Es noticia
Menú
Argelia exhibe su "luna de miel" con Italia mientras va recortando la relación con España
  1. España
Crisis con Argel

Argelia exhibe su "luna de miel" con Italia mientras va recortando la relación con España

Las relaciones de Argelia con sus amigos están fundamentalmente basadas en "la confianza y en la palabra dada y que no cambia", afirmó el presidente argelino, Abdelmadjid Tebboune

Foto: El presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboune, visita Italia. (EFE/Ettore Ferrari)
El presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboune, visita Italia. (EFE/Ettore Ferrari)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

A las autoridades de Argelia no se les pasa el enfado por el alineamiento del presidente Pedro Sánchez con Marruecos en el conflicto del Sáhara Occidental. El presidente argelino concluyó, el viernes, una visita de Estado de tres días a Roma, comparando veladamente la fidelidad de Italia en su amistad con Argelia con la supuesta deslealtad de España.

Las relaciones de Argelia con sus amigos están fundamentalmente basadas en "la confianza y en la palabra dada y que no cambia", afirmó Tebboune en el discurso que pronunció el jueves pasado en Roma. "Cualquier incremento de la producción [de hidrocarburos de Argelia] deberá estar orientado, en función de la demanda, hacia Italia, país amigo, que podrá convertirse en distribuidor para Europa", anunció.

Foto: El rey Mohamed VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE/Mariscal)

Las alusiones a España de Tebboune ponen de relieve que el enojo de Argelia con el Gobierno español perdura más de dos meses después de que, el 18 de marzo, un comunicado del rey Mohamed VI revelase que España renuncia a su tradicional neutralidad en el conflicto del Sáhara y respalda la solución que preconiza Marruecos para resolverlo.

Al cerrar, con esa gran concesión, la crisis con Marruecos, Pedro Sánchez abrió otra con Argelia. "El jefe del Gobierno [español] lo ha roto todo con Argelia, afirmó Tebboune el 23 de abril en una entrevista en televisión. El choque con la primera potencia económica del Magreb se ha cronificado y, probablemente, dure hasta el final de la legislatura en España, según prevén diplomáticos de ambos países. Pese a sus esfuerzos, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, no ha logrado establecer una interlocución con la diplomacia argelina pese a haber pedido ayuda a Josep Borrell, Alto Representante de la UE. "Mientras Sánchez sea desautorizado por el Congreso —y ya van tres veces— sobre el Sáhara, mientras ese cambio de política suponga un desgaste interno para él, desde Argel no van a aceptar normalizar la relación", afirma un diplomático europeo acreditado en Argelia.

Las palabras de Tebboune en Roma contradicen, en parte, las aspiraciones expresadas dos días antes en Davos por Sánchez. "España, la península ibérica y, diría yo, el sur de Europa, tendrán la oportunidad de dar una respuesta a esta dependencia energética de la energía fósil de Rusia", declaró allí en una entrevista con la televisión CNBC.

Foto: Una planta de tratamiento de gas en Argelia, en una imagen de archivo. (Reuters/Bensemra)

Esa respuesta que menciona Sánchez tendría dos pilares. Las seis plantas de regasificación del Gas Natural Licuado (GNL) que posee España y que suponen el 37% de la capacidad de Europa, aunque para poder exportarlo sería necesaria una mejor interconexión con Francia que la de los dos pequeños gasoductos que existen hoy en día. El segundo pilar consistiría en reforzar la relación energética con el vecino argelino.

Esta ya empezó a decaer cuando, por orden del presidente Tebboune, se cerró el 30 de octubre el gasoducto Magreb-Europa que cruzaba Marruecos. A través de ese tubo llegaba a España el grueso del gas argelino. Ahora solo funciona el Medgaz que, sumergido a través Mediterráneo, enlaza ambos países, pero desde principios de año el flujo ha disminuido un 12%.

No está claro si con esa rebaja Sonatrach, la empresa pública de hidrocarburos argelina, intenta presionar a sus clientes españoles, empezando por Naturgy, en la negociación en curso sobre revisión de precios. Toufik Hakkar, presidente de Sonatrach, dejó caer el 1 de abril que sería España el cliente al que más subiría las tarifas. Desde principios de año, EEUU ha superado a Argelia como primer suministrador de gas de España. En lo que va de año, solo el 22% del gas consumido es importado de Argelia, mientras que en 2021 ese porcentaje rondó en 45%.

