Es noticia
Menú
"Casado tenía las condiciones para triunfar, pero fracasó. Su responsabilidad es total"
  1. España
ENTREVISTA CON EL EXPRESIDENTE AZNAR

"Casado tenía las condiciones para triunfar, pero fracasó. Su responsabilidad es total"

Aznar dice que FAES seguirá siendo una entidad privada, pero que la pone a disposición de Feijóo. Muy crítico con Vox, considera que su crecimiento solo hará que tarde más tiempo en reunificarse el centro derecha

Foto: El expresidente del Gobierno José María Aznar. (Sergio Beleña)
El expresidente del Gobierno José María Aznar. (Sergio Beleña)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Aznar padece el síndromes de todos, o casi todos, los expresidentes: acaban teniendo más interés por los asuntos internacionales que por los locales. En esta entrevista, sin embargo, no los rehúye. Al contrario. No escatima críticas a Pablo Casado ni a Vox, que considera un partido populista y antieuropeo. También habla de sus relaciones con el CNI, que reformuló durante su mandato. Tampoco el Rey emérito se escapa de su análisis, y de sus críticas veladas.

PREGUNTA. ¿Cómo ha observado el regreso fugaz del Rey emérito a España? ¿Debería haber hecho algún gesto de arrepentimiento?

RESPUESTA. En mi opinión, lo más importante que tenemos que hacer todos, y también el Rey emérito, es fortalecer la Corona como institución y fortalecer la posición del rey Felipe. Esa es nuestra obligación, y también la responsabilidad del Rey emérito. Debe tener dos ideas fundamentales. Fortalecer la institución, que hoy encarna su hijo, y preservar su legado histórico, que es asumible y defendible.

P. No parece que sea el caso. Ni siquiera ha dado muestras de arrepentimiento.

R. Los reyes tienen modos de actuar, modos de hacer las cosas, gestuales, por decirlo de esa manera, que tienen grandes trascendencias. Lo que tiene que hacer es concentrarse en esas dos cosas.

P. A veces da la sensación de que algunos que se declaran muy monárquicos son los principales culpables de su desgaste. Lo digo por el recibimiento en Sanxenxo.

R. Bueno… Cuerpo a tierra que viene los nuestros… A veces los amigos son los más complicados de gestionar. Yo no tengo una fe monárquica de nacimiento.

"Me parece que esa dicotomía entre monarquía y república es absurda, la Corona es útil a España porque garantiza la continuidad"

P. No me diga que era republicano de joven.

R. ¡Nooo! Tampoco. Es que me parece que esa dicotomía entre monarquía y república es absurda. Creo que la Corona es útil a España en cuanto que garantiza la continuidad histórica de la nación española. Más aún en un país cuyo principal problema son los territorios. O el separatismo, por llamarlo de forma más directa.

P. Hablando del célebre 'cuerpo a tierra que vienen los nuestros', ¿cómo ha visto la crisis del Partido Popular?

R. Pues muy positivamente. Quiero decir que el Partido Popular ha elegido a la persona adecuada y creo que España necesita un reformismo tranquilo, integrador, pero muy firme y decidido. Y Feijóo tiene esas características. Los españoles quieren cambiar y han encontrado en Feijóo una persona en la que se puede confiar.

Foto: El expresidente del Gobierno José María Aznar. (Sergio Beleña)
"Marruecos me echó un pulso y lo perdió. A este Gobierno se lo echó y ha ganado"
Carlos Sánchez Fotografía: Sergio Beleña Vídeo: Patricia Seijas

P. Preparando esta entrevista, he escuchado una que le concedió a Carlos Herrera en la COPE, el pasado 31 de enero, en la que usted decía: “Quiero dejar una cosa clara, yo apoyo a Pablo Casado y quiero que tenga éxito y sea presidente del Gobierno”. Las vueltas que da la vida.

R. Claro, las vueltas que da la vida. Había habido una cierta polémica por unas declaraciones mías en Valladolid y ya sabe usted que suelo decir lo que pienso y hablo con bastante claridad. Lo que digo es que en la vida política se tienen oportunidades. Yo tuve mi oportunidad. Usted es muy joven, pero cuando yo salí de Castilla y León salí con una mano delante y otra detrás. Es verdad que era quien tenía más popularidad en el Partido Popular entonces, pero me la jugué. Podía haber salido mal, pero salió bien. Pablo Casado tenía todas las condiciones para triunfar, pero fracasó. Su responsabilidad, en circunstancias difíciles, es total. Feijóo tiene enormes posibilidades por su capacidad y porque los españoles desean ese cambio.

"Vox es hijo de los errores del Partido Popular y es hijo del populismo vigente en el mundo de hoy. Es un partido antieuropeo"

P. También del propio desgaste del Gobierno, que no es mérito de Feijóo.

R. Obviamente, del desgaste. Es difícil encontrar a un Gobierno tan ‘troublemaker’ como este, una máquina de generar problemas. Creo que los españoles tienen cierta fatiga de un Gobierno que es una máquina de crear problemas, que no resuelve ninguno y que riega el país de discordias.

