Es noticia
Menú
Argelia da todo por perdido con Sánchez y esperará a otro Gobierno para cerrar la crisis
  1. España
Crisis con Argelia

Argelia da todo por perdido con Sánchez y esperará a otro Gobierno para cerrar la crisis

La diplomacia argelina descarta que se pueda producir una reconciliación con el Ejecutivo durante la actual legislatura y apuesta por que las sentencias pendientes del Tribunal de Justicia de la UE contra Marruecos cambien las tornas en Europa

Foto: Amar Belani, embajador encargado del Sáhara Occidental en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Argelia. (APS)
Amar Belani, embajador encargado del Sáhara Occidental en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Argelia. (APS)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La crisis con España será larga, durará toda la legislatura y solo podrá resolverse cuando llegue un nuevo Ejecutivo que rectifique el respaldo dado por el presidente Pedro Sánchez a la solución propuesta por Marruecos para resolver el conflicto del Sáhara Occidental. Este es, en sustancia, el planteamiento de las autoridades argelinas. “Las declaraciones irresponsables hechas por el ministro [José Manuel] Albares y por la vicepresidenta [Nadia] Calviño arruinan definitivamente cualquier posibilidad de normalización de las relaciones con un Gobierno no fiable y que practica la mentira y la huida hacia adelante”, afirma al teléfono desde Manila Amar Belani, embajador encargado del Sáhara Occidental en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Argelia.

El embajador se refiere a la acusación, formulada el lunes por Calviño, de que Rusia había empujado a Argelia a actuar contra España. Albares nunca pronunció en público la palabra 'Rusia', pero en su ronda de conversaciones del viernes pasado con los portavoces parlamentarios sí recalcó que ese país inspiró la 'agresión' argelina a España para desestabilizar el flanco sur de Europa. Recordó que su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, visitó Argel el 10 de mayo.

Foto: El encuentro del pasado mes de mayo entre el ministro de Exteriores ruso, Lavrov, y el presidente argelino, Tebboune. (Reuters)

“Habrá que esperar a un nuevo Gobierno” en España para “cerrar la crisis”, prosigue Belani, sin precisar quién cree que lo dirigirá. Si el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, encabeza el próximo Ejecutivo, es poco probable que dé marcha atrás sobre el Sáhara. El líder gallego ha sido muy crítico con las formas seguidas por Sánchez para cambiar de política exterior en el Magreb, pero ha rehuido siempre pronunciarse sobre el fondo de la cuestión, con el pretexto de que le faltan datos. Cuando se pregunta a otros responsables del partido, responden que se buscará un consenso o, por lo menos, una amplia mayoría en el Congreso, pero sin dar indicaciones sobre su contenido.

“Nuestra alianza con Marruecos es incuestionable”, declaró Núñez Feijóo el 31 de mayo, cuando se reunió en Róterdam con el jefe del Ejecutivo marroquí, Aziz Akhnnouch. “No vamos a hacer actos que rompan la confianza, como ha hecho el Gobierno con el líder del Frente Polisario”, añadió. Brahim Ghali es español desde 2004 y difícilmente se le podía negar la entrada en España el 18 de abril de 2021. Enfermo de covid, ingresó en el Hospital San Pablo de Logroño.

Amar Belani, que fue embajador de Argelia ante la UE, considera que cuando se termine la legislatura en España “prevalecerá otra coyuntura en Europa” con relación al Sáhara. “Los acuerdos de asociación y de pesca habrán sido definitivamente anulados y se desatará una crisis entre la UE y Marruecos”, vaticina.

Acuerdos con Rabat

El Tribunal General de la Unión Europea (TGUE) canceló, a finales de septiembre, los acuerdos de asociación y pesca con Rabat porque incluían al Sáhara Occidental, como había planteado el bufete Devers, que defiende los intereses del Frente Polisario. Desde entonces, se puede decir que "España no solo está despreciando el derecho internacional", sino que también está pisoteando el derecho europeo, que ha dictaminado que el Reino de Marruecos y el Sáhara Occidental son dos territorios "separados y distintos", afirma Belani.

Foto: El ministro español de Exteriores, José Manuel Albares. (EFE/Stephanie Lecocq)

Las dos sentencias fueron recurridas por el Consejo de Ministros de la UE, la Comisión Europea, etcétera, con el apoyo político y jurídico del Gobierno español, cuyos abogados del Estado pleitean en Luxemburgo a favor de Marruecos. Los juristas no tienen, sin embargo, dudas de que con este recurso las instituciones europeas, España y Marruecos solo ganan tiempo, porque el Tribunal de Justicia de la UE, la instancia superior, ratificará sin matices la decisión del TGUE. Su veredicto será definitivo. Se iniciará entonces una etapa convulsa con Marruecos, cuyo rey, Mohamed VI, anunció ya el 20 de agosto que su país no firmará ningún acuerdo que no incluya “al Sáhara marroquí”.

