Es noticia
Menú
El poder económico anticipa el cambio de ciclo y da a Sánchez por 'amortizado'
  1. España
Afianzan la relación con Génova

El poder económico anticipa el cambio de ciclo y da a Sánchez por 'amortizado'

El Ibex se aleja del presidente y ve con buenos ojos las recetas económicas de Feijóo. La patronal vaticina un "otoño negro" tras el espejismo que supondrá el turismo en verano

Foto: Pedro Sánchez, junto al presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, y el de CEPYME, Gerardo Cuerva. (EFE/Emilio Naranjo)
Pedro Sánchez, junto al presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, y el de CEPYME, Gerardo Cuerva. (EFE/Emilio Naranjo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Que la estabilidad cotiza en bolsa es mucho más que una expresión, es una realidad que se percibe no solo en el parqué, sino también en la política. Pedro Sánchez ha trasladado a sus ministros que su intención es apurar la legislatura y seguir 18 meses más en la Moncloa. El deseo del presidente se antoja para muchos una misión imposible. Ya no es solamente el PP el que trabaja en un escenario de adelanto electoral, sino que los empresarios, según ha pulsado El Confidencial, también están ya en un 'cambio de ciclo'. A Sánchez se le está poniendo cara de 'pato cojo' y el final de su mandato puede ser agónico ante el "otoño negro" que pronostica la patronal por la falta de medidas efectivas para hacer frente a la inflación.

El Ibex y la banca reconocen en privado que la situación del Gobierno es de debilidad. En los últimos foros que ha organizado el presidente, han sido notables las bajas de los que antes acudían a aplaudirle enfebrecidos. Las previsiones del Ejecutivo no son creíbles para este sector, y menos cuando chocan con las del Banco de España y multitud de organismos internacionales que rebajan nuestra previsión de crecimiento y ponen en solfa la viabilidad del sistema de pensiones. "Los grandes empresarios van siempre al sol que más calienta y Sánchez está amortizado", sentencia un líder de la patronal.

Foto: La portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, interviene en el Congreso durante la comparecencia sobre el espionaje con Pegasus. (EFE/Fernando Alvarado)

Es conocido que estas empresas también encargan sus propias encuestas y, como en las que se han hecho públicas en el último mes, todas recogen el 'efecto Feijóo'. El cambio de liderazgo en el PP ha sido clave para el giro de la patronal. Con Pablo Casado acabó habiendo una relación tensa, especialmente con la CEOE, y los empresarios no vieron con buenos ojos la negativa a apoyar la reforma laboral. Muchos fueron los que llamaron a Casado para pedirle una abstención. Los mismos que años antes se la pidieron para evitar que Podemos entrase en el Gobierno. Quizá la falta de sintonía con parte del poder empresarial sea una de las palancas de su salida de Génova.

Las recetas de Feijóo suenan bien a los empresarios que afean al PSOE la falta de apoyo. Aquí la crítica más dura viene de los autónomos, que ven cómo el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha vuelto a anunciar una nueva subida de las cotizaciones. La propuesta que el PP llevó a Moncloa, en la que se pedía bajar el IRPF a las rentas de menos de 40.000 euros y un IVA superreducido para la luz y el gas hasta que se estabilice la inflación, tiene el aval de los empresarios.

Foto: Alberto Núñez Feijóo. (D.G.)
"Hay que pedir a Europa que nos permita bajar el IVA de la luz y el gas al 4%"
Pilar Gómez Vídeo: Patricia Seijas Fotografía: Daniel González

"El Gobierno no puede pedir un pacto de rentas mientras él sigue llenándose los bolsillos con la recaudación", reflexiona uno de los implicados, que señala que las medidas que se han implementado hasta el momento "son insuficientes". También alertan desde la pequeña y mediana empresa sobre el "espejismo" que supondrá este verano el turismo. Adelantan que los datos serán muy buenos, pero que detrás se esconde una "bomba de relojería". Ponen como ejemplo que si los precios siguen al alza, da igual lo lleno que tengas el bar porque los costes serán siempre mayores. Para ellos, la solución es deflactar en algunos sectores. Además, recuerdan que ahora vienen los vencimientos de los créditos de la pandemia y que hay establecimientos que no podrán seguir abiertos.

