Es noticia
Menú
Feijóo rentabiliza el discurso 'anti-Ibex' de Sánchez y atrae a los "poderes económicos"
  1. España
MULTIPLICA ENCUENTROS CON EMPRESARIOS

Feijóo rentabiliza el discurso 'anti-Ibex' de Sánchez y atrae a los "poderes económicos"

Mientras el presidente carga contra las "élites", el líder del PP despliega una intensa agenda dedicada en exclusiva a citas con empresarios. Viaja este viernes a Bilbao y volverá a Cataluña para defender su "alternativa"

Foto: El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo (i), y el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. (EFE/Javier Lizón)
El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo (i), y el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. (EFE/Javier Lizón)

Pedro Sánchez ha vuelto a girar el timón a la izquierda. No solo por el impulso de un plan de choque para tratar de encauzar el resto de la legislatura, sino por su agria crítica a los "poderes económicos" y las "élites" que tienen "terminales mediáticas y políticas" y cuyos intereses, advirtió, "no van a quebrar" su Gobierno. En paralelo, Alberto Núñez Feijóo ha abierto la puerta de Génova a agentes empresariales a los que el Gobierno "ha dado la espalda" para presentar su alternativa ante las medidas del Ejecutivo, que no han conseguido frenar la desbocada escalada de los precios. El líder de la oposición sabe que su camino a Moncloa pasa por atraer a estos sectores y su perfil ha relevado en pocas semanas al del presidente. "El ámbito económico le ha retirado su apoyo. Feijóo ocupa ahora ese espacio", se congratulan en el PP.

En los últimos días, Feijóo ha desplegado una intensa agenda limitada solamente a lo económico. En la cúpula de los populares creen que la incontestable victoria de Juanma Moreno en Andalucía ha acreditado que la de la "gestión" frente a los "discursos identitarios" es una apuesta ganadora en las urnas y se volcarán en ella "casi en exclusiva", según aseguran en su equipo. En el PP ven a Sánchez "abrasado" por los datos actuales, pero el análisis que realizan en Génova, en sintonía con los pronósticos de algunos expertos, es que la tormenta podría empeorar a partir de otoño.

Foto: Protesta en Málaga por los fallecidos en la frontera de Melilla. (EFE/Álvaro Cabrera)

"Entre los poderes económicos, tu crédito es limitado y a Sánchez se le ha agotado. Las decisiones que ha tomado en materia económica han fracasado. Y si encima se presenta como víctima de una supuesta conspiración de poderosos, no tiene nada que hacer", analizan fuentes populares. La declaración de intenciones que Pedro Sánchez pronunció el pasado sábado en Moncloa durante la aprobación de su plan anticrisis, y que repitió este miércoles durante una entrevista en la SER, anticipa que el jefe del Ejecutivo no prevé pisar la moqueta del Ibex durante un tiempo. El PSOE incorpora, así, algunas de las exigencias de Unidas Podemos y presenta una hoja de ruta basada en un fuerte gasto público para intentar revitalizar la economía nacional, con ayudas directas a colectivos vulnerables o la creación de un impuesto específico a las eléctricas y a las compañías petroleras.

Feijóo, mientras tanto, se hace fuerte entre los sectores económicos con un plan que incluye rebajas fiscales temporales, recorte de gasto político y "ajustes" en el IRPF. Este jueves, el líder del PP viaja al País Vasco para ampliar la órbita de confianza que se está labrando en este sector desde que aterrizó en Génova a principios de abril. La cita más importante será su almuerzo con el Círculo de Empresarios Vascos, en el que presentará su paquete de medidas para "impulsar" la economía española.

Allí explicará por qué el plan que prevé aprobar Sánchez en el Congreso el próximo 14 de julio no servirá para revertir la situación que ya "duele" a los bolsillos de los españoles, con la inflación en su nivel más alto desde 1985 y la subyacente, que excluye los precios de la energía y los alimentos frescos, en el 5,5%, casi dos puntos más que en el mes de mayo. Aunque la propuesta del Gobierno incluye algunas de las iniciativas que también han defendido los populares, en Génova insisten en que lo planteado "se queda corto" al excluir a las clases medias y no incorporar reformas estructurales que incentiven la actividad económica en el medio plazo.

Foto: Foto: EC.

Con los combustibles al alza, Feijóo visitará también las instalaciones de Petronor en Muskiz y al día siguiente volverá a Cataluña para reunirse con el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre. El líder del PP abonará el camino que ya emprendió a principios de mayo, momento en que pronunció un controvertido discurso que provocó giros de cabeza tanto dentro como fuera de su partido. Ante el Cercle d'Economia, Feijóo clamó a favor de que la "nacionalidad catalana" recuperase el "liderazgo". Fuentes de la formación insisten en que el presidente de los populares se mantendrá firme y defenderá los tres ejes que ya caracterizaron entonces su intervención, convencido de que es el mejor camino para recuperar dos territorios donde hace años que el PP inició una travesía por el desierto: estabilidad política, rigor económico y la defensa de las "identidades" territoriales como parte fundamental del Estado.

Esta semana, el líder del PP ha reaparecido de nuevo en público con el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, y el de Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, en el marco de un evento organizado por los autónomos. Con el respaldo del jefe de la patronal, Alberto Núñez Feijóo insistió en la máxima de no caer en "polémicas estériles" y debates ideológicos que alejen el foco de la "realidad", mientras que Garamendi advirtió al Gobierno de que actualizar las pensiones con el IPC puede derivar en efectos en la escalada de los precios "de segunda ronda".

El dirigente popular quiere ampliar su plan económico con aportaciones de diferentes asociaciones empresariales y sindicatos y ha viajado en varias ocasiones a Bruselas para exigir medidas como la suspensión temporal del impuesto a los hidrocarburos. Este miércoles, el presidente del PP clausuró la XIX Asamblea General de la Empresa Familiar de Madrid, un foro donde ha desplegado su discurso por tercer día consecutivo esta semana y que continuará este jueves y viernes.

Feijóo insiste en que si Sánchez quiere su apoyo para las medidas de contención económica, que el Gobierno pretende extender hasta el 31 de diciembre, deberá implementar a esa hoja de ruta la deflactación del IRPF para rentas medias y bajas; la devolución de recursos al sector privado para generar crecimiento económico; ejecutar una reducción de gasto "improductivo", empezando por el Ejecutivo, y rediseñar los fondos europeos. Medidas que Feijóo trabajó no solo con un 'consejo de sabios' en la sombra, también con la patronal y los sindicatos.

Pedro Sánchez ha vuelto a girar el timón a la izquierda. No solo por el impulso de un plan de choque para tratar de encauzar el resto de la legislatura, sino por su agria crítica a los "poderes económicos" y las "élites" que tienen "terminales mediáticas y políticas" y cuyos intereses, advirtió, "no van a quebrar" su Gobierno. En paralelo, Alberto Núñez Feijóo ha abierto la puerta de Génova a agentes empresariales a los que el Gobierno "ha dado la espalda" para presentar su alternativa ante las medidas del Ejecutivo, que no han conseguido frenar la desbocada escalada de los precios. El líder de la oposición sabe que su camino a Moncloa pasa por atraer a estos sectores y su perfil ha relevado en pocas semanas al del presidente. "El ámbito económico le ha retirado su apoyo. Feijóo ocupa ahora ese espacio", se congratulan en el PP.

Alberto Núñez Feijóo
El redactor recomienda