Es noticia
Menú
La ira sin control de Rubiales con Sánchez: "Presidente, tú crees que me merezco esto?"
  1. España
los mensajes con el presidente del gobierno

La ira sin control de Rubiales con Sánchez: "Presidente, tú crees que me merezco esto?"

Luis Rubiales escribió al presidente del Gobierno para pedirle el cese de la secretaria de Estado para el Deporte y denunciar que el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) había tumbado su reelección

Foto: Imagen: Laura Martín.
Imagen: Laura Martín.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Las comunicaciones entre Luis Rubiales y Pedro Sánchez muestran a un presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) agresivo e incontrolado, capaz de pasar de la euforia a la cólera en cuestión de segundos, incluso con el presidente del Gobierno. Documentación, audios y mensajes de WhatsApp revelan que Rubiales escribió al líder socialista para felicitarle por sus resultados electorales, sus intervenciones en medios de comunicación y su gestión de la pandemia, pero también le escribió para denunciar una resolución del Tribunal Administrativa del Deporte (TAD) contraria a sus intereses o para pedirle veladamente el cese de la secretaria de Estado para el Deporte y presidenta del Consejo Superior de Deportes (CSD).

Una de las veces en las que Rubiales mostró a Sánchez su lado más amable fue el 11 de marzo de 2019, en plenas conversaciones para aprobar la nueva Ley del Deporte. La norma era una prioridad para el presidente de la Federación y para su mayor aliado, Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español (COE). El objetivo de ambos era eliminar la limitación de mandatos —Blanco dirige el COE desde 2005—, permitir que se mantuvieran en secreto los contratos de las federaciones con patrocinadores y dejar de pagar la Seguridad Social de los árbitros, entre otros objetivos.

placeholder Pinche sobre la imagen para consultar la conversación completa.
Pinche sobre la imagen para consultar la conversación completa.

Rubiales pidió a Sánchez ayuda con sus exigencias. “Buenos días, presidente!!! Excelente reunión con el ministro Guirao. Además de buen tipo, ya creo que conoce de qué pie cojea cada uno”, afirmó el presidente de la Federación, que en esa misma época, paradójicamente, estaba grabando sus conversaciones con el propio Guirao para poder usar los audios en un futuro si lo consideraba necesario. “Si sale adelante lo que hablé hace dos semanas con Iván [Redondo] y lo que él me ha comentado en la reunión de hoy, se daría un paso de gigante para volver al equilibrio natural del fútbol español”, compartió Rubiales.

El presidente de la RFEF y máximo responsable de la Selección también aspiraba a que la Ley del Deporte restara peso a su mayor oponente, Javier Tebas, presidente de LaLiga. Pero en esas fechas las elecciones generales del 28-A ya estaban a la vuelta de la esquina. Rubiales temía que la tramitación de la norma entrara en vía muerta por la disolución del Congreso y la campaña electoral. “Todas las federaciones del resto de deportes os harían un monumento”, prosiguió. “Creo que quitar poder a Tebas da votos. Estamos a tiempo y creo que podemos conseguirlo antes de las elecciones”. Luego apeló a las opciones electorales de Sánchez para tratar de conseguir su complicidad: “Mucha suerte Pedro, mucha suerte compañero, porque te mereces un magnífico resultado y vas por el buen camino bajo mi humilde opinión. Ya sabes dónde estoy”. Sánchez respondió con una fórmula de cortesía. “Gracias!!!! Abrazo”. El jefe del Ejecutivo ya había empezado a distanciarse del dirigente federativo.

Rubiales, a Sánchez: "Estoy solo. Sé que tú has pasado por esto y me comprendes"

Solo unos días después, Rubiales escribió a Sánchez para felicitarle por su “magnífica campaña” y, la misma noche del 28-A, cuando aparecieron los primeros sondeos, le dio la enhorabuena por los resultados. En marzo de 2020, tras la declaración del estado de alarma por la pandemia de coronavirus, el presidente del órgano rector del fútbol en España envió ánimos a Sánchez. “Querido Presidente! Gracias por tu firmeza y por tu humildad. Con las nuevas medidas adoptadas seguiremos avanzando en la lucha contra el covid-19”. Y el 18 de abril de ese año contactó de nuevo con el presidente en un tono de alegría desmedida: “Un abrazo Presidente y MUCHAS GRACIAS. Eres el MEJOR”, dijo Rubiales. Estaba feliz porque el Gobierno se había opuesto a que los clubes profesionales volvieran a los entrenamientos, tal y como pedía LaLiga.

placeholder Pinche sobre la imagen para consultar la conversación completa.
Pinche sobre la imagen para consultar la conversación completa.

