Es noticia
Menú
Marlaska trató la crisis con Marruecos junto a su homólogo de EEUU con el móvil vigilado
  1. España
Relaciones internacionales

Marlaska trató la crisis con Marruecos junto a su homólogo de EEUU con el móvil vigilado

El ministro se reunió en Madrid con el secretario de Seguridad de Estados Unidos y ambos abordaron la situación tras la entrada masiva de personas en Ceuta en mayo de 2021

Foto: El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska (i), y el secretario de Seguridad Nacional estadounidense, Alejandro Mayorkas (d). (EFE/Hidalgo)
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska (i), y el secretario de Seguridad Nacional estadounidense, Alejandro Mayorkas (d). (EFE/Hidalgo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, mantuvo una intensa agenda internacional durante las semanas que tuvo su móvil infectado por Pegasus. Fuentes del Gobierno informan de que el máximo responsable de las fuerzas de seguridad del Estado de España fue espiado entre el 7 y el 26 de junio de 2021, coincidiendo con la crisis diplomática con Marruecos a raíz de la entrada masiva de migrantes en Ceuta. La actividad más relevante en ese periodo fue la reunión que mantuvo con su homólogo de Estados Unidos, el secretario de Seguridad, Alejandro Mayorkas. En el encuentro se abordó precisamente la relación con el país magrebí.

El encuentro se celebró el 23 de junio, apenas tres días antes de que terminase el espionaje sobre el teléfono móvil del ministro. Al terminar su encuentro, ofrecieron una rueda de prensa conjunta en la sede del Ministerio del Interior. Se pronunciaron sobre la entrada de golpe en mayo de 10.000 personas en la ciudad autónoma con la connivencia de las autoridades marroquíes. Coincidieron en que aquello "no fue una crisis migratoria" y se les preguntó sobre una posición común en cuanto a la soberanía del Sáhara occidental. A esto último, de vital importancia para Marruecos, no contestaron. Quedaban todavía 10 meses para que España virase su política exterior en ese asunto para apoyar la postura marroquí, como previamente ya había hecho Estados Unidos.

placeholder Fernando Grande-Marlaska, junto a Alejandro Mayorkas, en la sede del Ministerio del Interior en Madrid. (EFE)
Fernando Grande-Marlaska, junto a Alejandro Mayorkas, en la sede del Ministerio del Interior en Madrid. (EFE)

La reunión entre ambos duró media hora en la que Grande-Marlaska admitió haber hablado, sobre todo, de Marruecos y la crisis de Ceuta. A los periodistas les dijo que Interior y otros ministerios estaban "trabajando en silencio y con la fortaleza necesaria para restablecer unas relaciones importantes entre países amigos, fraternos, con muchas cosas en común y con muchos desafíos". Otro de los aspectos que se trataron en el encuentro fue precisamente la ciberdelincuencia. En ese momento, el ministro no sabía que tenía el móvil infectado con un 'software' de espionaje. Es una herramienta de fabricación israelí que permite acceder a todo lo que haya almacenado en el teléfono.

La auditoría que ha hecho del móvil del ministro el Centro Criptológico Nacional (CCN) ha cifrado en seis gigas la cantidad de material robado de su terminal. Es más de lo que les quitaron al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a la ministra de Defensa, Margarita Robles, los otros dos miembros del Gobierno afectados. Las plataformas que han investigado y desvelado los detalles de esta herramienta de espionaje sostienen que también es capaz de activar en remoto el micrófono o la cámara del móvil y escuchar y ver lo que hace su portador.

Foto: Logo del Grupo NSO. (Reuters/Dado Ruvic)

Desde que hace varios años comenzaron a conocerse los efectos de la herramienta Pegasus, Marruecos ha figurado siempre como uno de los clientes principales. Distintas plataformas que se dedican a investigar el uso dado a este 'spyware' indican que la empresa israelí creadora del programa NSO tiene decenas de clientes en todo el mundo.

Contabilizan cerca de 50.000 números de teléfonos seleccionados para ser espiados, de los que solo 10.000 corresponden a la lista elaborada por el cliente marroquí de NSO. Entre ellos, hay opositores al régimen de Mohamed VI, activistas o periodistas críticos, como el redactor de El Confidencial Ignacio Cembrero, experto en asuntos del Magreb. Según 'The Guardian', Marruecos trabajó con una lista de 200 números españoles.

Foto: Pedro Sánchez reunido con el rey Mohamed VI. (EFE/Mariscal)

Mayorkas era el primer miembro de la nueva Administración de Joe Biden en visitar España. En aquellas semanas, el ministro acudió a consejos de ministros en la Moncloa, despachó con sus responsables policiales y servicios de Información, incluso compareció en la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados. Un ministro del Interior participa en multitud de reuniones en las que se abordan materias muy sensibles. También celebró la Junta de Seguridad del País Vasco con el consejero vasco de Seguridad y vicelendakari, Josu Erkoreka. Era la primera vez que se convocaba desde hacía cuatro años. Se trata del organismo de coordinación entre administraciones.

Antes de eso, el 8 de junio, Grande-Marlaska, acudió con su móvil bajo vigilancia a una reunión de ministros del Interior en Luxemburgo. El ministro defendió que el derecho a la libre circulación dentro del espacio sin fronteras Schengen es un elemento "esencial" que no debe verse limitado por razones de seguridad porque la UE tiene otras herramientas de vigilancia y control. Ese mismo día, había mantenido una videoconferencia con el secretario general de Interpol, Jürgen Stock.

placeholder Fernando Grande-Marlaska y Josu Erkoreka, durante la Junta de Seguridad del 18 de junio de 2021. (EFE)
Fernando Grande-Marlaska y Josu Erkoreka, durante la Junta de Seguridad del 18 de junio de 2021. (EFE)

El espionaje al ministro Grande-Marlaska se ha conocido apenas unos minutos antes de que el Gobierno comunicase de forma oficial el cese de Paz Esteban como responsable del Centro Nacional de Inteligencia. El Ejecutivo lo enmarca en una mera sustitución ajena a las críticas de los socios parlamentarios de Sánchez, que pidieron dimisiones al conocer que hubo decenas de líderes independentistas espiados por Pegasus. Acusaron directamente al CNI de vigilarlos ilegalmente. En plena crisis, el propio Ejecutivo dio a conocer que Sánchez y Robles también fueron víctimas de la herramienta.

Desde la oposición, les acusan de haber puesto en peligro la imagen del CNI en busca de una coartada para cesar a Paz Esteban y contentar así a los nacionalistas. En medio de esta polémica, Grande-Marlaska ha condecorado recientemente al número dos de los servicios secretos. El galardonado es el secretario general del centro, Arturo Relanzón Sánchez-Gabriel, segundo de la ya ex responsable Paz Esteban.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, mantuvo una intensa agenda internacional durante las semanas que tuvo su móvil infectado por Pegasus. Fuentes del Gobierno informan de que el máximo responsable de las fuerzas de seguridad del Estado de España fue espiado entre el 7 y el 26 de junio de 2021, coincidiendo con la crisis diplomática con Marruecos a raíz de la entrada masiva de migrantes en Ceuta. La actividad más relevante en ese periodo fue la reunión que mantuvo con su homólogo de Estados Unidos, el secretario de Seguridad, Alejandro Mayorkas. En el encuentro se abordó precisamente la relación con el país magrebí.

Fernando Grande-Marlaska Estados Unidos (EEUU) Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Moncloa Rey Mohamed VI
El redactor recomienda