Es noticia
Menú
El regreso del rey Juan Carlos y su inviolabilidad desgarran la coalición
  1. España
PODEMOS PRESIONA A SÁNCHEZ

El regreso del rey Juan Carlos y su inviolabilidad desgarran la coalición

El PSOE rechaza abrir el debate sobre la reforma de la Constitución y tumbará las iniciativas de sus socios para investigar los negocios irregulares del emérito en el Congreso

Foto: El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique. (EFE/Zipi)
El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique. (EFE/Zipi)

La resaca de la primera visita del Rey emérito a España después de casi dos años en Abu Dabi ha reabierto las heridas de la coalición gubernamental en las cuestiones que afectan a la Casa Real. El PSOE no oculta su malestar respecto a la falta de explicaciones por parte de don Juan Carlos, que más bien desafió a Moncloa —e importunó a Zarzuela— cuando fue preguntado por la cuestión. "¿Explicaciones de qué?", dijo durante su estancia en Sanxenxo. Su regreso a España ha levantado una ola de indignación entre los socios parlamentarios del Gobierno, empezando por Unidas Podemos, desde cuya formación exigen a Sánchez actuar contra la inviolabilidad del rey y acabar con la "impunidad" de la institución.

"La inviolabilidad que ha permitido al emérito delinquir sin reproche penal sigue vigente para Felipe VI y para Leonor, si en algún momento llega a reinar. Es un problema estructural de la democracia", ha remarcado el portavoz de los morados en el Congreso, Pablo Echenique, que ha lanzado un nuevo órdago al socio mayoritario de la coalición. "La pelota está en el tejado del PSOE", ha subrayado.

En los últimos días, y coincidiendo con la controvertida visita del emérito, Podemos ha intensificado la presión sobre el PSOE para avanzar en el camino de la reforma de la inviolabilidad o, al menos, para que los socialistas apoyen las iniciativas parlamentarias orientadas a investigar los casos judiciales que han asolado al Rey emérito, y por cuyas causas se expatrió a Abu Dabi el pasado 3 de agosto de 2020.

El resto de socios de Sánchez, desde ERC a Bildu, han remado también en el mismo sentido e instan al jefe del Ejecutivo a tomar medidas más "contundentes" contra "un señor que va descojonándose de la gente desde su coche", como ha criticado en este caso Gabriel Rufián. "Juan Carlos es el mejor republicano que tiene este país", ha ahondado el portavoz de ERC, recriminando la actitud "chulesca" del Rey en los últimos días. Además de la petición de investigación, fuerzas como Bildu han retado al PSOE a quitar a don Juan Carlos su título de emérito. "Si el Gobierno está tan decepcionado por la falta de explicaciones del emérito, seguro que no boicotearán ninguna comisión de investigación. Seguro que se lo replantean", desafiaba el portavoz del PDeCAT, Ferrán Bel.

Foto: La reina Sofía, en Miami. (EFE/Giorgio Viera)

Pero el PSOE no responderá a las exigencias de Podemos ni del resto de fuerzas nacionalistas. Al menos, de momento. Aunque Moncloa no ha ocultado su irritación por la falta de explicaciones del emérito y por la falta de discreción con la que se ha desarrollado su visita, el PSOE se ha reafirmado en su postura habitual y ha avanzado que rechazará todas las iniciativas parlamentarias orientadas a investigar los negocios irregulares del don Juan Carlos, al entender que las aclaraciones del emérito deben producirse en el ámbito público, pero no en el Congreso. "Siempre hemos cerrado esa vía y mantenemos nuestra posición", ha subrayado el portavoz de los socialistas en la Cámara Baja, Héctor Gómez.

Foto: La portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez. (EFE/Fernando Alvarado)

Tampoco se plantea el socio mayoritario de la coalición abordar en estos momentos una reforma para limitar la inviolabilidad del rey. Es un debate que, en estos momentos, permanece completamente "cerrado" a pesar de que fue el propio Pedro Sánchez el que valoró esta posibilidad poco después de que el Rey abdicado huyese a Emiratos Árabes. Cualquier cambio en ese sentido implicaría una modificación de la Constitución y, por tanto, Sánchez necesitaría una mayoría reforzada en la Cámara Baja que solo sería posible con el PP.

"Se ha perdido una oportunidad mayúscula para dar explicaciones al conjunto de la ciudadanía", se han limitado a valorar los socialistas. "Esperábamos argumentos de peso respecto a su forma de proceder en los últimos años", algo que en el PSOE estiman clave para incentivar la "transparencia" y el "fortalecimiento" de la Casa Real como institución.

Foto: Susana Díaz, en la comisión de investigación de la Faffe. (EFE/José Manuel Vidal)

Este lunes, Juan Carlos I abandonó España al filo de las 22:00 horas de la noche después de un encuentro de 11 horas en Zarzuela, donde mantuvo una larga conversación con su hijo, Felipe VI, y almorzó con parte de la familia real. El emérito coincidió con doña Sofía, que no participó en el almuerzo tras dar positivo en covid a su regreso a Miami. Al finalizar la jornada, la Casa Real emitió un comunicado en el que informó de que, durante su charla, padre e hijo trataron "asuntos familiares" y las "consecuencias" de los acontecimientos que han sucedido en España desde la expatriación del Rey abdicado. Zarzuela utilizó como marco de referencia para las actuaciones de don Juan Carlos la misiva que envió a su hijo el pasado 5 de marzo, en la que el emérito subrayó la posibilidad de volver a España de forma permanente.

La resaca de la primera visita del Rey emérito a España después de casi dos años en Abu Dabi ha reabierto las heridas de la coalición gubernamental en las cuestiones que afectan a la Casa Real. El PSOE no oculta su malestar respecto a la falta de explicaciones por parte de don Juan Carlos, que más bien desafió a Moncloa —e importunó a Zarzuela— cuando fue preguntado por la cuestión. "¿Explicaciones de qué?", dijo durante su estancia en Sanxenxo. Su regreso a España ha levantado una ola de indignación entre los socios parlamentarios del Gobierno, empezando por Unidas Podemos, desde cuya formación exigen a Sánchez actuar contra la inviolabilidad del rey y acabar con la "impunidad" de la institución.

PSOE