Es noticia
Menú
El Constitucional declara ilegal el voto a distancia de Puigdemont para investir a Torra
  1. España
TRAS EL RECURSO DE CIUDADANOS

El Constitucional declara ilegal el voto a distancia de Puigdemont para investir a Torra

. “A través de esta delegación los referidos diputados confirieron a otro miembro de la Cámara el ejercicio de su derecho de voto sin expresar su sentido", advierte

Foto: Los expresidentes de Cataluña Carles Puigdemont y Quim Torra. (EFE)
Los expresidentes de Cataluña Carles Puigdemont y Quim Torra. (EFE)

El Tribunal Constitucional ha declarado ilegal el voto a distancia del que hicieron uso Carles Puigdemont y el 'exconseller' Toni Comín en 2018 para la sesión de investidura del que fue su sucesor, el 'president' Quim Torra. El Pleno del tribunal atiende así el recurso interpuesto por Ciudadanos y, como adelantó El Confidencial el pasado sábado, tumba los acuerdos con los que la Mesa de la cámara baja de Cataluña dio luz verde a la participación del líder independentista cuando se encontraba huido de la Justicia.

“El tenor de la delegación de voto efectuada por Puigdemont y Comín no se ajusta a la única interpretación del art. 95 del Parlamento de Cataluña que permite considerar esta norma conforme a la Constitución”, concluye la sentencia del tribunal, de la que ha sido ponente Juan Antonio Xiol Ríos y que cuenta con los votos particulares de dos magistrados que se han desmarcado del resto. “A través de esta delegación los referidos diputados confirieron a otro miembro de la Cámara el ejercicio de su derecho de voto sin expresar su sentido, rompiendo con ello el principio de personalidad del voto que constituye un límite infranqueable a cualquier delegación de voto”, argumenta.

Foto: Carles Puigdemont, Quim Torra y Elsa Artadi, este jueves en Berlín (Foto: Europa Press)

La votación se produjo en el último tramo de la aplicación del artículo 155 tras el referéndum de 2017. Cataluña se encontraba en un impás que se alargaba desde diciembre de 2017, cuando las elecciones que convocó el Gobierno de Mariano Rajoy dieron la victoria a la suma de los partidos independentistas. Torra era el elegido por el propio Puigdemont para reemplazarle y tenía serias dificultades para obtener los apoyos necesarios. No obtuvo la mayoría absoluta en la primera votación y en la segunda necesitaba de la abstención de la CUP para blindar la investidura. Cada voto contaba y la Mesa del Parlament permitió que Puigdemont y Comín entraran en escena.

Tras examinar los acuerdos al respecto, el Constitucional incide ahora en que estos votos a distancia fueron ilegales: "La delegación otorgada, al no precisar los debates en los que podía ejercerse ni su duración, se efectúo con un carácter marcadamente genérico que es incompatible con la naturaleza excepcional que ha de tener la delegación", resume el tribunal en un comunicado. "Junto a ello se sostiene también que el supuesto de incapacidad prolongada, que fue el aplicado y es uno de los casos en los que (...) cabe la delegación de voto, ha de entenderse referido 'a situaciones imprevisibles, en el sentido de que no dependen de la voluntad del parlamentario'".

Foto: El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont. (EFE)

Llegados a ese punto, el tribunal recuerda que en “el caso enjuiciado tiene especial trascendencia la circunstancia en que se encuentra quien voluntariamente ha decidido eludir la acción de la jurisdicción penal española y sobre el que pesa una orden judicial de busca y captura e ingreso en prisión". Consecuentemente, considera evidente que el voto a distancia de Puigdemont y Comín nunca tuvo "como finalidad salvaguardar otros valores constitucionales que se consideren merecedores de protección”

Apoyándose en este razonamiento, los magistrados concluyen que la Mesa llevó a cabo una interpretación que no es conforme al artículo 23 de la Constitución, en el que se establece que "los ciudadanos tienen el derecho a participar en los asuntos públicos, directamente o por medio de representantes". Sus acuerdos vulneraron este artículo, pues "permitir a los diputados a quienes se había otorgado la delegación que determinaran el sentido del voto delegado lesiona el principio de personalidad del voto".

El Tribunal Constitucional ha declarado ilegal el voto a distancia del que hicieron uso Carles Puigdemont y el 'exconseller' Toni Comín en 2018 para la sesión de investidura del que fue su sucesor, el 'president' Quim Torra. El Pleno del tribunal atiende así el recurso interpuesto por Ciudadanos y, como adelantó El Confidencial el pasado sábado, tumba los acuerdos con los que la Mesa de la cámara baja de Cataluña dio luz verde a la participación del líder independentista cuando se encontraba huido de la Justicia.

Tribunal Constitucional Carles Puigdemont Toni Comín