reunir en Barcelona, lo que coincidiría con la votación de las cuentas para el próximo año. La recomposición del bloque de investidura, con piezas como la de ERC que se habían desgajado y otras que amenazaban con distanciarse a las puertas del nuevo ciclo electoral, se visualizó también en el pleno de Congreso tras el debate sobre el estado de la nación. Un pleno escoba en el que los republicanos pasaron del no a todo de las últimas semanas a apoyar todas las medidas del Ejecutivo, incluido el decreto anticrisis, tras votar en contra del primero. Se abstuvieron también en la Ley de Memoria Democrática, en contra de la sensibilidad de los sectores del partido que han trabajado en esta materia.

El aumento del techo de gasto despeja la primera piedra en el camino para la negociación de los últimos presupuestos de la legislatura. De su aprobación depende que Pedro Sánchez cuente con las suficientes garantías para completar su mandato y no adelantar las elecciones generales, previstas para finales de 2023. La aprobación este martes en el Consejo de Ministros de un techo de gasto récord, aumentándolo en un 1,1%, hasta los 198.221 millones de euros, encarrila el acuerdo con los socios de coalición, que han celebrado la cifra tras acordarla con Hacienda. La prioridad ahora es atraer a ERC para asegurar su aprobación y, según reconocen fuentes de Hacienda, el aumento del margen de déficit de las CCAA, pasando del 0,1% inicial al 0,3%, fue una concesión al Govern. Además, de forma paralela a las cuentas, el Gobierno confía en acercar a Esquerra a través de acuerdos en la mesa de diálogo, que arrancó a las 10.00 y se ha prolongado durante una hora y cuarenta y cinco minutos en el Ministerio de la Presidencia.

Presupuestos Generales del Estado Pedro Sánchez Esquerra Republicana de Catalunya (ERC)
El redactor recomienda