P. ¿Usted cree que se resuelve con la hipotética entrada de Vox en el Gobierno andaluz si gana Juanma Moreno? Fíjese en Castilla y León.

R. El futuro de Vox lo decidirán los votantes. A mí lo que me preocupa es el futuro del Partido Popular. Lo que necesita España es que el Partido Popular sea el eje vertebrador total del centro derecha. La política de Feijóo debe ser convertir al Partido Popular en un imán muy fuerte en términos de electores, pero también en una guía segura en términos de proyecto. Si el PP hace eso, liderará de una forma extraordinaria las posibilidades de cambio en España.

placeholder Foto: Sergio Beleña.
Foto: Sergio Beleña.

P. Lo que sucede es que Vox, que inicialmente apareció muy vinculado a cuestiones territoriales, en particular como contraposición al independentismo, se ha convertido ya en un serio competidor del PP. No parece que vaya a volver al redil político del centro derecha. Esto ya no son los primeros años noventa, cuando usted recogió los restos del naufragio de otros partidos.

R. No es el mismo caso, pero eso no quiere decir que la política tenga que cambiar, lo que va a requerir es más tiempo. Vox es hijo de los errores del Partido Popular y es hijo del populismo vigente en el mundo de hoy. El Partido Popular tiene una gran responsabilidad, y lo mismo que se necesitó un cierto tiempo para agrupar a toda la derecha de la izquierda, ahora, para recomponer el centro derecha, digo que debe reforzarse el eje central, que es el Partido Popular. Por eso es tan importante la responsabilidad de Feijóo, que la tuvo también Casado, porque si no acierta en esa responsabilidad, Vox es un competidor importante y aprovechará sus oportunidades.

P. ¿Se puede gobernar con Vox, cuyos valores, en muchos casos, están muy alejados de los de la Unión Europea, donde los partidos populares son mayoría?

R. Yo no me planteo un escenario poselectoral, lo digo sinceramente, me planteo un escenario electoral. Lo que tenemos que hacer es concentrarnos en tener más diputados, lo otro es secundario. Yo sé las diferencias que tenemos con Vox. Vox es un partido que no es proeuropeo, que es antieuropeo; que no defiende el actual sistema autonómico, que es la base de la Constitución española, y es un partido que adopta medidas populistas que están distanciadas de lo que piensa el Partido Popular. Eso es lo que debe administrar Vox, lo que debe administrar el PP es representar a la mayoría de españoles.

"Feijóo sabe que tiene a FAES a su disposición. Esta fundación va a seguir siendo totalmente privada, va a seguir diciendo lo que piensa"

P. La salida de Casado tuvo que ver con una confrontación con la presidenta de la Comunidad de Madrid, que defiende, precisamente, sus alianzas con Vox. ¿Feijóo y Ayuso tienen proyectos diferentes o vamos hacia una cohabitación dentro del PP?

R. Es el mismo proyecto con diferentes estilos, y eso es muy bueno. Lo que es incomprensible es que tengas en tu partido a uno de los mayores activos de la política española y tu política consista en acabar con ella en lugar de sumar ese activo a tu posición. Eso se hizo, eso es absurdo. Los estilos distintos forman parte de los equipos más brillantes. Hay que tener buenos equipos en este mundo político que está lleno de mediocridad, lleno de mediocridad [lo remarca], lleno de deseos simples, de gente con el único deseo de estar por estar, sin ideas, sin proyecto, sin iniciativas.

placeholder José María Aznar. (Sergio Beleña)
José María Aznar. (Sergio Beleña)

P. A lo mejor eso tiene que ver con que la política cada vez está más alejada del pensamiento. Usted mismo desgajó FAES del PP, con quien ya no tiene nada que ver más allá de la ideología, pero no orgánicamente. ¿Volverá con Feijóo?

R. Alberto Núñez Feijóo sabe que tiene esta fundación a su disposición. Esta fundación va a seguir siendo totalmente privada, va a seguir diciendo lo que piensa. Nuestra función es estimular el debate. Defendemos unas políticas liberales, abiertas, y las vamos a seguir defendiendo. El problema se produce cuando las personas que están al frente de los gobiernos o de las políticas no saben lo que es tener ideas. Hay personas que no saben lo que es tener ideas, que no saben lo que es defender valores ni principios, que simplemente les da igual defender A, Z o B porque lo importante es estar, y nada más. Y eso es lo que desgraciadamente estamos viviendo en España. Es insólito: desde Cicerón a Lincoln. Cicerón decía que para ser libres tenemos que ser esclavos de la ley, hoy diríamos fieles a la ley. Lincoln decía que si queríamos ser libres teníamos que abrazar la razón y luego ser leales a la Constitución. Bien, usted tiene hoy un Gobierno en España, como es el de la Generalitat catalana, que todos los días hace un ejercicio para ver cómo se salta la legalidad, cómo la incumple. Es insólito, y es una demostración de la profunda esterilidad de la política nacionalista en Cataluña. Lo malo es que el Gobierno de España es cómplice de esa política. La ley en España no es el problema, el obstáculo es saltarse la ley, saltarse la regla.