Foto: El presidente español, Pedro Sánchez (i), saluda a su homólogo estadounidense, Joe Biden. (EFE/Pool/Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa)

No transcurre una semana desde finales de marzo sin que las autoridades argelinas manifiesten, mediante declaraciones o la adopción de medidas, su irritación con su vecino español. Los inmigrantes argelinos, como los marroquíes, regresan masivamente de vacaciones en verano a su país y por eso su compañía pública aérea (Air Algérie) y su naviera (Algérie Ferries) aumentan sus frecuencias. El Ministerio de Transportes argelino anunció el 20 de mayo el plan para el verano que congela los vuelos (solo cuatro semanales entre Argel y Barcelona) y las travesías con España (solo una semanal entre Alicante y Orán), lo que dificultará ese vaivén entre las dos orillas del Mediterráneo.

El asunto fue debatido el martes pasado en la comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Popular Nacional (Parlamento argelino). Mohamed Hani, su presidente, justificó la decisión de Transportes, aunque reconoció que perjudicaría a los inmigrantes. "Algunas decisiones son adoptadas por las autoridades superiores y, si Dios quiere, encontraremos soluciones alternativas para la comunidad" argelina en el extranjero. "En algunas ocasiones, hay cosas más importantes", añadió. "La elección de los destinos [aéreos y navales] es una decisión soberana". "No hemos suprimido los vuelos, pero no hemos añadido ninguno", concluyó. Argelia sigue permitiendo a Vueling e Iberia operar entre ambos países, pero con muy pocas frecuencias.

La restricción en los transportes se añade a otras muchas represalias tomadas desde que el embajador de Argelia en España, Said Moussi, fue llamado a consultas el 19 de marzo. Entre ellas destacan la suspensión de la importación de carne de vacuno española, cuyas exportaciones anuales rondaban los 55 millones de euros anuales —ahora se compra en Francia— y la suspensión, desde el 2 de abril, de las repatriaciones de inmigrantes irregulares llegados a España por mar.

Foto: El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares. (EFE/Chema Moya)

La tensión con España contrasta con la "luna de miel" que vive Argelia con Italia. Las autoridades y la prensa argelina la ponen en valor, dando así a entender al Gobierno español que su apuesta por Marruecos le ha hecho perder muchas oportunidades. Tebboune concluyó el viernes su viaje a Roma, pero este fue precedido por las visitas a Argel del primer ministro, Mario Draghi, y del ministro de Exteriores, Luigi di Maio.

Este sensacional reforzamiento de los lazos de Argelia e Italia ha causado inquietud en el Gobierno español, según reveló a mediados de abril la agencia de prensa económica Bloomberg. Diplomáticos italianos y españoles mantuvieron conversaciones después de que "se recrudeciera la preocupación en Madrid de que su acceso a los hidrocarburos [argelinos] pudiera resultar afectado", precisó. "Fueron contactos meramente informativos en los que quedó claro que la relación italo-argelina no perjudicará a España", precisó una fuente italiana de alto nivel.

Foto: Foto: Pixabay/Leuchtturm81.

Cuando se implementen los acuerdos recién firmados en Roma y Argel, Draghi estará a punto de lograr su objetivo: convertir a Argelia en el primer proveedor energético de Italia, por delante de Rusia. Ya el mes pasado, Sonatrach y ENI, su equivalente italiano, pactaron aumentar en unos 9.000 millones de metros cúbicos anuales las exportaciones de gas a Italia a través del gasoducto Transmed que desemboca en Sicilia. Podría así llegar a bombear 30.000 millones anuales.

Durante la visita a Roma suscribieron también un memorándum de entendimiento para el desarrollo de campos de gas e hidrógeno verde en Argelia. El propio Tebboune anunció, por último, que se reactiva el proyecto de un cable submarino eléctrico entre ambos países que pasaría a través de Cerdeña.

A las autoridades de Argelia no se les pasa el enfado por el alineamiento del presidente Pedro Sánchez con Marruecos en el conflicto del Sáhara Occidental. El presidente argelino concluyó, el viernes, una visita de Estado de tres días a Roma, comparando veladamente la fidelidad de Italia en su amistad con Argelia con la supuesta deslealtad de España.

Argelia Sáhara
El redactor recomienda