Es noticia
Menú
Las dos facciones de la izquierda 'abertzale' se lían a puñetazos en la puerta de la 'herriko taberna'
  1. España
En San Sebastián

Las dos facciones de la izquierda 'abertzale' se lían a puñetazos en la puerta de la 'herriko taberna'

La tensión interna entre la línea institucional y los críticos contra el Bildu de Otegi alcanza cotas inéditas y amenaza con ir a más por el control de las casetas de cara a las fiestas patronales de verano

Foto: Carteles aparecidos en San Sebastián firmados por las organizaciones políticas juveniles que protagonizaron la pelea en la 'herriko'. (EFE/Javier Etxezarreta)
Carteles aparecidos en San Sebastián firmados por las organizaciones políticas juveniles que protagonizaron la pelea en la 'herriko'. (EFE/Javier Etxezarreta)

La tensión que lleva años larvándose en el seno de la izquierda 'abertzale' entre la facción radical y los fieles a la línea institucional que encabeza Arnaldo Otegi alcanzó el pasado sábado su cota más álgida. Las dos almas se enfrentaron a puñetazos y patadas en la puerta de la 'herriko taberna' de San Sebastián, ubicada en la calle Juan de Bilbao, en la parte vieja de la ciudad. Según fuentes conocedoras de la pelea, en ella participaron por la noche decenas de jóvenes. Este periódico se ha puesto en contacto con el local, que ha declinado ofrecer explicaciones de lo sucedido. En declaraciones a 'Naiz', dicen que tuvieron que cerrar el bar para que el ambiente no empeorase: "Fue un ataque bien organizado". Fuentes de la Ertzaintza confirman a este periódico la llamada por un altercado en ese lugar la noche del sábado.

Fuentes conocedoras de estas tensiones ubican al colectivo GKS (Gazte Koordinadora Sozialista) como una de las partes del conflicto. Es una de las muchas marcas que conviven en el sector crítico aglutinado en torno a Movimiento Socialista, que ha evolucionado hacia un carácter marcadamente comunista y obrerista. Culpan a la izquierda 'abertzale' institucional que representa Bildu de haber traicionado la lucha y plegarse al juego político del Estado, que siempre han considerado el enemigo. Una veintena de miembros embozados se aproximó a la 'herriko', donde había clientes habituales a los que se les sumaron apoyos ante el aviso de individuos de GKS en las inmediaciones. Este periódico ha tenido acceso a un breve vídeo que recoge uno de los momentos de la pelea, según testigos presenciales.

Foto: Imagen de archivo de una pintada en apoyo a los presos etarras. (EFE/García)

Ya el miércoles hubo un primer conato de tensión en el 'gaztetxe' (lugar de reunión de los jóvenes 'abertzales') de San Sebastián, según las mismas fuentes consultadas. Este lugar fue precintado en su día con numerosas pertenencias en su interior, desde muebles a utensilios de cocina o aparatos de música. GKS informó al otro sector de que habían pactado con la policía acceder al 'gaztetxe' para llevarse lo que era suyo. Esto generó el malestar en la parte contraria. Les reprocharon que hace cuatro años ni siquiera existían y que no tenían ningún derecho a llevarse nada.

La escena fue cuanto menos inusual, según los testigos. Varios individuos alineados con el sector crítico acudieron el miércoles escoltados por las fuerzas de seguridad para llevarse algunas pertenencias ante la mirada atónita de los seguidores de la izquierda 'abertzale' tradicional. La policía tuvo que actuar para separar a ambos bandos. Fuentes conocedoras de la situación admiten que la tensión ha ido a más en las últimas semanas por la proximidad de las fiestas patronales del verano en casi todo el País Vasco y Navarra.

El control de las 'txosnas'

En muchos lugares van a ser las primeras fiestas sin las restricciones del covid y se ha activado una lucha por el control de las 'txosnas'. Son las tradicionales casetas de las fiestas en las que se sirven alcohol y bocadillos. Desde hace años, esos lugares se han convertido en espacios de expresión política. Con una ETA todavía en activo, era habitual que se mostrasen fotografías de los presos de la banda. Las víctimas del terrorismo lo denunciaron por considerar que se estaba enalteciendo a los asesinos y el caso terminó en la Audiencia Nacional.

La tensión vivida en las últimas horas ha provocado incluso la intervención del Gobierno vasco. El portavoz, Bingen Zupiria, ha hecho este martes un llamamiento a las organizaciones juveniles de la izquierda 'abertzale' a que resuelvan sus diferencias "de forma pacífica" y sin recurrir a agresiones físicas ni a la violencia. Ha asegurado que cualquier situación que "dé lugar a un enfrentamiento físico en la calle entre ciudadanos es un motivo de preocupación, se trate de un conflicto interno de una organización política o de una pelea callejera, que también se han producido en más de una ocasión en estos últimos meses y están siendo objeto de vigilancia y persecución por parte de la Ertzaintza".

El conflicto ha derivado en un cruce de comunicados entre las partes enfrentadas. El Movimiento Socialista acusa a Bildu y a Sortu (el partido heredero de la tradicional Batasuna) de alinearse con el PNV para negarles espacio y representación en las calles, también en las 'txosnas' de las fiestas. Afirman que lo que hicieron el sábado los miembros del GKS fue evitar un “linchamiento” en San Sebastián. "Hacemos a EH Bildu y a Sortu responsables del escenario que se puede generar durante el verano". La parte oficialista, por su lado, celebró una concentración en la que estuvo presente el veterano dirigente batasuno Joseba Álvarez. “¡Queremos vivir en paz y tranquilidad en el barrio! ¡AUTODEFENSA ante los ataques!”, dicen.

La tensión que lleva años larvándose en el seno de la izquierda 'abertzale' entre la facción radical y los fieles a la línea institucional que encabeza Arnaldo Otegi alcanzó el pasado sábado su cota más álgida. Las dos almas se enfrentaron a puñetazos y patadas en la puerta de la 'herriko taberna' de San Sebastián, ubicada en la calle Juan de Bilbao, en la parte vieja de la ciudad. Según fuentes conocedoras de la pelea, en ella participaron por la noche decenas de jóvenes. Este periódico se ha puesto en contacto con el local, que ha declinado ofrecer explicaciones de lo sucedido. En declaraciones a 'Naiz', dicen que tuvieron que cerrar el bar para que el ambiente no empeorase: "Fue un ataque bien organizado". Fuentes de la Ertzaintza confirman a este periódico la llamada por un altercado en ese lugar la noche del sábado.

Arnaldo Otegi Bildu
El redactor recomienda