Es noticia
Menú
Defensa, energía, migración y amenaza ciber: las claves de la nueva relación España-EEUU
  1. España
TRAS LOS INTENTOS FALLIDOS DE MONCLOA

Defensa, energía, migración y amenaza ciber: las claves de la nueva relación España-EEUU

Los trabajos previos para la organización de la cumbre de la OTAN han permitido avanzar en una revisión de las relaciones estratégicas entre ambos países, que llevaban sin actualizarse desde 2001

Foto: El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez (d), y el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden. (EFE/Pool/Moncloa/Fernando Calvo)
El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez (d), y el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden. (EFE/Pool/Moncloa/Fernando Calvo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La centralidad de España como país organizador de la última cumbre de la OTAN, calificada de histórica por la mayor parte de los aliados, ha permitido al Ejecutivo español impulsar las relaciones bilaterales con EEUU, actualizando diferentes acuerdos en asuntos estratégicos. Un hecho que se ha materializado en la primera reunión entre el presidente norteamericano, Joe Biden, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, antes de la cumbre, en el Palacio de la Moncloa. El primer encuentro entre ambos mandatarios desde que Biden llegó hace un año y medio a la Casa Blanca y que deja atrás otros intentos previos fallidos por parte de la diplomacia española. El más sonoro ocurrió el pasado año en Bruselas, cuando desde Moncloa se había anunciado una reunión en otra cumbre de la OTAN, pero que finalmente no tuvo lugar. El hito que se había destacado a bombo y platillo desde el gabinete del presidente, que entonces dirigía Iván Redondo, se tradujo en una comprometida conversación de pasillo de apenas unos segundos.

El papel de España como anfitrión de la cumbre de Madrid, que le da un rol muy destacado dentro del protocolo, ha permitido un mayor acercamiento con EEUU y reconocimiento por parte de la Administración Biden, a la que desde Moncloa otorgaron una gran sintonía política desde sus inicios, trasladando la esperanza de reforzar las relaciones deterioradas por el cuestionamiento al multilateralismo en la era Trump. Fuentes del Ejecutivo presentes en el encuentro calificaron la reunión en Moncloa entre Sánchez y Biden de “cálida”, “próxima” y “muy relajada”. Unos adjetivos que volvieron a repetirse tras la cena euroatlántica ofrecida por el presidente del Gobierno a los aliados y autoridades europeas, con el fin de reforzar la cooperación y complementariedad entre ambas instituciones. La proximidad entre ambos mandatarios se pudo visibilizar públicamente durante el desarrollo de la cena euroatlántica.

Foto: El secretario general de la OTAN saluda al presidente americano. (Reuters)

El acercamiento entre España y EEUU viene precedido de meses de trabajos conjuntos para preparar la cumbre de Madrid, incluyendo las visitas de la titular de Defensa, Margarita Robles, a Washington, o previamente del titular de Exteriores, José Manuel Albares. La primera se entrevistó hace un mes en el Pentágono con su homólogo estadounidense, Lloyd Austin, con quien se avanzó el acuerdo de Rota para incrementar la presencia de buques de guerra y personal militar del Ejército de EEUU.

placeholder El presidente norteamericano charla con Sánchez durante la recepción en el Prado. (EFE)
El presidente norteamericano charla con Sánchez durante la recepción en el Prado. (EFE)

Se trata de un acercamiento que va en paralelo a la recuperación de las relaciones transatlánticas entre Estados Unidos y la Unión Europea tras cuatro años de tensión continua con la Administración de Donald Trump, que generó muchos roces con la Comisión Europea y con algunos Estados miembros, especialmente con Alemania. Washington también abrió entonces una serie de conflictos comerciales que ahora el Ejecutivo comunitario trata de zanjar con la actual Administración americana. Además, la guerra en Ucrania ha provocado que EEUU se vuelva a volcar con el teatro de operaciones europeo, con más de 100.000 efectivos sobre el terreno, casi la mitad de ellos llegados en 2022, y que refuerce su compromiso con la OTAN, lo que ha provocado que la cumbre de Madrid tenga un especial peso.

