Es noticia
Menú
El Supremo se harta del exjuez Presencia y remite sus "imputaciones falsas" a la Fiscalía
  1. España
POR SUS QUERELLAS CONTRA JUECES

El Supremo se harta del exjuez Presencia y remite sus "imputaciones falsas" a la Fiscalía

El magistrado Manuel Marchena firma una carta en la que avisa sobre "el irreversible daño que se está ocasionando a la credibilidad de una institución como el Tribunal Supremo"

Foto: El exjuez expulsado de la carrera Fernando Presencia posa con la toga. (ACODAP)
El exjuez expulsado de la carrera Fernando Presencia posa con la toga. (ACODAP)

Los magistrados del Tribunal Supremo han dicho basta. Cansados de las "imputaciones radicalmente falsas realizadas por el exjuez Fernando Presencia", el presidente del tribunal, Carlos Lesmes, va a pedir a la Fiscalía "que realice las investigaciones pertinentes y, en su caso, ejerza las acciones legales oportunas". El que fuera juez decano de Talavera de la Reina ya fue expulsado de la carrera por prevaricación judicial, pero sus querellas sin ton ni son abren ahora un nuevo capítulo en su polémica trayectoria.

El presidente de la Sala de lo Penal, Manuel Marchena, lo pone negro sobre blanco en una carta remitida a Lesmes: Presencia y su Asociación contra la Corrupción y en Defensa de la Acción Pública (ACODAP) se han convertido en un pozo sin fondo de "noticias que falsamente imputan" a distintos magistrados "la titularidad de dinero oculto en paraísos fiscales". Los comunicados llegan bajo sugerentes titulares de "nuevo escándalo judicial", "conmoción en el mundo judicial" e "inminente detención", por lo que no tardan en ser replicados en redes sociales o incluso en Wikipedia, donde han intentado incluir "una mención específica a esos actos de corrupción" sin base alguna.

Foto: El exjuez expulsado de la carrera Fernando Presencia posa con la toga. (ACODAP)

"Los magistrados que integramos esta Sala queremos hacer llegar a V.E. no solo la indignación que nos asalta por la gravedad de unas imputaciones radicalmente falsas, calumniosas, sin relación alguna con la verdad de nuestra situación patrimonial, sino por el irreversible daño que se está ocasionando a la credibilidad de una institución como el Tribunal Supremo", advierte Marchena en la misiva. "Se resienten, no ya la imagen personal de los afectados, sino los presupuestos constitucionales".

Marchena incide, además, en que la asociación ACODAP "podría estar al servicio de una estrategia generadora de información falsa que pueda ser utilizada para denigrar a las personas o instituciones que por una u otra razón se oponen a los designios de su promotor". Esta actividad se realiza mientras reclama donativos "para seguir adelante en su fingida lucha contra la corrupción", lo que apunta a que "Fernando Presencia puede estar obteniendo aportaciones económicas de confiados ciudadanos que creen que el donativo que ofrecen va a ser destinado a la búsqueda de informaciones o pruebas que demuestran la corrupción de los magistrados de esta Sala".

La Audiencia Nacional ya movió ficha

La Audiencia Nacional también movió ficha contra Presencia en abril, cuando el Juzgado Central de Instrucción Número 6 admitió a trámite una denuncia suya que afectaba a José Luis Rodríguez Zapatero y a Dolores Delgado. Lo hizo a instancias de la Fiscalía y, como era de esperar, la asociación ACODAP corrió a informar del hecho subiendo varios tonos y dando ya por imputados al exjefe del Ejecutivo y la exministra socialista. Algún medio minoritario compró la idea y el titular comenzó a circular por las redes y grupos de WhatsApp, pero nada más lejos de la realidad: la admisión a trámite se produjo para poder tomar medidas contra el propio exmagistrado.

Foto: El exvicepresidente del Gobierno y exsecretario general de Podemos, Pablo Iglesias. (EFE/Juanjo Martín)

Así quedó reflejado en un auto dictado por el Juzgado Central de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional. En apenas unos días, el juez Joaquín Gadea pasaba de admitir a trámite a archivar de plano las pretensiones del juez Presencia sin hacer ninguna diligencia y advirtiendo de que “carece de un mínimo sustento y apoyo en elemento o principio de prueba”. Pero, además, pedía trasladar las actuaciones al Juzgado Decano de Talavera de la Reina para su reparto, al que por turno corresponda, a los efectos oportunos. Este era el primer paso para poder actuar contra este proceder. La localidad toledana es donde tiene fijado su domicilio fiscal la asociación.

Los magistrados del Tribunal Supremo han dicho basta. Cansados de las "imputaciones radicalmente falsas realizadas por el exjuez Fernando Presencia", el presidente del tribunal, Carlos Lesmes, va a pedir a la Fiscalía "que realice las investigaciones pertinentes y, en su caso, ejerza las acciones legales oportunas". El que fuera juez decano de Talavera de la Reina ya fue expulsado de la carrera por prevaricación judicial, pero sus querellas sin ton ni son abren ahora un nuevo capítulo en su polémica trayectoria.

Tribunal Supremo