Pero había un reverso oscuro en la relación de Rubiales con el líder del PSOE. Su actitud cambiaba cuando sentía la oposición de Moncloa a sus planes o no obtenía todo el apoyo que esperaba. El 10 de diciembre de 2018, por ejemplo, contó a Sánchez que se encontraba “en una situación límite”. “No puedo seguir luchando solo contra el presidente de la Liga [Javier Tebas] y la Presidenta del CSD [María José Rienda en ese momento]. Todo está corrompido”, relató Rubiales. “Estoy solo. Sé que tú has pasado por esto y me comprendes”, continuó, antes de deslizar que tenía el apoyo de la UEFA y de la FIFA. “Si no fuera por las instituciones internacionales que me respaldan, ya me habría ido (…). Te pido que este mensaje quede entre tú y yo. Aunque seas mi presidente, te pido que quede entre Pedro y Luis”. El texto terminó con un aviso. “Un fuerte abrazo y mil perdones por mi osadía, pero o lo arreglas (creo que eres el único) o no voy a poder seguir en la Federación”.

Sánchez contestó horas después con un escueto “déjame ver”. Las posibles represalias de la UEFA y la FIFA contra los equipos españoles si el Gobierno se inmiscuía en los intereses de la RFEF eran una de amenazas más recurrentes, pero Rubiales optó en otras ocasiones por utilizar como instrumento de presión la candidatura de España para acoger el Mundial 2030.

Foto:
Rubiales almacenó conversaciones privadas de WhatsApp con Pedro Sánchez desde 2018
José María Olmo Alejandro Requeijo Ilustración: Laura Martín

En 26 junio de 2020, los siete miembros del Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) tumbaron la convocatoria de elecciones a la presidencia de la RFEF en las que Rubiales aspiraba a conseguir otro mandato de cuatro años. “Presidente, tú crees que me merezco esto?”, escribió el dirigente federativo. Sánchez no sabía de qué le hablaba y contestó con tres interrogantes. “Presidente, sabotean mis elecciones. No me dejan ser presidente de nuevo”, insistió Rubiales. Pero Sánchez seguía sin comprender a que se refería su interlocutor: “No entiendo qué me dices”.

Rubiales empezó a escribir a partir de ese momento de forma compulsiva y con un aire desafiante. “En estos momentos el TAD está anulando mi convocatoria de elecciones. Y esto tira por tierra todos los proyectos que tenemos”, advirtió al jefe del Ejecutivo, en referencia al Mundial. “Y ocurre con el TAD de ahora, no con el de antes. DISCULPA QUE RECURRA A TI”. Un rato después, alguien contó a Rubiales que al final saldrían adelante las elecciones. “GRACIAS!! Sé que gracias a ti se ha hecho justicia”, envió a Sánchez, pensando que este había intervenido para reconducir el sentido de la votación.

Sin embargo, había sido un error. El TAD tumbó definitivamente sus ansiadas elecciones. Rubiales volvió a escribir a Sánchez 30 minutos después tras descubrir que se había equivocado. “Presidente, han anulado las elecciones. Increíble. No entiendo nada. Estoy abatido por las consecuencias de todo esto”, avisó de nuevo. “Buenas noches y GRACIAS DE TODOS MODOS”. Rubiales siguió enviando mensajes a Sánchez, pero al final del día solo obtuvo una lacónica respuesta de este. “Ánimo. Se pelea hasta el final. Buenas noches. Abrazo”.

Los mensajes forman parte de los Supercopa Files, una investigación de El Confidencial que ha permitido descubrir una larga lista de presuntas irregularidades en el órgano que rige el fútbol en España, como el pago de una comisión de intermediación a Gerard Piqué de 24 millones de euros por trasladar la Supercopa a Oriente Medio, la vinculación del sueldo de Rubiales a los resultados de Real Madrid y FC Barcelona en los torneos de LaLiga y la Copa del Rey, y la utilización de una empresa pantalla y una factura falsa para encubrir un espionaje a David Aganzo, presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), el principal sindicato de jugadores.

Las comunicaciones entre Luis Rubiales y Pedro Sánchez muestran a un presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) agresivo e incontrolado, capaz de pasar de la euforia a la cólera en cuestión de segundos, incluso con el presidente del Gobierno. Documentación, audios y mensajes de WhatsApp revelan que Rubiales escribió al líder socialista para felicitarle por sus resultados electorales, sus intervenciones en medios de comunicación y su gestión de la pandemia, pero también le escribió para denunciar una resolución del Tribunal Administrativa del Deporte (TAD) contraria a sus intereses o para pedirle veladamente el cese de la secretaria de Estado para el Deporte y presidenta del Consejo Superior de Deportes (CSD).

Luis Rubiales Pedro Sánchez Comité Olímpico Español (COE) Real Federación Española de Fútbol Javier Tebas Consejo Superior de Deportes (CSD)
El redactor recomienda