Acuerdos bilaterales

Todos estos trabajos previos se han materializado, al margen de la cumbre de la OTAN, en una revisión de las relaciones estratégicas entre ambos países, que llevaban sin actualizarse desde 2001. Un impulso al que han dado una máxima prioridad desde el Gobierno y el propio Biden, en su declaración ante los medios, subrayó que los acuerdos alcanzados “ayudarán a la relación bilateral entre EEUU y España”. Fuentes del Ejecutivo destacan que la relación entre ambos mandatarios sale fortalecida y que el compromiso pasa por mantener las conversaciones. Asimismo, Biden habría agradecido personalmente a Sánchez “la colaboración y lo que representa el Gobierno en este contexto”, según las mismas fuentes. En público, el mandatario norteamericano agradeció expresamente al jefe del Ejecutivo español su ayuda en el refuerzo de la cooperación trasatlántica, destacando que "estamos juntos" frente al desafío de Rusia en Ucrania.

Sánchez y Biden acuerdan aumentar la presencia militar de Estados Unidos en Rota

Del nuevo marco de relaciones estratégicas destacan los compromisos en defensa, energía y migración. "España y EEUU tienen la intención de ampliar su cooperación en materia de defensa mediante el estacionamiento permanente de buques de guerra estadounidenses adicionales en Rota", recoge el documento que permitirá aumentar de cuatro a seis los destructores en la base de Rota y por el que se deberá enmendar el acuerdo de cooperación en defensa entre ambos países de 1988. Fuentes de Defensa argumentan que este acuerdo está enfocado también al refuerzo del flanco sur de la OTAN, en el que España ha realizado especial énfasis durante la cumbre.

No es el único despliegue que el presidente americano ha prometido en territorio europeo. Durante la cumbre, ha anunciado su intención de establecer una presencia permanente en Rumanía, enviar nuevos cazas al Reino Unido, más material en el Báltico y una presencia reforzada en Polonia, además de más soldados en las bases de Alemania e Italia. "Vamos a asegurarnos de que la OTAN esté lista para enfrentar las amenazas de todas las direcciones en todos los dominios", explicó Biden durante la cumbre.

Foto: El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez. (EFE/Ballesteros)

En materia de migraciones, el Ejecutivo ha logrado que se reconozca "la importancia de una cooperación permanente en la respuesta a los retos de la migración irregular en la región del norte de África". Una cuestión que se ha celebrado en el Gobierno, junto a la inclusión en el concepto estratégico de la OTAN de la “instrumentalización de la migración” como nueva amenaza para los países aliados. El punto álgido de este tipo de amenazas híbridas se produjo el pasado año en Ceuta y Melilla, con una crisis migratoria que se interpretó como fruto de una aquiescencia y pasividad de las autoridades marroquíes.

La relación entre ambos países también se reforzará en materia de ciberseguridad para contener los ataques informáticos, con el objetivo de "contrarrestar la actividad cibernética maliciosa de actores estatales y criminales". La seguridad energética es otra de las cuestiones abordadas en el documento ratificado este martes, para "reducir la dependencia de los combustibles fósiles de Rusia". Se pone el foco en aumentar la diversificación geográfica de las fuentes de energía, "especialmente el gas natural", del que EEUU es el primer proveedor.

La centralidad de España como país organizador de la última cumbre de la OTAN, calificada de histórica por la mayor parte de los aliados, ha permitido al Ejecutivo español impulsar las relaciones bilaterales con EEUU, actualizando diferentes acuerdos en asuntos estratégicos. Un hecho que se ha materializado en la primera reunión entre el presidente norteamericano, Joe Biden, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, antes de la cumbre, en el Palacio de la Moncloa. El primer encuentro entre ambos mandatarios desde que Biden llegó hace un año y medio a la Casa Blanca y que deja atrás otros intentos previos fallidos por parte de la diplomacia española. El más sonoro ocurrió el pasado año en Bruselas, cuando desde Moncloa se había anunciado una reunión en otra cumbre de la OTAN, pero que finalmente no tuvo lugar. El hito que se había destacado a bombo y platillo desde el gabinete del presidente, que entonces dirigía Iván Redondo, se tradujo en una comprometida conversación de pasillo de apenas unos segundos.

Pedro Sánchez Joe Biden
El redactor recomienda