placeholder Sánchez ha confiado en Nadia Calviño y Yolanda Díaz para pilotar la recuperación económica. (EFE)
Sánchez ha confiado en Nadia Calviño y Yolanda Díaz para pilotar la recuperación económica. (EFE)

El malestar de este colectivo amenaza con canalizarse en las elecciones andaluzas. "Los pequeños empresarios van a votar a Juanma Moreno porque el PSOE nos ha abandonado", asegura un representante de este sector, que considera que al Gobierno de Sánchez solo le interesan los votos de los funcionarios y los jubilados. Las políticas de bajadas de impuestos de Andalucía y la Comunidad de Madrid son un faro, como también lo es Portugal, pero desde la patronal, un alto ejecutivo matiza que ellos no se fijan en las personas o los partidos, sino en las medidas. "Un ejemplo es que con este Gobierno se han acordado desde la reforma laboral hasta la subida del salario mínimo. Siempre nos tendrán cuando propongan cosas buenas para los trabajadores y las empresas", afirma la citada fuente, que insiste en que "no se debate de ideología", sino de que se agilicen los trámites burocráticos, se flexibilice el mercado laboral o se agilice el reparto de los fondos europeos.

El 'plan Marshall' europeo es precisamente la baza de Sánchez para dar la vuelta a las encuestas. El presidente está volcado en la economía y confía en que las buenas noticias empiecen a llegar en los próximos meses. Ha fiado la recuperación a su G-3 económico: las vicepresidentas Nadia Calviño y Yolanda Díaz y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. La bajada histórica del paro, por los llamados contratos fijos discontinuos, es el espejo donde mirarse. Espera que la luz y el gas se abaratarán drásticamente cuando Bruselas dé luz verde a la 'singularidad ibérica' que permite 'topar' los precios.

Foto: Sánchez viajó ayer a Jaén para apoyar al candidato a las andaluzas. (EFE/José Manuel Pedrosa)

En las grandes empresas, 'las cuentas de la lechera' no cuadran. El dinero de los fondos UE está estancado porque no se ejecutan y, lejos de esperar brotes verdes, se preparan para un escenario donde la inflación siga al alza por la guerra de Ucrania y los tipos de interés escalen. Ante la parálisis de Moncloa, cada vez hay más interlocución con el PP. Feijóo se ve como un referente en gestión y su equipo económico cuenta con contactos en diferentes sectores. Además del departamento capitaneado por Juan Bravo, también cuenta con asesores en la sombra, entre los que están la exministra Fátima Báñez o Cristóbal Montoro, que le hacen papeles. La exministra de Trabajo ha fichado como consejera de la filial de Iberdrola en EEUU. Ignacio Sánchez Galán toma posiciones. Con los sindicatos, la relación de Feijóo es "bastante buena", manifiestan desde su equipo. Hay más trato con el líder de UGT, José María Álvarez, que incluso acudió al congreso del PP en Sevilla.

La primera prueba de fuego de Sánchez serán los presupuestos de 2023. La ministra de Hacienda quiere presentar el techo de gasto en julio. La intención es aprobarlos, pero la mala relación con sus socios complica la aritmética. No es solo que ERC vote en contra, es que si se incluye el aumento del gasto en Defensa que el presidente ha anunciado, puede que salga de la ecuación Podemos. La lectura política dice que, aunque no logre sacar las cuentas, el presidente agotará la legislatura prorrogando las de 2022 y culpando a izquierda y derecha de boicotear la recuperación. Ya está preparando el terreno con la prórroga del decreto de medidas anticrisis. En el ámbito económico, dudan de que el país tenga la misma capacidad de resistencia que su presidente.

Que la estabilidad cotiza en bolsa es mucho más que una expresión, es una realidad que se percibe no solo en el parqué, sino también en la política. Pedro Sánchez ha trasladado a sus ministros que su intención es apurar la legislatura y seguir 18 meses más en la Moncloa. El deseo del presidente se antoja para muchos una misión imposible. Ya no es solamente el PP el que trabaja en un escenario de adelanto electoral, sino que los empresarios, según ha pulsado El Confidencial, también están ya en un 'cambio de ciclo'. A Sánchez se le está poniendo cara de 'pato cojo' y el final de su mandato puede ser agónico ante el "otoño negro" que pronostica la patronal por la falta de medidas efectivas para hacer frente a la inflación.

IVA Pablo Casado PSOE Nadia Calviño Partido Popular (PP) Pedro Sánchez
El redactor recomienda