Es noticia
Menú
Génova llama al orden a los barones e impone silencio en la polémica de las nacionalidades
  1. España
Ante el congreso de Madrid

Génova llama al orden a los barones e impone silencio en la polémica de las nacionalidades

En el PP se achaca el "error" de Bendodo a que en la cúpula "son muchos en pocos puestos y hablando en medios". Moreno, Mañueco, López Miras y Rueda estarán con Ayuso en el congreso de Madrid

Foto: Alberto Núñez Feijóo (2i) y los presidentes autonómicos de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (i), Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y Murcia, Fernando López Miras. (EFE/Lavandeira Jr)
Alberto Núñez Feijóo (2i) y los presidentes autonómicos de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (i), Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y Murcia, Fernando López Miras. (EFE/Lavandeira Jr)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Silencio. Esta ha sido la orden que desde Génova se ha trasladado a los barones para sofocar la polémica generada por las declaraciones del número tres del partido, Elías Bendodo, que prendió la mecha al afirmar en una entrevista en 'El Mundo' que España era “plurinacional”. Pese a que el andaluz rectificó rápidamente y el propio Alberto Núñez Feijóo intentó zanjar los comentarios aclarando que es una “obviedad” que no es así, el PP es un hervidero. Ante el temor a que al líder gallego se le vaya de las manos su primera crisis, dirigentes autonómicos han confirmado a El Confidencial que desde la dirección nacional se les ha pedido no hacer declaraciones sobre este asunto. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, dejó claro al ser preguntada en 'El programa de Ana Rosa' que “el PP es un partido nacional que atiende peculiaridades de las comunidades”, sin entrar a valorar las palabras de Bendodo.

Los barones del PP coincidirán precisamente este viernes en el congreso del partido en Madrid. Feijóo quiere paz y, según confirman en el partido, está “molesto” con el traspié del coordinador general. “Él es muy cuadriculado y le gusta tener todo bajo control”, explican los que le conocen. El fin de semana el foco estará puesto en los populares, ya que también se celebra el cónclave del PP gallego para encumbrar a Alfonso Rueda. El partido está sumido en la campaña de las andaluzas y aunque los sondeos son favorables, algunos ya advierten de que Vox es una amenaza que no deja de crecer. “Ellos aprovechan cualquier error y que nosotros hablemos de Estado plurinacional es un regalo”, advierte un parlamentario que recuerda el fantasma de Castilla y León, donde se pasó de encuestas con mayoría absoluta a contar cada voto la noche electoral.

Foto: El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Lavandeira)

En el partido no se dan por satisfechos con la justificación de que fue un “error” que un miembro de la dirección nacional hable de España “plurinacional”. Hay quienes lo achacan a la “tricefalia” que se ha establecido en Génova, en alusión a las funciones “poco claras” del coordinador general, Elías Bendodo; de la secretaria general, Cuca Gamarra, y del vicesecretario de Organización, Miguel Tellado. “Falta delimitar las funciones en la cúpula”, argumentan los que tachan de “muy gordo” lo que ha pasado en un tema “especialmente sensible”. En esta línea, recalcan que “son muchos para pocos puestos” y que al final “se pisan” en sus intervenciones en los medios.

Desde que en el congreso de Sevilla se estableció el reparto de poder, lo cierto es que Bendodo es el que más exposición mediática tiene. Es el portavoz 'de facto' del partido. “Él ha pedido hablar”, dicen en Génova, donde corren bromas, incluso sobre el tamaño de los despachos de cada uno de los implicados. El andaluz se va a volcar ahora en la campaña y espera desembarcar completamente en Madrid después de que Juanma Moreno revalide la presidencia si no hay sobresaltos de última hora con Vox. Bendodo será nombrado senador por designación autonómica, como Tellado y el propio Feijóo. “Hay que elegir bien a los portavoces”, ahonda uno de los fontaneros de la etapa de Mariano Rajoy. Entre los populares, no se oculta que algunos “tienen ganas” a los andaluces porque entienden que se les dio demasiado protagonismo en la era pos-Casado. Sus atribuciones chocan frontalmente con las que tradicionalmente tenía el número dos.

Foto: El próximo presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo (EFE)

Cuca Gamarra está al margen de las tripas del partido y volcada en el Grupo Popular en el Congreso. La próxima semana se debería confirmar si sigue al frente en el Congreso, donde el diputado José Antonio Bermúdez de Castro suena para ascender, aunque sea en labores más ejecutivas. Aquí también estaba previsto dar alas a un andaluz y el nombre de Carlos Rojas se daba por seguro para ser el nuevo portavoz. Ahora Gamarra pelea por mantener ese cargo y entre los diputados se destaca su labor, así como la buena sintonía con el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, interlocutor del Gobierno con los partidos. Para la mayoría, lo que no tiene sentido es que se la nombrase número dos sin darle atribuciones: “Bendodo ocupa todo el espacio”.

Pero el número tres también tiene su contrapoder y no es otro que Tellado. “Él es el único que tiene hilo directo con Feijóo”, puntualizan desde el partido. El que fuera secretario general del PP gallego lleva más de una década con Feijóo. Está llevando todo el peso de las listas de las municipales y autonómicas, pero no quiere foco. “Cumple las órdenes del jefe y ya”, explica un dirigente autonómico que le alaba el tono “conciliador” a la hora de plantear las exigencias de Feijóo sobre las candidaturas. El calendario impide a Bendodo estar volcado con las municipales y autonómicas de 2023. Hasta después de verano no podrá dejar Sevilla formalmente y las principales alcaldías deben estar ya cerradas.

Foto: El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Xoán Rey)

Junto a la queja de que “hay mucho jefe y poco indio” está el debate de fondo, que empezó con la visita de Alberto Núñez Feijóo a Barcelona. El tono y el mensaje que lanzó en el Círculo de Economía sacudieron al partido en Cataluña al referirse a la “nacionalidad catalana”. Las réplicas llegaron a los defensores de las esencias ideológicas del PP. Esta vez no eran los de siempre, porque el sentimiento de que hay que cuidar el mensaje sobre la nación y evitar el “galleguismo” es mayoritario. Hay coincidencia en que se da munición a Vox. “Feijóo está viendo lo difícil que es Madrid. Esto no es Galicia, donde lo controlaba todo”, concluye un parlamentario.

Silencio. Esta ha sido la orden que desde Génova se ha trasladado a los barones para sofocar la polémica generada por las declaraciones del número tres del partido, Elías Bendodo, que prendió la mecha al afirmar en una entrevista en 'El Mundo' que España era “plurinacional”. Pese a que el andaluz rectificó rápidamente y el propio Alberto Núñez Feijóo intentó zanjar los comentarios aclarando que es una “obviedad” que no es así, el PP es un hervidero. Ante el temor a que al líder gallego se le vaya de las manos su primera crisis, dirigentes autonómicos han confirmado a El Confidencial que desde la dirección nacional se les ha pedido no hacer declaraciones sobre este asunto. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, dejó claro al ser preguntada en 'El programa de Ana Rosa' que “el PP es un partido nacional que atiende peculiaridades de las comunidades”, sin entrar a valorar las palabras de Bendodo.

Partido Popular (PP) Alberto Núñez Feijóo Juanma Moreno
El redactor recomienda