Es noticia
Menú
Sánchez y sus ministros renuncian a ejercer como acusación particular en el caso Pegasus
  1. España
LA GENERALITAT INTENTÓ PERSONARSE

Sánchez y sus ministros renuncian a ejercer como acusación particular en el caso Pegasus

Los miembros del Gobierno dejan su representación en manos de la Abogacía del Estado, cuya denuncia dio origen al procedimiento el pasado 3 de mayo

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE/Emilio Naranjo)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE/Emilio Naranjo)

Pedro Sánchez no se ha personado como perjudicado en la investigación que instruye la Audiencia Nacional sobre Pegasus. El magistrado le ofreció entrar en el caso como acusación particular ante los supuestos ataques que sufrió su teléfono móvil en mayo de 2021, pero fuentes jurídicas explican a El Confidencial que tanto el presidente como los ministros Fernando Grande-Marlaska, Margarita Robles y Luis Planas, también afectados por el presunto espionaje, no han respondido a su proposición.

De esta manera, los miembros del Gobierno dejan la defensa de sus intereses en manos de la Abogacía del Estado, cuya denuncia dio origen al procedimiento el 3 de mayo: "Manifiesta que mediante el análisis de los dispositivos móviles del presidente del Gobierno y de la ministra de Defensa (...) se ha tenido conocimiento de que los mismos fueron objeto de varias infecciones por la herramienta Pegasus —'software' espía de dispositivos móviles—, entre los meses de mayo y junio de 2021", explicaba el auto. A la denuncia presentada se acompañan sendos informes del Centro Criptológico Nacional, "referidos a los dispositivos móviles del presidente del Gobierno y de la ministra".

Foto: Pedro Sánchez y Félix Bolaños. (EFE/Emilio Naranjo)

La Abogacía presentó esta denuncia cuando ERC y Junts pedían explicaciones a Moncloa sobre el presunto espionaje al entorno independentista con Pegasus, por lo que el anuncio sobre los supuestos ataques a los móviles de Sánchez y Robles dio un vuelco a la situación. A mediados de mayo, los servicios jurídicos del Estado ampliaron además su denuncia, apuntando a que entre los perjudicados también se encuentran los ministros del Interior y Agricultura, Fernando Grande-Marlaska y Luis Planas.

La Generalitat intentó personarse

Una vez abierta la investigación, el magistrado ofreció personarse a los miembros del Gobierno como perjudicados, tal y como había solicitado la Fiscalía. Pese a ello, ni el presidente ni los ministros han dado este paso en las últimas semanas, lo que choca con el intento de la Generalitat de entrar en el caso como acusación popular.

La solicitud de la Administración catalana llegó a la Audiencia Nacional el 10 de mayo. En ella, pedían al magistrado que tuviera "por comparecida a esta parte en calidad de acusación popular" y que entregara "copia de las actuaciones", para lo que apuntaban a la "gravedad extrema de estas actividades ilícitas y el ataque a los derechos fundamentales de las personas afectadas". Sus servicios jurídicos se apoyaban así en el informe de Citizen Lab que apuntaba a que al menos 65 personas vinculadas al independentismo catalán también fueron espiadas con el sistema Pegasus, pero el magistrado echó por tierra la idea de que pudieran personarse como acusación popular.

Foto: El abogado Gonzalo Boye, uno de los afectados por el espionaje de Pegasus. (EFE/Dalmau)

Según argumentaba en su auto, no existe una habilitación legislativa específica para que personas jurídicas como la Generalitat puedan ejercer la acción popular: ni la Ley de Enjuiciamiento Criminal ni la normativa autonómica permiten inferir que las entidades públicas tengan esta facultad en el procedimiento penal. La Administración catalana ya ha recurrido esta decisión, pero las fuentes consultadas prevén que será rechazada, lo que cierra la puerta a su personación y, por tanto, a acceder a las diligencias.

A esto se suma que el titular del juzgado de instrucción 32 de Barcelona, José Antonio Cruz de Pablo, ha acordado este mismo mes el sobreseimiento provisional de la investigación sobre el presunto espionaje con Pegasus al expresidente del Parlament y actual 'conseller' de Empresa, Roger Torrent, y al concejal de ERC en Barcelona Ernest Maragall. Tras dos años de pesquisas, el juez da carpetazo al caso al no poder identificar a los responsables.

Con este archivo provisional y el rechazo de la Audiencia Nacional a que la Generalitat ejerza como acusación, el independentismo queda por ahora en segundo plano en el caso Pegasus: la principal investigación solo se centra en los ataques a miembros del Gobierno y estos han dejado su representación en manos de la Abogacía.

Pedro Sánchez no se ha personado como perjudicado en la investigación que instruye la Audiencia Nacional sobre Pegasus. El magistrado le ofreció entrar en el caso como acusación particular ante los supuestos ataques que sufrió su teléfono móvil en mayo de 2021, pero fuentes jurídicas explican a El Confidencial que tanto el presidente como los ministros Fernando Grande-Marlaska, Margarita Robles y Luis Planas, también afectados por el presunto espionaje, no han respondido a su proposición.

Audiencia Nacional Pedro Sánchez Fernando Grande-Marlaska Margarita Robles Luis Planas
El redactor recomienda