Es noticia
Menú
Se entrega el hombre atrincherado en Valladolid tras matar a un vecino y herir a un agente
  1. España
Tras una discusión entre ambas familias

Se entrega el hombre atrincherado en Valladolid tras matar a un vecino y herir a un agente

Ambas familias habían protagonizado varias trifulcas con peleas e insultos días atrás. El presunto agresor, que se hace llamar Chiqui, estaba esperando a que su vecino volviera a casa para dispararle con un fusil de 22 mm

Foto: La Guardia Civil ha acordonado la zona. (EFE/Nacho Gallego)
La Guardia Civil ha acordonado la zona. (EFE/Nacho Gallego)

Era en torno a las 01:43 de la noche de este jueves cuando Dionisio, de 45 años y vecino de Santovenia de Pisuerga (Valladolid), volvía a casa junto a su hijo Aitor, de 27, tras ser atendido en un hospital por unas heridas. Horas antes, concretamente sobre las 10:30 horas, estaba de regreso a casa junto a su pareja, Carolina, también de 45 años, después de tomar un café, cuando su vecino le estaba esperando dentro de un coche junto a toda su familia para asaltarle.

Dionisio, ahora fallecido, era amigo de toda la vida de Chiqui, el presunto agresor, y desde hacía unos días habían protagonizado diferentes trifulcas familiares con gritos y peleas. Tras 13 horas atrincherado, Chiqui se ha entregado a la Guardia Civil.

Foto: La Guardia Civil interviene en Santovenia de Pisuerga tras atrincherarse un hombre en una vivienda. (EFE/Gallego)

En la tarde del jueves, Carolina, la pareja de Dionisio, había discutido con la cuñada de Chiqui porque acusaban a la familia de haberle pinchado las ruedas del coche. Así, cuando el presunto agresor se enteró, decidió esperar dentro del vehículo junto a su mujer, también llamada Carolina, sus dos hijas y los novios de estas. Cuando vieron llegar a Dionisio, salieron del coche armados con palos y le propinaron una paliza.

Según cuenta Encarna, suegra del fallecido, Dionisio acabó con una herida grave en el ojo. "Estaba muy fea, horrorosa, y le insistí para que fuera a un hospital a curársela", explica. Su yerno accedió a regañadientes y acudió al hospital. Tras hacerle un escáner y curarle, Dionisio pidió que fuera su hijo Aitor a recogerle en coche para volver a casa.

Se entrega a la Guardia Civil tras 13 horas atrincherado con un rehén en Valladolid

Cuando aparcan y entran por la calle para acceder a la vivienda y subir al tercer piso en el que vivía toda la familia, Chiqui, que residía en la planta baja de ese mismo bloque, abre la puerta, le pone un rifle de 22 milímetros en la barriga y le dispara. Aitor queda paralizado por el miedo y, según Encarna, Chiqui fue a disparar también contra él, pero el arma se le queda encasquillada.

placeholder Un hombre permanece atrincherado en Santovenia de Pisuerga. (EFE/Nacho Gallego)
Un hombre permanece atrincherado en Santovenia de Pisuerga. (EFE/Nacho Gallego)

Dionisio queda tendido en el suelo boca abajo y, al parecer, Chiqui le da la vuelta y comienza a increparle. "Te lo merecías, cabrón", gritaba una y otra vez, según narra Encarna. Acto seguido, Aitor sale corriendo a buscar ayuda, pero en ese intervalo de tiempo, el presunto asesino consigue salir de casa y huye a otra vivienda, que podría tratarse de la de una de sus hijas.

Desde esta madrugada, permanecía dentro, junto a uno de sus yernos, aunque el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez, explicaba que se había confirmado la presencia de al menos un rehén, pero podría haber más. Sin embargo, Encarna, ponía en duda que el yerno estuvieran en calidad de rehén.

En torno a las 14:30 horas, Chiqui se ha entregado tras pasar 13 horas en el interior de la vivienda, desde la que ha disparado en la mañana de este viernes a un guardia civil que estaba intentando negociar con él y le ha herido de gravedad. Según fuentes del caso, el agente ha tenido que ser trasladado al hospital Clínico de Valladolid, donde ha sido intervenido por un disparo en la cabeza. La Guardia Civil tenía acordonado la zona desde esta madrugada y el Ayuntamiento había pedido que no se aproximaran al lugar.

"Abstenerse de aproximarse a las proximidades de la calle Alfredo Martín", pedía en concreto el Consistorio de Santovenia de Pisuerga en un documento de Orden Público que dirige a sus vecinos. Según informa el subdelegado del Gobierno, una de las hipótesis que se investigan como causa del suceso puede estar relacionada con un asunto de "celos".

Era en torno a las 01:43 de la noche de este jueves cuando Dionisio, de 45 años y vecino de Santovenia de Pisuerga (Valladolid), volvía a casa junto a su hijo Aitor, de 27, tras ser atendido en un hospital por unas heridas. Horas antes, concretamente sobre las 10:30 horas, estaba de regreso a casa junto a su pareja, Carolina, también de 45 años, después de tomar un café, cuando su vecino le estaba esperando dentro de un coche junto a toda su familia para asaltarle.

Valladolid Agresión
El redactor recomienda