Es noticia
Menú
El Constitucional prepara para junio una sentencia favorable a la ley del aborto
  1. España
Amplio consenso

El Constitucional prepara para junio una sentencia favorable a la ley del aborto

El borrador del ponente estará listo a finales de este mes y la intención es deliberar en junio, tras las elecciones andaluzas

Foto: Foto: EFE/Joédson Alves.
Foto: EFE/Joédson Alves.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El Tribunal Constitucional prepara una sentencia favorable a la ley del aborto aprobada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero hace ahora 12 años. La constitucionalidad del texto, en vigor desde 2010, suscita un amplio consenso entre los magistrados del tribunal de garantías, pese a alguna discrepancia menor. El TC está, además, dispuesto a cumplir la promesa de su actual presidente, Pedro González-Trevijano, de acabar con la disfuncionalidad que ha supuesto aparcar la deliberación de un recurso de amparo durante dos sexenios. La intención es deliberar a finales de junio, una vez se celebren las elecciones en Andalucía, indican fuentes jurídicas consultadas por El Confidencial.

La ponencia corresponde al magistrado Enrique Arnaldo, que asumió todos los asuntos que dejó pendientes uno de los miembros del TC con el mandato cumplido, Andrés Ollero. Designado a propuesta del Partido Popular, precisamente la formación que presentó el recurso, el borrador que prepara Arnaldo es, sin embargo, contrario a las pretensiones de esta formación que impugnó, entre otros puntos de la norma, los plazos que permiten desde entonces el aborto libre en España en las 14 primeras semanas de gestación y la ampliación hasta las 22 en caso de malformaciones en el feto o enfermedad grave de la embarazada. Su propuesta estará terminada a finales de mayo, pero el estudio en pleno se aplazará para no interferir en los comicios regionales.

Foto: Oración contra el aborto ante la Corte Suprema de los Estados Unidos. (Tom Brenner/Getty)

El recurso del PP se oponía a que, para abortar en esas primeras semanas, no fuera necesario que concurriese ninguna causa objetiva o situación característica de conflicto objetiva que permitiera justificar, al menos formalmente, el sacrificio de la vida humana del 'nasciturus', algo que a su juicio iba contra el artículo 15 de la Constitución, que reconoce que "todos tienen derecho a la vida". Precisamente uno de los motivos de la tardanza en dictar sentencia fue la postura del anterior ponente, Ollero, que consideraba la norma inconstitucional sin lograr reunir los apoyos suficientes para sacarla adelante.

Incluso en el PP la sensibilidad al respecto ha ido evolucionando. El mejor ejemplo es la postura de Rajoy. Aunque se comprometió a derogar la ley, nunca cumplió su promesa. El partido se limitó a sacar adelante en 2015 una proposición de ley en el Congreso que obligaba a las menores a tener consentimiento paterno para interrumpir un embarazo. Se encuentra en vigor desde entonces.

En el medio, la nueva ley

En el calendario que maneja el TC han irrumpido los planes del Gobierno, que ya desarrolla una nueva ley de interrupción del embarazo impulsada por la ministra de Igualdad, Irene Montero. Aunque el Gobierno espera aprobar el anteproyecto en el próximo Consejo de Ministros, la tramitación de la norma —que debe pasar por informes previos y por el recorrido parlamentario— sitúa su entrada en vigor dentro de más de un año. Para hacerse una idea sobre los tiempos, basta con comprobar que el anteproyecto de la ley de garantía integral de la libertad sexual, conocida como ley del 'solo sí es sí', fue aprobado en marzo de 2020 y aún continúa tramitándose en la Cámara Baja.

Foto: La ministra de Igualdad, Irene Montero. (EFE/Víctor Lerena)

El retraso del Constitucional supera la década. El PP presentó el 1 de junio de 2010 el recurso de inconstitucionalidad contra la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, que permitía abortar libremente en España en los tres primeros meses de embarazo. El escrito del recurso contra la norma que impulsó la que fuera ministra de Igualdad entonces, la socialista Bibiana Aído, estaba firmado por 50 diputados encabezados por el entonces líder del PP, Mariano Rajoy, y su portavoz parlamentaria, Soraya Sáenz de Santamaría.

Ante este escenario, lo más probable es que la actual ley continúe en vigor y sin sobresaltos mientras se tramita la nueva, que llegaría muy justa frente a las generales de 2023. El texto llevaba negociándose varios meses, de hecho, la intención del departamento que dirige Irene Montero es que estuviera listo a finales de año. Incluye varias medidas que competen también a otros ministerios como el de Sanidad, Justicia e Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. En los últimos días, se han ido conociendo algunas de las medidas que quieren incorporar a la ley, como el considerar como un tipo de violencia los vientres de alquiler. También se prevé eliminar la exigencia que introdujeron los populares de que las chicas de 16 y 17 años necesiten el permiso paterno para abortar.

El Tribunal Constitucional prepara una sentencia favorable a la ley del aborto aprobada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero hace ahora 12 años. La constitucionalidad del texto, en vigor desde 2010, suscita un amplio consenso entre los magistrados del tribunal de garantías, pese a alguna discrepancia menor. El TC está, además, dispuesto a cumplir la promesa de su actual presidente, Pedro González-Trevijano, de acabar con la disfuncionalidad que ha supuesto aparcar la deliberación de un recurso de amparo durante dos sexenios. La intención es deliberar a finales de junio, una vez se celebren las elecciones en Andalucía, indican fuentes jurídicas consultadas por El Confidencial.

Aborto Tribunal Constitucional Irene Montero
El redactor recomienda