Es noticia
Menú
El pacto de PSOE y Bildu por la memoria emborrona el 25 aniversario de Miguel Ángel Blanco
  1. España
NUEVA LEY DE MEMORIA

El pacto de PSOE y Bildu por la memoria emborrona el 25 aniversario de Miguel Ángel Blanco

Sánchez asistirá el domingo al homenaje en Ermua en plena polémica por su pacto con Bildu por la Ley de Memoria. La hermana del edil del PP asesinado por ETA pide tener voz. Algunas asociaciones de víctimas y Vox no acudirán

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua. (EFE/ J. J. Guillén)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua. (EFE/ J. J. Guillén)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, viajará a Ermua este domingo para participar en el homenaje por el 25 de aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco. Cuatro días después, su grupo parlamentario aprobará en la Cámara Baja la nueva Ley de Memoria Democrática, que saldrá adelante gracias a un pacto con EH Bildu. Esa alianza en el Congreso, criticada no solo por diferentes partidos políticos, sino también por algunas asociaciones, ha emborronado un acto que estará marcado por la polémica respecto a la redacción de un texto que pondrá "en jaque el relato de la Transición", tal y como celebró la portavoz de los 'abertzales', Mertxe Aizpurua. Sobre el acto conmemorativo, que estará presidido por Felipe VI, ha arreciado otra polémica en las últimas horas por la negativa inicial del alcalde socialista de Ermua, Juan Carlos Abascal, a dejar intervenir a Mari Mar Blanco en el evento.

La oposición en bloque ha denunciado este miércoles que el jefe del Ejecutivo viaje a País Vasco para "hablar de Blanco" cuando, en paralelo, "estás pactando con los que justifican su asesinato". El PP vasco recuerda, por ejemplo, que la semana pasada Bildu se abstuvo durante una votación en el Ayuntamiento de Pamplona para impulsar una declaración institucional que incluía una condena expresa al asesinato del concejal del Partido Popular. "¿Cómo vas a ir a hablar de Miguel Ángel Blanco cuando tu socio preferencial justifica su asesinato? Es una afrenta", censuraba el líder de los populares en Euskadi, Carlos Iturgaiz. "Han pactado la Ley de Memoria Democrática con aquellos que jalean el régimen de terror, con los que aún hoy se niegan a condenar el asesinato", censuró este martes el propio jefe de la oposición, Alberto Núñez Feijóo.

El líder del PP coincidirá este domingo con el presidente del Gobierno en Ermua en un acto al más alto nivel que estará presidido por Felipe VI, y que estará marcado por la tensión fruto de las negociaciones que se han emprendido en paralelo en Madrid. La propia Fundación Miguel Ángel Blanco —presidida por su hermana, Mari Mar Blanco— denunció que el pacto entre PSOE y Bildu, por el que se asumen algunos de los postulados de la formación 'abertzale' en la redacción de la nueva Ley de Memoria, atenta contra "el espíritu de Ermua".

Especialmente duro se ha mostrado este miércoles el portavoz del grupo parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, que ha criticado la "vergüenza" de que "aquellos que han dejado un reguero de sangre en nuestra historia reciente pacten ahora la Ley de Memoria Democrática de España", al tiempo que vinculaba a Mertxe Aizpurua, actual portavoz de EH Bildu, con "aquellos que pegaron varios tiros en la nuca a Miguel Ángel Blanco". Vox ya ha anunciado que no participará en el homenaje que se celebrará el próximo domingo en Ermua. "No acudimos ni acudiremos a falsos homenajes a víctimas de ETA junto a los blanqueadores de ETA y los socios gubernamentales de Bildu", defendía el presidente de Vox, Santiago Abascal. La formación valora, además, abrir una batalla contra la nueva normativa de memoria en los tribunales y aprovecharán "cualquier resquicio judicial" para oponerse a la aprobación de la ley.

Según defiende el PSOE, la Ley de Memoria tiene como objetivo último la condena del franquismo y la "reparación" de todas las víctimas de la guerra y de la dictadura a través de la creación de una comisión de investigación parlamentaria. Sin embargo, el pacto con Bildu obliga a incluir la exigencia de investigar la conculcación de derechos humanos hasta el 31 de diciembre de 1983, ya con Felipe González en el Gobierno. "La ley cumple con todos los parámetros jurídicos. Debemos apelar a la política como cauce para todo", se defendía el portavoz del PSOE en el Congreso, que acusaba a los grupos de la oposición de "utilizar el terrorismo como arma arrojadiza".

"El partido liderado por Pedro Sánchez está al lado de las víctimas", ha justificado el dirigente socialista cuando ha sido cuestionado por la negativa de algunas asociaciones de víctimas, como la AVT o la Fundación Dignidad y Justicia, por no coincidir precisamente con el presidente del Gobierno. Del acto también se ha descolgado Sortu, uno de los partidos integrados en la coalición EH Bildu, que ha confirmado que tampoco participará en los actos previstos en la conmemoración del asesinato de Miguel Ángel Blanco.

Foto: Pedro Sánchez (i) y Alberto Núñez Feijóo, en una sesión de control en el Senado. (EFE/Fernando Alvarado)

El PSOE ha tenido que enfrentarse también a las críticas dentro de su propia organización por el acuerdo con Bildu, empezando por el expresidente del Gobierno Felipe González o el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, quien afeó que la nueva normativa se pacte con aquellos que "todo lo que toca lo ensucia", en alusión a la formación abertzale.

La carta de Mari Mar Blanco

El acto que se celebrará el próximo domingo ha estado marcado por otra polémica, relacionada con el rechazo inicial del alcalde de Ermua, Juan Carlos Abascal, a que Mari Mar Blanco estuviese en la lista de oradores durante el homenaje. La actual diputada del PP en la Asamblea de Madrid remitió una carta al regidor criticando esa decisión y censurando que nunca, tras el asesinato de su hermano, "había tenido que perseguir altavoces de ningún tipo". Blanco remitió una copia de la misiva tanto al presidente del Gobierno como al líder del Gobierno Vasco. La presión surtió efecto, y el regidor de Ermua dio marcha atrás para "integrarla" en el acto.

"Es lamentable que se haya querido impedir que la familia de Miguel Ángel Blanco pueda homenajear la memoria de su hermano", denunciaba la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra. "Parece que al PSOE no solo le molesta el PP, sino también las víctimas del terrorismo", censuraba. Aunque está comprometida su participación en el evento, aún no se ha concretado cómo será su intervención en un homenaje donde sí tomarán la palabra tanto Pedro Sánchez como Iñigo Urkullu.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, viajará a Ermua este domingo para participar en el homenaje por el 25 de aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco. Cuatro días después, su grupo parlamentario aprobará en la Cámara Baja la nueva Ley de Memoria Democrática, que saldrá adelante gracias a un pacto con EH Bildu. Esa alianza en el Congreso, criticada no solo por diferentes partidos políticos, sino también por algunas asociaciones, ha emborronado un acto que estará marcado por la polémica respecto a la redacción de un texto que pondrá "en jaque el relato de la Transición", tal y como celebró la portavoz de los 'abertzales', Mertxe Aizpurua. Sobre el acto conmemorativo, que estará presidido por Felipe VI, ha arreciado otra polémica en las últimas horas por la negativa inicial del alcalde socialista de Ermua, Juan Carlos Abascal, a dejar intervenir a Mari Mar Blanco en el evento.

PSOE Bildu Miguel Ángel Blanco
El redactor recomienda