Cuando se confirmen las sentencias, “los países escandinavos, con Suecia a la cabeza, van a presionar para que la UE y sus Estados miembros manifiesten con claridad su respeto por el derecho internacional”, prevé Belani. Entonces no solo no habrá más acuerdos que incluyan al Sáhara, sino que “será aún más difícil persistir” en el apoyo a la propuesta marroquí de autonomía, que equivale prácticamente a reconocer la soberanía de Marruecos sobre ese territorio.

Críticas a ministros

La agencia de prensa oficial argelina (APS) arremetió el martes contra el ministro Albares, al que llamó “pirómano”, y otros medios argelinos han lanzado andanadas contra Calviño. El lenguaje insultante recuerda el empleado hace un año por medios oficialistas marroquíes atacando al presidente Pedro Sánchez y a las ministras Arancha González Laya y Margarita Robles.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una visita oficial a Argelia en 2020. (EFE/Moncloa/Fernando Calvo)

El embajador Belani hizo hincapié en criticar a otros dos miembros del Gobierno, la ministra Robles y la secretaria de Estado de Exteriores, Ángeles Moreno, que en las últimas horas han salido también en defensa de la política exterior de Sánchez. Ambas "sostienen que la nueva posición radical de España en el Sáhara Occidental es 'respetuosa con el derecho internacional' y demuestran así un cinismo y una ceguera penosos", afirma Amar Belani al teléfono.

“El derecho internacional establece que el Sáhara es un territorio no autónomo con derecho a la autodeterminación de acuerdo con la Resolución 1514 de la Asamblea General de la ONU”, insiste. “El estatus final del territorio queda por determinar bajo los auspicios de la ONU y este hecho no puede ser cambiado por ningún posicionamiento de España, porque el sello de legitimidad pertenece a la ONU y solo a la ONU”, concluye.

Foto: Argelia apunta ahora a Albares. (EFE/Stephanie Lecocq)

El encargado del Sáhara en el Ministerio de Exteriores argelino rehúsa pronunciarse sobre los intercambios comerciales hispano-argelinos porque no son de su ámbito de competencia. La destitución, el martes, del ministro de Finanzas argelino, Abderrahmane Rauya, no significa, por ahora, que se levante el veto a las importaciones por Argelia de productos españoles. Rauya avaló una circular de la patronal bancaria argelina que en la práctica prohibió la semana pasada el comercio con España. El documento, como resaltó Albares, era discriminatorio con España y violaba el acuerdo de asociación entre la UE y Argelia.

Los problemas entre España y Marruecos duraron 15 meses, desde diciembre de 2020 hasta marzo de 2022. Pero no empezaron con la acogida de Brahim Ghali en España, sino cuatro meses antes, cuando el 10 de diciembre de 2020 el Gobierno marroquí canceló la cumbre bilateral con España prevista para el 17 de ese mes. La crisis que empezó el 19 de marzo pasado, con la retirada del embajador argelino en Madrid, Said Moussi, corre el riesgo de ser aún más larga.

La tensión con España propició, el miércoles por la noche, un nuevo rifirrafe entre los dos 'pesos pesados' del Magreb. El Ministerio de Exteriores argelino publicó un comunicado en el que “desmiente la falsa noticia” propagada por la prensa marroquí de que hubiese solicitado una reunión extraordinaria de la Liga Árabe para recabar su apoyo en el contencioso con España. El texto "subraya el carácter bilateral y político de la crisis actual con el Gobierno español por el incumplimiento de sus obligaciones con la descolonización del Sáhara Occidental".

La crisis con España será larga, durará toda la legislatura y solo podrá resolverse cuando llegue un nuevo Ejecutivo que rectifique el respaldo dado por el presidente Pedro Sánchez a la solución propuesta por Marruecos para resolver el conflicto del Sáhara Occidental. Este es, en sustancia, el planteamiento de las autoridades argelinas. “Las declaraciones irresponsables hechas por el ministro [José Manuel] Albares y por la vicepresidenta [Nadia] Calviño arruinan definitivamente cualquier posibilidad de normalización de las relaciones con un Gobierno no fiable y que practica la mentira y la huida hacia adelante”, afirma al teléfono desde Manila Amar Belani, embajador encargado del Sáhara Occidental en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Argelia.

Argelia Sáhara
El redactor recomienda