Es noticia
Menú
El PP replica el 'efecto Moreno' en Castilla-La Mancha y podría desalojar a Page con Vox
  1. España
ELECCIONES AUTONÓMICAS

El PP replica el 'efecto Moreno' en Castilla-La Mancha y podría desalojar a Page con Vox

El PSOE continúa en caída libre mientras el bloque de la derecha se refuerza y sumaría mayoría absoluta en el histórico feudo socialista, según una encuesta de NC Report

Foto: El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, junto al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, junto al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

Desde el aterrizaje de Alberto Núñez Feijóo en Génova, el PP se ha adentrado en una luna de miel demoscópica que no solo se remite al ámbito nacional. En Andalucía, Juanma Moreno arranca la campaña mecido por unos sondeos que avalan su continuidad como presidente de la Junta, con la incógnita de si tendrá o no que hacer hueco a Vox en el nuevo Ejecutivo. Pero podría no ser el único feudo histórico del socialismo que cambie de bandera en los próximos meses. Una reciente encuesta de NC Report otorga a la suma de los populares y Vox la mayoría suficiente como para desalojar a Emiliano García-Page de Castilla-La Mancha, en el cargo desde 2015.

Según este análisis demoscópico, cuyo trabajo de campo se realizó entre el 2 y el 18 de mayo, el PP que encabeza Paco Núñez estaría en disposición de cosechar hasta 14 escaños en la próxima cita electoral, prevista para mayo de 2023. Los populares mejorarían en cuatro diputados su resultado de 2019, y estarían en disposición de sumar mayoría absoluta —fijada en 17 escaños— con Vox, que se estrenaría en el Parlamento autonómico con tres diputados.

Otros sondeos como el de Idus3, encargado por el Gobierno manchego para su uso interno, darían como ganador al PSOE con un 44,8% de los votos, frente al 31,86% de los apoyos que cosecharía el PP. Según la estimación de esta encuesta, realizada a través de 800 entrevistas entre el 16 y el 20 de mayo, en unos hipotéticos comicios el PSOE obtendría ente 18 y 19 diputados (actualmente cuenta con 19), el PP entre 11 y 12, y Vox conseguiría representación en el Parlamento manchego con entre 3 y 4 escaños (con un 9,54% de estimación de voto). Podemos y Ciudadanos, con un 5% y un 3,15% de los apoyos, respectivamente, se quedarían fuera.

Foto: Juanma Moreno y Alberto Núñez Feijóo, en Sevilla. (EFE / Julio Muñoz)

La encuesta de NC Report, sin embargo, no es tan optimista. El subidón del bloque de la derecha que pronostica el estudio se produce a costa del desgaste de la marca PSOE, que perdería la mayoría absoluta que firmó Emiliano García-Page en los últimos comicios. De los 19 escaños bajaría a 16 y, además, se dejaría por el camino casi 60.000 votos, lo que le permitiría salvar la noche, según este análisis, con el 39,5% de las papeletas. El PP le pisa los talones con el 37% de los apoyos y casi 400.000 electores, mientras que Vox pasaría del 7% al 11,1% de los votos. Ciudadanos desaparecería en un territorio más —hasta la fecha, ostenta cuatro diputados—, mientras que la coalición de Podemos e Izquierda Unida tampoco lograría representación.

En un momento en que, tal y como publicó El Confidencial, reina el desasosiego en las baronías socialistas por las malas perspectivas electorales de la marca, el mencionado estudio refleja una tendencia que ya se está dejando notar en Andalucía y que podría replicarse en otros territorios, empezando por Castilla-La Mancha. Aunque la mayoría sigue apostando por el PSOE, el 8,8% de los votantes que eligieron la papeleta de Emiliano García-Page en las últimas elecciones optaría ahora por Paco Núñez, mientras que otro porcentaje importante, el 7,7%, se quedaría en la abstención. Solo el 0,9% de los electores socialistas optaría por Vox.

El subidón del PP se debe, en parte, a que no pierde fuerza por la izquierda y se alimenta de un importante número de votantes arrepentidos tanto del PSOE como de Ciudadanos que, en conjunto, aportan las 83.642 papeletas más que obtendrían los populares. Vox, que mejoraría su marca en más de 42.000 votos, basa su crecimiento en las fugas de otros partidos. De celebrarse hoy elecciones, los de Santiago Abascal se nutrirían de un 19,6% de votantes habituales del PP; un 12% de Ciudadanos, y un 3,7% del PSOE, además de los propios.

La descomposición de Ciudadanos, que quedó patente en Madrid, Cataluña, Castilla y León y, previsiblemente, en Andalucía, también tiene reflejo en el sondeo de NC Report. Solo el 24% optaría por la misma papeleta que en 2019, mientras que la inmensa mayoría —45,1%— buscaría cobijo en el PP. Es el partido, además, con las bases más desmovilizadas (el 13% se quedaría en la abstención).

Foto:

El bloque de la izquierda también registra mucha menor actividad entre sus bases que en el caso de la derecha. De la totalidad de votantes que optarían en unos eventuales comicios por la abstención, casi el 60% procede de PSOE y de Podemos. Esa cifra baja hasta el 19% en el caso de actuales abstencionistas que en las últimas autonómicas votaron a PP o a Vox.

Así las cosas, el PP estaría en disposición de recuperar otro feudo histórico del socialismo, eso sí, de nuevo de la mano de Vox, que irrumpiría como tercera fuerza política. Tras un parón de siete años, el presidente del PP en Castilla-La Mancha se propone dar continuidad al hito que logró María Dolores de Cospedal en las autonómicas de 2011, cuando logró imponerse al PSOE en un ajustado recuento y poner punto y final a 30 años de hegemonía socialista.

Desde el aterrizaje de Alberto Núñez Feijóo en Génova, el PP se ha adentrado en una luna de miel demoscópica que no solo se remite al ámbito nacional. En Andalucía, Juanma Moreno arranca la campaña mecido por unos sondeos que avalan su continuidad como presidente de la Junta, con la incógnita de si tendrá o no que hacer hueco a Vox en el nuevo Ejecutivo. Pero podría no ser el único feudo histórico del socialismo que cambie de bandera en los próximos meses. Una reciente encuesta de NC Report otorga a la suma de los populares y Vox la mayoría suficiente como para desalojar a Emiliano García-Page de Castilla-La Mancha, en el cargo desde 2015.

Partido Popular (PP) Castilla-La Mancha
El redactor recomienda