"Corrupción hay en todos los países, en todas partes. Hay en las empresas, en los medios de comunicación, en la sociedad, en el fútbol…"

P. No me negará que gracias a la política de apaciguamiento, por llamarla de alguna manera, el independentismo está cada vez más debilitado.

R. Quien está colaborando es el Gobierno en el incumplimiento de la ley. Hay una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que establece que hay que enseñar en castellano el 25% y se está pensando en incumplir la sentencia con el apoyo del Partido Socialista de Cataluña. La situación no mejora, empeora. Cosa distinta es que piensen que no ha llegado el momento de volver a hacer lo que hicieron. Pero ellos han dicho que cuando tengan la menor oportunidad lo van a volver a intentar.

placeholder Foto: Sergio Beleña.
Foto: Sergio Beleña.

P. ¿Qué le parece la idea de Arrimadas de suprimir el término 'nacionalidades' de la Constitución?

R. Ese es un debate que no tiene sentido. Durante 40 años hemos hecho un ejercicio de responsabilidad. El problema no es ese, el problema es que no se respete la Constitución, que no se respete la ley. Si pones en cuestión los pilares de la Transición, si pones en cuestión la ley, si pones en cuestión la Constitución, evidentemente es cuando comienzan los problemas. Lo que falla es la política.

P. Falla la política o fallan los políticos…

R. Falla la política porque fallan los políticos. Si pregunta qué falla en Latinoamérica, falla la política; si me pregunta por EEUU, lo que hay es un nivel de confrontación, de enconamiento, absolutamente increíble, fallan las políticas capaces de extender puentes. Y fallan porque no hay políticos que sean capaces de interpretar la realidad.

placeholder José María Aznar. (Sergio Beleña)
José María Aznar. (Sergio Beleña)

P. ¿Cuándo descubrieron los políticos que polarizar da votos?

R. En España, a partir del año 2004 alguien descubrió que volver a la guerra civil podía dar votos. Por eso digo que la política no puede ser un ejercicio de sembrar discordia, pero para eso hay que compartir algunos objetivos. El PSOE fue un gran partido, una gran organización, una gran maquinaria electoral, pero ya no lo es. ¿Qué es el PSOE? Estar, estar para lo que sea, incluso para colaborar con quienes quieren eliminar el sistema. Hay que recuperar las políticas que devuelvan confianza y esperanza a los ciudadanos.

P. ¿Se puede borrar la historia de un partido no hablando de su corrupción o, simplemente, vendiendo la sede? No falta arrepentimiento…

R. Corrupción hay en todos los países, en todas partes. Hay en las empresas, en los medios de comunicación, en la sociedad, en el fútbol… Ahora, si me dicen: España es un país corrupto, digo no. Hay episodios, sí; hay gente corrupta, sí, pero España es un país que todavía funciona razonablemente. El sistema institucional funciona, pero lo tenemos que defender.

"Busqué a un general y le di dos instrucciones: los servicios secretos no pueden ser noticia y hagan lo que tengan que hacer cumpliendo las normas"

P. Puede haber otro tipo de corrupción, más sutil, y desgraciadamente, en el pasado, el antiguo Cesid, hoy el CNI, estuvo implicado. ¿Cómo ha visto lo que ha sucedido en las últimas semanas?

R. Cuando yo fui elegido presidente del Gobierno, busqué a un veterano general y le dije, mire, va a ser usted el director del Cesid y le voy a dar dos únicas instrucciones: los servicios secretos no pueden ser noticia, y la segunda, hagan ustedes lo que tengan que hacer siempre cumpliendo las normas. Luego yo intenté dar un paso que no creo que saliera bien, que fue abrir la Inteligencia. Es decir, como sucede en otros países, que parte de la sociedad pudiera comprometerse para colaborar con la Inteligencia. No creo que saliera bien, pero tampoco todo puede salir bien. Los servicios de Inteligencia no pueden ser utilizados para determinadas cosas.

P. Supongo que usted recibiría informes periódicos de los servicios de Inteligencia, ¿cree posible que en un asunto tan sensible el presidente del Gobierno desconociera que se estaba escuchando a algunos líderes independentistas?

R. Yo no puedo contestar por lo que dice el presidente, pero en este Gobierno pasan cosas muy raras. Claro que yo recibía informes sobre cuestiones que afectan a la seguridad del país. El centro es, fundamentalmente, un centro de análisis, y claro que me los pasaban.

Aznar padece el síndromes de todos, o casi todos, los expresidentes: acaban teniendo más interés por los asuntos internacionales que por los locales. En esta entrevista, sin embargo, no los rehúye. Al contrario. No escatima críticas a Pablo Casado ni a Vox, que considera un partido populista y antieuropeo. También habla de sus relaciones con el CNI, que reformuló durante su mandato. Tampoco el Rey emérito se escapa de su análisis, y de sus críticas veladas.

Pablo Casado Partido Popular (PP) José María Aznar
El redactor recomienda